Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Crida pel Finançament pide recuperar el espíritu de 2017 para cambiar la financiación autonómica

11/06/2020 - 

VALÈNCIA. (EP) La Crida pel Finançament llama a recuperar el espíritu de la manifestación que salió a la calle en València el 10 de junio de 2017 para lograr el cambio del modelo de financiación autonómica, con la meta de mejorar la vida de los valencianos y garantizar un futuro de libertad, igualdad y justicia social.

Tres años después, el movimiento lamenta la falta de resultados que pone de manifiesto la crisis del coronavirus. "No solo somos una comunidad autónoma infrafinanciada, sino que no recibiremos los fondos necesarios para hacer frente a la pandemia ni a la reconstrucción", alerta en un comunicado.

Fue "la primera manifestación unitaria para denunciar el expolio fiscal que sufre el pueblo valenciano", con el apoyo de centenares de entidades y personas vinculadas a varios sectores. Más allá de los datos de participación, la Crida recuerda que supuso "un éxito y un acierto al poner en la agenda la situación de infrafinanciación y de discriminación en los Presupuestos Generales del Estado (PGE)".

Esta protesta "sirvió para transmitir que la infrafinanciación afecta negativamente las condiciones de vida y condiciona el autogobierno y el futuro como pueblo" de la Comunitat, por lo que la plataforma cree que sentó el camino para "hacer frente a centenares de años de expolio".

Un camino caracterizado por "la transversalidad, la horizontalidad, la colaboración, la unidad y la movilización social sostenida en el tiempo para obligar el gobierno de Madrid a sentar a negociar con los legítimos representantes de los valencianos".

Boicot

Todo ello, critica la Crida, "a pesar del boicot evidente y manifiesto de una parte del 'establishment' político, social, empresarial y sindical que vio que había nacido una iniciativa unitaria y plural al margen de las estructuras tradicionales y jerárquicas que caracterizan las estructuras de poder".

De hecho, asegura que intentaron controlar las reivindicaciones y las movilizaciones para "evitar los contagios" con los procesos de otros territorios. "Las convocatorias que desde determinadas plataformas excluyentes creadas con posterioridad se hicieron, así como su hoja de ruta basada en una dinámica exclusivamente institucional, han puesto en evidencia su fracaso porque no abrieron ningún proceso de negociación real sobre la financiación del País Valencià a pesar de declaraciones institucionales, fotos o viajes".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email