X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de noviembre y se habla de policía local energía fotovoltaica VGP circuito del motor dealz
GRUPO PLAZA

colegios profesionales

Cristina Peris: «La administración debe vigilar los servicios de logopedia que externaliza»

18/02/2019 - 

VALÈNCIA.-Las anomalías craneofaciales son enfermedades raras de carácter congénito que requieren la intervención de un logopeda para su tratamiento. Cristina Peris es especialista en este campo, uno de los muchos que abordan los profesionales de la comunicación humana. En nuestro país seguimos sin entender de qué va la logopedia, una disciplina tan sanitaria como la odontología o la nutrición. Por este motivo, la presidenta del Colegio de Logopedas de la Comunitat quiere una mayor presencia en los hospitales públicos. Ha llegado la hora de dar visibilidad a un colectivo que, hasta hace bien poco, asociábamos con el entorno escolar.

— ¿Seguimos confundiendo al logopeda con el maestro de Audición y Lenguaje?

— Es cierto que hoy en día todavía pasa, a pesar de que los perfiles profesionales están muy bien definidos, puesto que los logopedas somos profesionales clínico-sanitarios y los maestros de Audición y Lenguaje son docentes. De hecho, algunos casos escapan a sus competencias y requieren de un abordaje especializado o multidisciplinar. Entonces nos toca colaborar.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

— ¿No sería más interesante integrar al logopeda en el organigrama de los centros?

— No solo interesante; imprescindible diría yo. En Cataluña ya existen los CREDA, servicios educativos específicos formados por logopedas, psicopedagogos y audioprotesistas. Aquí no hay nada. Para mí no tiene sentido que un alumno deba recibir un tratamiento logopédico especializado, por cuenta propia y fuera del horario escolar. Otro ejemplo es que un maestro de Audición y Lenguaje no puede abordar casos de disfagia o decir que un niño necesita una traqueotomía.

* Este artículo se publicó originalmente en el número de febrero de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email