GRUPO PLAZA

proceso de formación 

Cuenta atrás para reclutar funcionarios sin las oposiciones clásicas

Foto: KIKE TABERNER
22/09/2022 - 

VALÈNCIA. La consellera de Justicia Gabriela Bravo ha puesto en varias ocasiones en tela de juicio la manera en la que se producen las pruebas de acceso a la Función Pública. En concreto, porque en cualquier oposición las pruebas memorísticas acaban teniendo un peso considerable sin que los aspirantes puedan demostrar realmente su capacidad y cualificación para ocupar el puesto al que aspiran. Por este motivo, meses atrás la consellera del ramo anunció que estaba dispuesta a cambiar el sistema de arriba abajo de manera que la Generalitat diseñara un nuevo modelo de oposiciones que incluyera unas prácticas remuneradas al final del proceso selectivo al estilo de los médicos residentes (MIR).

Con este telón de fondo, este miércoles Bravo clausuró en el Centre de Cultura Contemporánea del Carme las Jornadas hacia un nuevo modelo de selección en la Función Pública. Una cita que inauguró el president de la Generalitat, Ximo Puig, el martes y que sirvió, tanto para disipar las dudas que ha generado este nuevo modelo de selección de personal funcionario, como para iniciar la cuenta atrás para que arranque este 'programa piloto' que busca, en definitiva, reclutar talento en la Administración valenciana. 

En esta primera remesa, la propuesta va dirigida a los grupos de mayor nivel de la Generalitat: se ofertan 80 plazas de Administración General de grupo A1 y 70 plazas de Ingeniería Informática (también de esta escala) en el marco de la Oferta Pública de Empleo de 2022. En ambos casos los opositores se enfrentarán a pruebas de conocimientos específicos, tanto teóricos como prácticos, que se dividirán en dos fases

Primero los estudiantes deberán superar dos pruebas: un examen teórico de 160 preguntas -de un temario que no será extenso- y otro de 40 preguntas prácticas, y cada parte supondrá un 25% de la puntuación total del proceso selectivo. Aquellos que aprueben -pues será eliminatorio-, pasarán a la segunda fase, donde deberán superar un "curso selectivo de formación teórico práctica" que durará cuatro meses

En su momento, el informe encargado por la Conselleria de Administración Pública para innovar en los procesos de selección de personal funcionario y que fue tutelado por el profesor Miguel Sánchez Morón especificaba que cada persona tendría asignada un tutor que evaluaría sus progresos tras pasar por varios departamentos de la Generalitat y sus prácticas serían remuneradas

Cuando este proceso de formación termine tendrán que presentarse a una primera prueba de "competencias generales" y una segunda en la que se les presente un caso práctico que deberán resolver tras la experiencia adquirida en su formación. En total, habrá transcurrido un año desde que se presentaron al primer examen

Precisamente, Morón fue quien ofreció la primera conferencia en la jornada del martes, en la que pudo hablar de cómo es el acceso a la función pública en España, los desafíos que tiene y de qué manera se puede innovar. Más tarde pudieron participar Carles Ramió, catedrático de Ciencia Política, que hizo una exposición sobre la automatización, inteligencia artificial y trabajo híbrido en la Administración Pública; Rafael Jiménez, quien ofreció una conferencia en la que se expusieron dudas sobre cómo transformar las 'viejas' oposiciones. También estaba prevista la intervención de Josefa Cantero para que expusiera nuevos perfiles profesionales, sin embargo no pudo asistir por motivos de salud y su participación fue leída por Javier Cuenca; y Mikel Gorriti, que habló sobre formas para evaluar destrezas y capacidades de los aspirantes.

En la jornada de clausura también participó Jordi Sevilla, exministro de Administraciones Públicas, para hablar de las oportunidades y desafíos de las reformas de la función pública; Icíar Pérez, que expuso la renovación de los sistemas de selección de personal; Stéphane Vanderveken, quien habló de la experiencia de la Oficina Europea de Selección de Personal (EPSO); y Antonio Peña, que en definitiva desgranó el informe tutelado por Morón. 

352 plazas en la OPE de 2022

Disipadas el grueso de las dudas, Bravo anunció que la OPE de la Generalitat de 2022 incluirá las primeras 352 plazas a las que se accederá únicamente mediante oposición y sin concurso de méritos, es decir, que en la nota final no contarán los puntos adquiridos por la experiencia previa en las administraciones públicas. El próximo mes de octubre se publicará el detalle de qué puestos son los que saldrán a oposición en esta modalidad.

Respecto al proyecto piloto, se implementará "un curso verdaderamente selectivo en la nueva Escuela Valenciana de Administración Pública (EVAP)" que incluirá, además de formación "un periodo de desempeño en diversos puestos de la Administración" y que será "evaluado y determinante para el ingreso final en la Generalitat".

En este sentido, recordó que con el objetivo de mejorar el reclutamiento de personal y garantizar el principio de igualdad de oportunidades, en la ley de Función Pública valenciana, aprobada en 2021 la Generalitat se obligaba a convocar al menos el 50% de las plazas de la oferta anual mediante el sistema de oposición libre". Para la consellera, con esta medida no solo se garantiza la igualdad de oportunidades sino que además se atrae "talento joven a la Administración". Para ello, aseguró que la Generalitat aumentará su presencia en las universidades y centros de educación superior: "Queremos que los jóvenes miren la Función Pública como una oportunidad laboral atractiva, estable y con perspectivas de futuro".

Al respecto, recordó el anuncio realizado el martes por el president de la Generalitat, Ximo Puig, de ampliar el programa de becas, "para que 700 jóvenes que quieran optar a un puesto de trabajo en la Administración Pública cuenten con una ayuda de 700 euros al mes".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme