Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Juan Margolles fotografía el cauce

De cabo a rabo: un recorrido emocional y temporal por el río Turia

3/11/2016 - 

VALENCIA. Jorge Manrique ya lo advertía: “nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar”. Pero no fue el poeta el único ni tampoco el primero que vio el agua como símbolo de vida, tanto de su inicio, transcurso y fin, un desenlace siempre salado. Pocas cosas sorprenderían a un río que, desde sus orillas, ha visto levantarse y caer civilizaciones. No se libra de esto Valencia, que se erige en torno a un río Turia que poco tiene que ver con lo que una vez fue. Testigo y protagonista de los cambios de la ciudad, los ha visto llegar y marchar, unas aguas que un día desbordaron y ahora escasean. Hoy el río hace un alto en el camino para mirar en su interior a través del proyecto fotográfico de Juan Margolles, bajo el título Turia (no se puede cruzar dos veces el mismo río), en el que el autor busca, más que realizar un trabajo documental, sacar de este recorrido su parte emocional, la de él como artista y la del propio espacio.

Recién salido del horno, el proyecto fue premiado hace apenas unos días en el Festival Internacional de Fotografía Contemporánea Scan de Tarragona, donde obtuvo el galardón FULL CONTACT 2016, un programa dedicado a artistas emergentes en el que participaron 24 fotógrafos seleccionados por el festival a través de una convocatoria abierta. La elección de Margolles como el mejor de los proyectos de esta tercera edición le llevará a presentar en 2017 su trabajo en la Fundación Forum, una muestra que espera también traer pronto a la ciudad donde vide. La serie toma el río Turia como si fuera una línea de tiempo, siendo este desde su nacimiento hasta la desembocadura testigo de los modelos políticos, de cambios económicos y del desarrollo social acontecidos en la historia contemporánea de toda la región, un paseo que pone la vista en el último siglo aunque, también, es reflejo de los dieciséis años que Margolles lleva viviendo en Valencia, desde que aterrizara de su Argentina natal.

“El río es la historia de cambios constantes. Es verdad que cuando vienes de fuera tienes que hacer muchos más cambios en esa búsqueda por la adaptación al medio, te preguntas si ha merecido la pena, que te adaptes o no. Cuando llegué a Valencia era mas rural y ahora soy más urbanita. Esta es una metáfora del cambio constante, un balance de lo que he tenido que hacer en estos dieciséis años, desde los que son intranscendentes a los que me han definido como persona. Tiene mucho que ver con ser inmigrante”, explica el fotógrafo, cuyo proyecto también ha sido becado por la organización Vegap-Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos, una organización sin ánimo de lucro que representa en España a más de cien mil autores de todo el mundo.

Del embalse franquista al gigante de Calatrava

Aunque rehúye de dotar a la colección de imágenes de un carácter historicista estricto lo cierto es que cada una de las postales parece capturar un momento del país. Con un punto de partida rural, es aguas abajo donde se encuentran sus dos grandes embalses, “construcción fetiche que caracterizó todo el período franquista”, señala el propio fotógrafo. Ya en la ciudad de Valencia, en los años 60 su cauce fue desviado por el sur dejando a la capital del Turia sin su río. En la actualidad, un zoológico, un teatro para ópera y el acuario más grande de Europa se articulan “sin complejos” sobre el antiguo cauce que cruza la ciudad para “desembocar” en La Ciudad de las Artes y las Ciencias, un complejo arquitectónico de estética futurista y dimensiones faraónicas que completa la extraordinaria metamorfosis del paisaje.

"La Ciudad de las Artes y las Ciencias no deja de ser una metamorfosis brutal en lo meramente formal, es el lugar más fotografiado pero yo intento buscar puntos sugerentes, mi trabajo es mucho más intima, muy sugerente. No lo planteo como crítica medioambiental ni son todo monstruosidades. Se trata de mostrar que entre el chorrito de agua y la Ciudad de las Artes pasan muchas cosas". Margolles inició su particular viaje en 2013, años en los que ha recorrido senderos a pie, caminos en bicicleta y trayectos largos en coche para capturar aproximadamente 3.000 fotografías, que han pasado a tres centenares y, de nuevo, espera reducir el relato a unas 50 postales que finalmente compongan la futura exposición. “Te lleva mucho tiempo y necesitas tranquilidad, el algo que me toca emocionalmente”, explica el fotógrafo, que actualmente trabaja en la edición del libro de Turia (no se puede cruzar dos veces el mismo río).

“Por sus características, el río Turia se ofrece como un espacio para la reflexión y resume como ningún otro la idiosincrasia de todo un pueblo, refleja aciertos y fracasos, sueños, complejos, miserias y riquezas. Aquí, el poder político ha determinado el concepto contemporáneo de progreso y el río se presenta, ya no como metáfora sino como evidencia de cambio constante; una extraña condición que invita a sus pueblos a asumir un pasado desdibujado, un presente desconcertante y un futuro incierto”. Precisamente reconoce que, si el camino ha sido rico, son las conclusiones lo más interesante, aunque prefiere presentar el proyecto sin ellas para que el espectador saque las suyas propias. "Las conclusiones son abiertas. Me gusta mostrar, ofrecer lo que he visto y cómo lo he visto para que cada uno saque su propia lectura. No sé si se han hecho barbaridades,pero está así porque lo hicimos, refleja a todo un pueblo: los aciertos y los errores; los complejos y las virtudes. Eso es lo más interesante".

El argentino Juan Margolles, que estudió en la Academia Superior de Artes Visuales M. Malharro, ha expuesto su obra en espacios como el Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM); Museo de Bellas Artes J. Bonadeo (Argentina), el Museo de Arte Contemporáneo Vojvodina (Serbia); la galería de arte contemporáneo Luis Adelantado (Valencia); La Casa Encendida (Madrid); el Espacio de Creación Contemporánea ECCO, en Cádiz; Haskoy Yun Iplik Fabrikasi (Estambul) y Matèria Gallery (Roma). Además, su libro Sometimes we have no shadow fue nominado a Mejor Libro de Fotografía del Año por el Festival PhotoEspaña 15 y seleccionado en el Festival Encontros da Imagem Braga 15. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email