GRUPO PLAZA

exposición de Begoña Jordá

'De la Bauhaus a la Salomé', un viaje a través de la tipografía en el MuVIM

13/05/2022 - 

VALÈNCIA. El MuVIM presenta la exposición De la Bauhaus a la Salomé, de la catedrática de la Universitat Politècnica de València Begoña Jordá. La muestra plantea un recorrido experimental a través de la tipografía, desde las letras sans-serif geométricas de 1975 de Edgard Benguiat y Victor Caruso evocando el futuro, hasta la gruesa didona creada por Atipo, presentada en 2013, con reminiscencias del pasado.

La diputada del MuVIM, Glòria Tello, ha querido destacar el papel de "la letra como arte, como expresión artística", al tiempo que llama la atención sobre "la especial relación que el museo mantiene desde sus inicios con el mundo de la tipografía". Y es que, además de esta exposición, la pasada semana y ya por décimo año consecutivo, las paredes de la Sala de la Torre se han vestido de letras al acoger las obras de los alumnos del Máster en Artes Gráficas (MAG) y de grandes profesionales del diseño gráfico valenciano con la exposición Text-pontàniament.

La exposición, comisariada por las también profesoras de la Universitat Politècnica de València Jimena González-del Río y Nereida Tarazona, muestra el cartel como elemento integrador y universal. Un soporte de la calle, destinado a comunicar, y que entra al museo convertido en obra de arte.

Jardín tipográfico

De la Bauhaus a la Salomé es consecuencia de la trayectoria profesional y docente de la artista Begoña Jordá. "Los fundamentos básicos del diseño quedan plasmados en una serie de 20 carteles en su máximo esplendor, sin artificios: composición, ritmo, espacios... a través de la investigación formal de la tipografía como uno de los principales elementos del diseño gráfico", explican dssde el museo.

Espacios vacíos y llenos al mismo tiempo, equilibrados y vibrantes, negros y coloridos. Son los diferentes paisajes tipográficos que la artista nos invita a visitar y en los que pretende que “la tipografía deje de leerse para poder ver, para componer, para mirar”, señala Begoña, para quien “esta comunicación ha de leerse pero también verse, se ha de jugar con la composición y yo he tardado años en comprenderlo”.

Begoña Jordá aprovecha los lenguajes del diseño para transportar al espectador a un mundo visceral, donde la experiencia vivida en la instalación rompe con la norma de una lectura lineal y una letra escrita, para adentrarse en la letra vista, en las formas y contra-formas, en los espacios en blanco. Los diferentes planos se unen a través de la tipografía de forma aleatoria y natural.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email