GRUPO PLAZA

nueva exposición en el eacc

Del museo al teatro: José Antonio Portillo da otra vuelta de tuerca a la experiencia escénica

14/10/2021 - 

CASTELLÓ. Se empeña José Antonio Portillo en dejar claro que su propuesta creativa, sea cual sea, hay que entenderla como el proyecto de un maestro de escuela. Portillo ha sido maestro de escuela, sí, por eso le encaja mejor esta etiqueta. Aunque hace ya algunos años que dejó de ejercer, todas las obras que ha ido creando desde entonces han surgido de aquellas vivencias. Bien conocida es, por ejemplo, su Biblioteca de cuerdas y nudos. Una instalación que desde hace veinte años deposita en su interior todo tipo de objetos y textos que han ido entregándole los niños y niñas en sus talleres creativos. Un espacio que, además, con el tiempo ha mutado en un ecosistema mayor. "Esta es la segunda biblioteca del mundo de archivos sin publicar. Como les dije en su momento a aquellos niños, si uno fracasa, no pasa nada. Aquí guardaremos los manuscritos que no se puedan publicar", explica el creador. 

Pero es que además, la instalación ha viajado por infinidad de ciudades y no solo ha servido como expositor de todo ese material, ha derivado en toda una experiencia escénica que ahora vuelve a Castelló para que quien quiera toque, coja y también escuche las historias que allí permanecen vivas. 

 

Ahora bien, Portillo no llega con esa única muestra a la ciudad. Le siguen una instalación audiovisual y sonora que estrena este jueves en el Espai d'Art Contemporani de Castelló. Tres propuestas cuyo punto de unión será que, pese a convivir en una sala de arte contemporáneo, pueden todas convertirse en escenografías de una obra de teatro. Esta es otra de las singularidades del trabajo del artista. Portillo no crea pensando en un único resultado, todas sus obras tienen varias capas, porque como dice, "hay muchas maneras de percibir el espacio escénico". "Todo el mundo suele entender el teatro como un sitio lleno de luces, actores y un conflicto que resolver. Pero puede derivar en muchas más cosas. Mi reto es trasladar mis escenografías hasta un museo para que antes habiten aquí y demuestren que tienen la fuerza suficiente para vivir por si solas. Después ya estarán donde tengan que estar", asegura.

Su pieza A Pie, la cual da nombre a esta misma exposición, es pues la antesala de un proyecto teatral que Portillo espera desarrollar en aproximadamente dos años. ¿Pero, qué cuenta esta vez su obra? Se trata de un gigantesco cerebro mecánico que intentará dialogar con el espectador sobre una experiencia vital tan fuerte como es la maternidad o paternidad. "Este proyecto también nace desde la escuela. Durante las tutorías que tenía con los padres y madres percibí mucha angustia, miedo y dudas sobre cómo encargarse de sus hijos. Quiero que el espectador, y sobre todo los niños, escuchen esto para que entiendan cómo es para las personas adultas traerte al mundo. Están a cargo de ti, pero también tienen dificultades y muchas dudas", manifiesta el artista. 

Para lograrlo, este gigantesco robot reproducirá las palabras y frases que han dejado grabadas un grupo de personas en riesgo de exclusión. No todas se centrarán en el mismo momento vital, pero de alguna manera la instalación recorrerá seis etapas cruciales de la vida: la gestación, el nacimiento, la infancia, la adolescencia, la edad adulta y el retorno. "De ahí que se represente a través de un cerebro. Es donde, precisamente, se encuentra nuestra capacidad de aprender, de pensar y de experimentar emociones, lo cual nos diferencia de otras especies y de otros individuos dentro de una especie". 

Con todo, esta especie de 'enseñanza' artística culminará con una tercera instalación. El 'Archivo de gestos emocionales', donde también el espectador podrá ponerse en la piel de otros desconocidos. Al acercarse, podrán ver el rostro de 16 personas que, básicamente, explicarán qué es lo que esperan de la vida. Todos, reflexionan sobre la misma idea tras haber leído el libro El hilo de la vida (Moi J'attends, el título original) de los franceses Davide Cali y Serge Bloch. Un libro que también en la sala del EACC podrán leer quienes se acerquen a la exposición. Según Portillo, esta obra es capaz de "sacarte todas las emociones de tu vida en un minuto". Reir, llorar, angustiarse... Pocas producciones de teatro o cine son, a su parecer, capaces de generar un momento igual. Por eso, no solo se escucharán sus testimonios sino que también se podrá ver en imágenes cómo reaccionaron al libro las personas que lo leyeron. 

La muestra, que supone el inicio de temporada de EACC, solo permanecerá en sala tres semanas, a excepción de lo que ocurre habitualmente con el resto de exposiciones. De este modo, el trabajo de José Antonio Portillo podrá verse hasta el 7 de noviembre. Y es que tras su estreno en Castelló, la obra recalará en el Festival Alta Temporada. La misma cita catalana se ha encargado de producir la instalación sonora A Pie, junto al Institut Valencià de Cultura y la Diputación de Castellón. Un trabajo que además ha contado con un amplio equipo de profesionales locales. Entre otros, la creación sonora corre a cargo de Enric Monfort, la construcción mecatrónica es cosa de Xavi García, el diseño e imagen de Carmen Puchol, el montaje de Marcos Orbegozo y la realización sonora de Enric Monfort, Nick Burge y José Antonio Portillo.

Para el creador, dejar claro que ante todo esto nace como un homenaje "a los niños que no vienen a este mundo a estarse quietos". "Hay quienes perciben el mundo con el movimiento, porque el movimiento es otra manera de pensar".

Foto: CARLOS PASCUAL

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email