GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Desconcierto y fatiga

Foto: EFE/MANUEL BRUQUE

Vivimos una Semana Santa distinta y singular. No hay procesiones, tampoco vacaciones viajeras, aunque hay quien lo intenta, algunos están haciendo cola para vacunarse, otros hacen campaña electoral y el público en general se siente desconcertado y cansado con tantas decisiones enfrentadas.

2/04/2021 - 

Desconcierto.  Vemos a demasiada gente en la calle, aglomeraciones y sin respetar la distancia. Algunos siguen sin entender lo que está pasando. Con la ley anticovid publicada en el BOE esta semana volvemos a la polémica y el desconcierto. Alguien no se estudió bien los papeles. El Consejo Interterritorial de salud cada día se asemeja a un corrector de si mismo. No se alcanzan acuerdos o si se llega a ellos es para desdecirse de lo aprobado previamente. La última cuestión es el acuerdo entre Gobierno y Autonomías para corregir dicha ley por el uso de la mascarilla en lugares públicos, o sea playas y piscinas. Hasta las propias comunidades gobernadas por el PSOE se han reviscolado  no aplicarán la medida y menos las sanciones previstas; es el caso de Baleares y Comunitat Valenciana. Mientras en Francia Emmanuel Macron ordena el confinamiento prácticamente total con la suspensión de los colegios durante unas cuantas semanas.

La patada en la puerta. Con las fiestas ilegales en pisos turísticos o viviendas habituales de nuevo tenemos polémica. Ha ocurrido como con las restricciones; decisiones judiciales encontradas y ahora actuación policial para algunos desmedida. No hay regulación por cometer delitos contra la salud pública, no hay autorizaciones judiciales y muchos reclaman esta prevención para la actuación policial. En el fondo subyace la batalla política y la ausencia de decisiones para regular una situación sobrevenida e inesperada como ha sido la pandemia. Los agentes se encuentran ante situaciones difíciles con insultos, desautorizaciones y vejaciones. Vemos esas escenas con imprudentes e insolidarios que se esconden en armarios, mesas y demás huecos caseros para evitar las sanciones. Así que se convierte en una coartada más para la utilización política.

La cuarta ola y el efecto vacunación.  La vacunación es la gran esperanza blanca en estos momentos. Ocurre que tenemos 17 planes. Depende de la Comunidad Autónoma en la que vivas te vacunan o no. El rango y colectivos son distintos. Da sensación de improvisación. Sí es cierto que cuanto más nos vacunemos mejor. El problema que subyace es la falta de dosis. Se han implementado planes para vacunar a los mayores de 80 años pero no se ha cumplido el objetivo como prometió el Gobierno porque siguen sin llegar las vacunas esperadas. Desde la Comisión Europea, su vicepresidente Margaritis Schinas asegura que en julio ya se habrá inmunizado al 70% de la población. Con tanto número y porcentaje la gente se vuelve descreída. Estos días ya vemos colas en los locales dispuestos para la vacunación y se acepta de buen grado porque saben que es necesario hacerlo. Sin embargo desde la OMS se dice que el ritmo de vacunación en Europa es inaceptable y lento y también critica las restricciones que dice no son efectivas. Reconoce que es el continente con la expansión de la pandemia más acentuada. Esperemos que el comportamiento ciudadano de estos días conjugue el incremento de contagios.

AstraZeneca y la comunicación.  La empresa farmacéutica con sede en Cambridge, Reino Unido, es la quinta empresa del mundo es el sector y opera en más de cien países. Junto a la Universidad de Oxford ha lanzado su vacuna contra la covid-19 con una inusitada polémica. Es sabido que en una situación de crisis sanitaria, la competencia entre distintos laboratorios por conseguir una vacuna eficaz iba a ser una carrera no exenta de dificultades. En tiempo récord se han conseguido varias vacunas. AstraZeneca ha sufrido una crisis reputacional de envergadura. Enseguida se conocieron casos de personas con reacciones adversas, especialmente trombos, provocados por la inoculación de sus dosis.  Distintos Gobiernos decidieron suspender su aplicación sin esperar a los informes de la Agencia Europea del  Medicamento y lo que es peor se instaló en la opinión pública el mantra de que es una mala opción. La inquietud entre la población es lógica. Es cierto que los casos descritos, unos 40, en medio de millones y millones de vacunados con estas dosis es mínimo. Pasa con todas las vacunas, pero el misterio de porqué se publicita lo de AstraZeneca es inexplicable.

El Tablero

PSOE: Pedro Sánchez ya duerme.  Tras la mínima remodelación gubernamental, además ha conseguido una nueva foto esta semana. El laboratorio de Iván Redondo y compañía no dan abasto. Y todo gracias a Pablo Iglesias. Sánchez en la escalinata de la Moncloa rodeado de las cuatro vicepresidentas. ¡El único país del mundo! Sigue chirriando tanta exposición. Mientras cada día tiene su afán. Ahora está en cantares el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska tras la decisión de la Audiencia Nacional de revertir el cese del Coronel  de la Guardia Civil,  Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid. ¿Debe dimitir el ministro? Eso piden desde la oposición. Dice el juez Celestino Salgado que se  cesó  al Coronel por "cumplir con lo que la ley y el mandato judicial ordenaban".  Y además sentencia el juez  que se le debe restituir en el puesto. O sea tenemos una nueva “patata caliente”. Mientras el relevo de los Delegados de Gobierno en tres comunidades parece algo más que un cambio de cromos. Desde los que resultan incómodos o son de otra corriente como el de Andalucía/Susana Díaz o en Madrid la colocación por elevación o el clásico “patada hacia arriba” de José Manuel Franco para conseguir desmontar su poder en la siempre problemática Federación Socialista madrileña. Por cierto que en el mundo del deporte están con un gran berrinche porque se considera que Sánchez menosprecia la actividad deportiva y no pone a especialistas en los puestos de responsabilidad y solo lo utiliza como arma política.  El control de los partidos y este es un ejemplo está en el fondo del asunto. Mientras vemos a un rejuvenecido y desencadenado Ángel Gabilondo en la candidatura madrileña; no parece él. Es lo que tienen las campañas electorales que te cambian cuando ya ibas a un retiro cómodo como el Defensor del Pueblo, aunque en política nada es apacible.

PP: Pablo Casado y su futuro. Madrid será su paso previo y lo piensa con la inquietud correspondiente. Viven en un estado de nervios permanentes con la campaña arrojada de Isabel Díaz Ayuso que no se calla sobre ningún asunto. La confección de la lista madrileña ha provocado algún que otro dolor de cabeza. La inclusión del valenciano “correturnos” de partidos, Toni Cantó ha sido todo un síntoma. A Cantó le han acompañado algunos ex de Ciudadanos en un goteo que no tiene fin. Es la letra pequeña de la candidatura. Al final foto de familia y pelillos a la mar y a esperar que se confirmen las encuestas. En este caso las matemáticas serán definitivas. El linde entre la victoria de la derecha y la izquierda es escaso. El 5% para acceder a la Asamblea madrileña será vital. Si entra o no Ciudadanos, algunos vaticinan que incluso Vox tendrá dificultades,...habrá que esperar al 4 de mayo. Con tanta actividad electoral en el PP casi no tienen ni tiempo para reaccionar a todos los movimientos en el Gobierno central, son demasiados frentes abiertos y alguien debería poner orden.

Foto: EDUARDO PARRA/EP

Vox: Santiago Abascal de fontanero. Y parece que en shock. Los sondeos madrileños parecen no serle propicios. Estos días han estado casi desaparecidos y eso que el jefe de campaña es el propio Abascal. La pro actividad de Ayuso y la exposición de Ciudadanos les han dejado sin recorrido. Que él en persona haya asumido la dirección del asunto electoral en Madrid es un síntoma en si mismo de la inquietud que les ocupa. Pueden ser necesarios para que el PP mantenga Sol o pueden incluso no tener relevancia. Los resultados  de Cataluña pueden ser un espejismo. Aunque no explica cómo, dice que si hace falta apoyará a Ayuso para mantener el gobierno madrileño. ¿Entrarán en el ejecutivo o se quedarán fuera?

Unidas Podemos: La campaña de Pablo Iglesias. Acto de traspaso de carteras de sus sucesoras que se convierte en un evento más de su propia campaña a las elecciones madrileñas. Parecía un festival del alago de la nueva vicepresidenta, Yolanda Díaz.-nada que ver en las formas con Iglesias, aunque sí en el fondo-, y la ministra de Asuntos Sociales, Ione Belarra. Ahora Iglesias sorteando una semana más las cosas judiciales, en este caso de su compañero mártir, Juan Carlos Monedero, se entrega en cuerpo y alma a debatir con la presidenta Ayuso en un capítulo más de la polarización. La cuestión está en saber si finalmente la izquierda no consigue gobernar en Madrid qué hará Iglesias ¿se quedará en la Asamblea para dar replica a Díaz Ayuso o se retirará a sus cuarteles de invierno? De momento le vemos muy pro activo, enfrentándose a cuatro fascistas y rentabilizando el acontecimiento como si no hubiera más cosas importantes de las que hablar. Genera likes, videos, portadas, tertulias y presencia mediática. Esto es marca de la casa podemita.

Ciudadanos: Inés Arrimadas en soledad.  Es difícil asumir un fracaso tras otro. A un líder se le conoce por su respuesta en situaciones de crisis. Y la que tiene Ciudadanos lo es. Ocurre que la presencia de Arrimadas es practicamente nula. Y seguro que estará trabajando internamente porque intentar parar la sangría de fugas hacia el PP o a otros lares es tarea ardua. Mientras un esforzado Edmundo Bal a la desesperada le da a todo lo que se mueve en los comicios madrileños.  Y es que su apuesta pasa por pactar con Ayuso y no con el PSOE por su dependencia de Unidas Podemos y Más Madrid.

Las frases de la semana

MariMar Blanco, diputada PP y hermana de Miguel Ángel Blanco, concejal de Ermúa asesinado por ETA : “Si esos asesinos nos miraran a la cara se seguirían riendo del color causado. Es hora de recuperar el ”Basta ya” contra tanta humillación de este Gobierno a las víctimas” ¡Por duro y triste que parezca nunca acompañaremos lo suficiente a las víctimas del terrorismo y según que medidas se tomen  se acertará o no!

Pablo Iglesias. Foto: Marta Vázquez Rodríguez/EP

Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos a la presidencia de Madrid: “Isabel Díaz Ayuso puede terminar en la cárcel por su gestión de la pandemia” ¡Para empezar la campaña no está mal. Jugando con los delitos. Vamos a ver un duelo sin igual. Esperemos que no llegue la sangre al río aunque espectáculo tendremos. De todos modos jugar con la pandemia no es muy recomendable!

Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno: “Iglesias ahora es solo el líder de un partido que está en el Gobierno, nada más” ¡La vicepresidenta siempre tan certera con su amigo/enemigo. Pone los puntos sobre las íes!

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos ante la justicia por la supuesta financiación ilegal de la formación: “Está claro que la factura la hago un domingo en mi casa. Pongo arriba lo que tendría que estar abajo y abajo lo que tendría que estar arriba porque utilizo mal un excell. Soy doctor en políticas pero no en facturas” ¡Vaya, y mira que se le presuponían ciertas habilidades contables. Todo en una tarde de domingo. Es que los festivos y el descanso dominical los carga el diablo y los dedos se vuelven tontos. En fin,…!

 José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid: “Si Guedes se va a Ibiza, no le echo la culpa al alcalde de València” ¡Entre alcaldes anda el juego. Error de Ribó. Y lo de Marcelo un caso más de descuido e inoportunidad!

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email