GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

Desconecta de los mercados con inversiones alternativas en capital riesgo

2/03/2016 - 

VALENCIA. La volatilidad, esos agresivos cambios en los mercados de valores, ha venido para quedarse. Y, no sólo eso, se ha hecho fuerte en cualquier activo, renta fija o variable, y en cualquier mercado geográfico, países emergentes o desarrollados. Lo lamento, no estamos exentos de riesgo si seguimos con las estrategias tradicionales de inversión, dícese de aquellas que están basadas en la compra de acciones de alta capitalización con un buen dividendo o depósitos y bonos del estado español, cuando las cosas pintan mal.

Los que nos dedicamos al asesoramiento financiero independiente, llevamos unos meses buscando activos de inversión con baja volatilidad y totalmente descorrelacionados, desconectados, de los mercados de capitales. Estos activos han tenido a bien llamarse inversiones alternativas. Aunque no lo parezca, en la terminología financiera, se dice que estos activos cotizan en mercados ineficientes, es decir, que no se dispone de toda la información para tomar una decisión. Por este motivo, este tipo de inversiones son ahora más atractivas que nunca.

Se pueden encontrar oportunidades con amplio margen de mejora o activos que son un auténtico refugio a nuestro dinero. Ejemplos hay muchos, pero, ¿recuerdas cuando se decía que el ladrillo nunca pierde su valor? ¿O que la mejor inversión es en un negocio?

Incremento en la asignación de capital a inversiones alternativas

El capital riesgo consiste en la aportación de recursos financieros de forma temporal (3-10 años) a cambio de una participación (puede ser tanto mayoritaria como minoritaria) a empresas no cotizadas con elevado potencial de crecimiento. Es decir, convertirse en socio capitalista de un empresario. Sin embargo, como su nombre indica, esta actividad tiene un alto riesgo, la propia quiebra de la empresa, con la consiguiente pérdida de todo lo invertido. Por ello, si no queremos fallar estrepitosamente, lo mejor es hacerlo a través de un fondo de capital riesgo, gestionado por una empresa (gestora) especialista en este tipo de inversiones.

Históricamente, las inversiones en capital riesgo han generado rentabilidades muy superiores respecto a las bolsas con una volatilidad menor. Los últimos 10 años, los de la crisis, la inversión en capital riesgo ha obtenido una rentabilidad del 11% frente al 5% de la renta variable mundial. Así mismo, en el mismo periodo, la volatilidad del capital riesgo ha sido de 11% mientras que la renta variable mundial ha tenido una volatilidad del 20%.

Capital Riesgo vs Renta Variable

¿Cómo es posible que una inversión con este nivel de riesgo tenga una volatilidad tan baja? La volatilidad de los mercados de capitales tiene ya poco que ver con el riesgo del activo en el que se invierte. En la bolsa hay un alto componente de especulación que hace que el 'precio no sea lo mismo que el valor'. Además, los productos derivados están llevando la especulación a niveles nunca vistos. Sin embargo, en el capital riesgo, un equipo gestor analiza el valor actual de una empresa y estudia la capacidad de mejora de esa empresa. Si existe margen de mejora, invierte en la empresa para, en un futuro cercano, entre 4 y 10 años, vender la empresa a un valor superior.

Evidentemente, este tipo de inversiones no está libre de especulación, pero la propia 'ineficiencia' del mercado hace que la variación en el precio sea minúscula. Así mismo, la inversión en un fondo de capital riesgo conlleva una fuerte diversificación, mantra de todo inversor, tomando participación en un promedio de entre 15 y 30 compañías, dependiendo del tamaño del fondo y su estrategia. El grado de 'fallidos' en un fondo de capital riesgo suele ser muy bajo y acaba siendo compensado por los éxitos.

El mercado del capital riesgo en España ha tenido un comportamiento dispar. Inicialmente, el capital riesgo estaba en manos de fondos extranjeros. Sin embargo, los últimos años han sido muy buenos. Existen actualmente unos 140 fondos registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los últimos dos años, se han dado de alta 35 fondos, un 25% del total de fondos registrados. En el año 2015 se invirtieron 2.790 millones de euros en empresas españolas a través de fondos de capital riesgo, con un especial apoyo a las pymes (un 34% de las operaciones).

Es importante destacar que la inversión en un fondo de capital riesgo es ilíquida, es decir, no se puede disponer del dinero invertido hasta que el propio fondo empiece a vender las participaciones que tiene en las empresas invertidas. Por ello, este tipo de inversiones se reserva a empresas y particulares con un horizonte temporal de inversión de más de 10 años y que no precisen del capital invertido en el plazo reseñado. Valga el aviso para que, en caso de desear invertir en este tipo de activos, déjese asesorar por un experto.

Raúl Aznar es socio director de AZNAR Patrimonio, registrada en la CNMV como Raúl Aznar González EAFI, además de vicepresidente de BIG BAN Angels, la asociación privada de business angels más grande de España

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email