GRUPO PLAZA

novedades musicales

Diàspora: la nueva esperanza del metalcore valenciano

5/09/2022 - 

VALÈNCIA. Fue todo un descubrimiento ver a Voltor en el festival Ventall hace ya unos pocos años. Metal con actitud y fiereza cantado en valenciano. Insuperables. Me viene ese momento a la mente mientras escucho el primer disco de Diàspora, Despertar o Morir. Un redondo cargado de metalcore, rapidez y energía proyectada contra el micrófono en valenciano. Un álbum contundente, heredero del género a principios de 2010. Hablo con Bernat Conca, voz del grupo, nada más aterrizar en València, tras un fin de semana demostrando en Mallorca de lo que son capaces. Llegan exhaustos tras machacar la sala Café Es Gremi y el Tunnel. Dos noches de infarto. 

“Ha sido una flipada”, señala Conca. “Tocamos dos. Café Es Gremi no estaba petado del todo. Allí hay un circuito de metal muy chulo y muy interesante. Entonces nos vieron y nos dijeron: vosotros, ¿de dónde coño habéis salido? Y repitieron”, comenta. 

Antes de viajar a la isla estuvieron en contacto con grupos de la zona. Había que mover al público, dejar claro que iban a estar allí descargando su elepé, que luego no se arrepintieran de no haberse enterado. “Nosotros contactamos con las bandas para hacer bolos allí, cuando las bandas se enteraron que hacíamos dos conciertos seguidos en Palma, nos dijeron: estáis condenando los dos bolos. Yo les dije, espérate a que toquemos el primer día y la gente que está en el primero no viene al segundo también ¿sabes? y así fue, unas cuentas personas vinieron al segundo bolo”, admite.

Retrocedamos un poco en el tiempo. Vayamos a los inicios de esta más que prometedora banda de metalcore. “La banda se creó del bajista y su primo -que ya no están-. Ellos crearon el grupo llamando a un batería, a mí. Realmente no teníamos mucha relación, pero nos conocíamos de bandas anteriores. Éramos supervivientes de esos grupos de los pueblos y tal. Me metí en esa banda con el fin de hacer algo profesional; gastarse la pasta grabando, encararlo de una manera profesional”, apunta Conca.

Tras escuchar algunos temas de Despertar o Morir como Reflexos del meu Ser o Ceniza Negra (menudo inicio más atmosférico), es difícil atisbar que su génesis estuviera encuadrada en el pop. Aunque luego fluyera la música que de verdad les atraía. “Ahí comenzamos haciendo un estilo un poco más pop rock, imagínate, porque lo plantearon de esa manera; yo he hecho punk toda mi vida, pero dije: vale, vamos a cambiar, vamos a probar un estilo nuevo y haremos esto; pero conforme nos empezamos a descubrir a nosotros en la banda, y saber cómo era el otro, nos dimos cuenta que lo que nos molaba era la tralla”

Insània fue su primer EP, por llamarlo de alguna forma, porque contaba con seis temas en sus surcos y parecía más un elepé. Un primer contacto con el mundo de la grabación sonora y su edición. “Muy guay”, recuerda. Aunque el sistema de trabajo que utilizaron, o mejor dicho, de selección de canciones, fue bastante peculiar. “No es la misma forma de trabajar que en este álbum, porque en Insània lo que hicimos primero fue grabar tres temas, que aquello que comentaba antes de pop rock, aunque no fuera tan pop como digo yo. Y eran canciones que ya habíamos hecho, que tocábamos en directo y dijimos: ye, hemos cambiado de estilo, vamos a grabar esto que estamos tocando, que a la peña le está gustando mucho y elegimos las seis canciones que más nos gustaban; bueno, son cinco y una instrumental y decidimos grabar esto”, comenta. 

Gran idea: darle a la gente lo que le gusta. Si las canciones ya funcionaban entre el público, lo mejor era que vieran la luz en un EP y crecieran todavía más. “Ya teníamos rodadas y muy rodadas estas canciones, y habíamos cambiado porque notamos que en directo esta parte a la peña le chocaba un poco. Está muy guay porque ese cedé está ya grabado con las impresiones de la gente después de haberlas escuchado”, dice.

En cambio en su primer larga duración el sistema que han elegido es más convencional sin dejar de ser arriesgado. “Las canciones de Despertar o Morir, son canciones creadas en tu casa, como mucho las interpretas en el ensayo y le miras la cara al guitarra, al bajista o al batería, ¿sabes? pero no sabes qué va a sentir la gente, no sabes qué van a pensar”, apunta. Un salto al vacío lleno de confianza en tu trabajo. “Es completamente diferente, ahora que lo hemos tocado en directo y sabemos las impresiones que hay y son muy buenas”, reconoce Conca.

Diàspora son otra banda que vio frenada su discografía y carrera por la pandemia, pero como muchas, también pudo que ese parón repentino y en seco fuera algo positivo. “Este álbum lo encaramos a finales del 2019, que ya hicimos los últimos conciertos y paramos para crear un álbum”, recuerda. Y entonces publicaron un trallazo de puro metalcore. “Comenzamos a crear canciones, y el 20 de marzo de 2020 sacamos, Silenci Suïcida, que es una colaboración con Carles (vocalista de Smoking Souls), e iba a ser el primer adelanto del disco, pero de repente la pandemia. Te das cuenta que no vas a poder tocar”.

Hubo cambios, retorcer las canciones, repensarlas. “Entonces paramos el proyecto del álbum, e incluso decidimos seguir preparándolo, porque nos iba a costar mucha pasta, la cual no íbamos a tener por los conciertos cancelados de este 2020. Entonces nos lo tomamos con calma y comenzamos a cambiar las canciones, entró un guitarra nuevo, porque la pandemia saturó mucho”

En el álbum colaboran Carles Caselles, voz de Smoking Souls, Estefanía Aledo, vocalista de Mind Driller y Arise y Sergi de KOP. Esas colaboraciones le dan un plus a las canciones. “Lo que ha hecho Estefanía Aledo en la canción Ser es que te la cambia entera y espectacular. La suerte que tenemos es que a Carles Caselles  lo conocemos hace mucho tiempo, y a Estefanía Aledo igual, viven al lado de nuestros pueblos, es que somos de la Marina todos. Con Sergi y Juanra, les conté mi movida con ellos, lo que me molan los KOP, y enseguida me dijeron qué claro, Juanra no pudo por unos problemillas pero mejor, así ya lo haremos más adelante (risas)”

Una única escucha a Despertar o Morir y te vienen muchos referentes sonoros. Acierto en la referencia a While She Sleeps y sigo con la cabeza puesta en Caliban cuando oigo a Bernat desgañitarse. “Referentes de aquí no pillamos ni uno”, señala. “Nuestro referente es el metal inglés sobre todo, el americanos está guay, pero el inglés nos revienta la cabeza”, apunta. Hablamos de esas bandas británicas que están conquistando el metal internacional con álbumes atronadores. “Nosotros tenemos como un triángulo para éste álbum, hemos intentado pillar de todos los aspectos de While She Sleeps, The Architect y Bring Me the Horizon; sobre todo Sempiternal, un álbum que a mí personalmente me ha reventado”, coincido con Bernat. “While She Sleeps es rabia, es agresividad, es súper estridente y The Architest te pone la calma, te pone la potencia, la fuerza”

Un directo de Diàspora ha de ser como un huracán de riffs potentes y rabia cacofónica. Un túnel de sensaciones, de graves y de sintetizadores aplastándote. “Solo haremos un concierto de presentación y luego ya irán entrando los conciertos. Lo haremos en nuestra tierra, la Marina, para nuestra gente”, remata. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme