GRUPO PLAZA

Dimiten los instructores de policía de la Generalitat por impago de salarios a punto de empezar el curso

9/09/2021 - 

VALÈNCIA. El Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (Ivaspe), dependiente de la Conselleria de Justicia que dirige Gabriela Bravo, ve amenazado el inicio de los cursos de formación de policías. La cuarentena de instructores asociados a esta formación ha decidido que no trabajará más hasta que la Conselleria no les abone el sueldo que les debe desde finales del año pasado. Una circunstancia que pone en jaque los cursos que, previsiblemente, iban a empezar a impartirse la próxima semana.

En un escrito remitido este martes al secretario autonómico de Emergencias, José María Ángel, los coordinadores del equipo de instructores del Ivaspe comunicaban la "no fácil decisión de dejar de colaborar" con el Instituto como profesores colaboradores en la asignatura de Instrucción Policial debido a la situación que vienen arrastrando desde, dicen, noviembre de 2019. Esto es, el retraso en el cobro de las nóminas. Los instructores aseguran tener "un sentimiento de desazón" ante la falta de soluciones que les impide continuar colaborando con el Instituto. 

Según explican en la secretaría autonómica que encabeza Ángel, los instructores llevan colaborando sin problemas con el Ivaspe desde su creación, hace tres décadas, pero en los últimos meses, los técnicos jurídicos de la Conselleria habían encontrado "ciertas dificultades" legales para poder ejecutar el pago de los salarios al entender que "no estaba suficientemente acreditada su vinculación a la propia docencia". Dinero hay, pero las pegas jurídicas han bloqueado el abono de los sueldos a los profesores colaboradores.

Por ello, en el escrito, los instructores consideran "inviable" continuar con este panorama. El pasado mes de julio, se empezaron a desbloquear las nóminas de profesores de otras asignaturas del Ivaspe que se encontraban en una situación muy parecida. Pero en el caso de los instructores de policía no ha sido así y los sueldos siguen en el aire "sine die", según denuncia la comunicación remitida al secretario autonómico. Así pues, los afectados dimiten temporalmente pero muestran su disposición para seguir colaborando cuando el Instituto de una solución al problema.

El secretario autonómico de Seguridad y Emergencias insiste en que ya se está trabajando para solventar la cuestión jurídica, que es al fin y al cabo la madre del cordero. Para ello, insiste, se va a incluir una disposición en el futuro decreto de policías donde se explicite la vinculación entre estos instructores y los programas de formación, de manera que se disiparán las reservas legales para dar curso a los pagos.

 Foto: EP/ARCHIVO

Concretamente, el nuevo apartado de este decreto al que ha tenido acceso este diario recoge que "para la realización del curso selectivo se contará con personal instructor que ostenta la condición de personal docente colaborador del Ivaspe". Este decreto prevé aprobarse el próximo mes de octubre, puesto que ya ha superado la mayor parte del proceso de tramitación. Entonces ya no habrá ningún problema.

De hecho, el escrito de los profesores insiste en "reconocer el esfuerzo" realizado por la Conselleria "para solucionar la situación, incluso el interés en una merecida regulación formal de la figura de los instructores". Pero hasta entonces, ¿cómo afectará esta suerte de dimisión temporal de los instructores a las puertas del inicio de curso?

Ángel espera "encontrar la fórmula" para desbloquear el pago de los salarios antes de la semana próxima, cuando se prevé iniciar las clases. Así, el secretario autonómico se muestra convencido: "Empezaremos el curso a lo largo de la semana que viene". Para ello, la Conselleria trabaja en buscar alguna fórmula que de encaje jurídico a los pagos. "En las últimas horas se están manteniendo reuniones con los técnicos para buscar el encaje normativo", explica el secretario autonómico, que este martes se reunió con los representantes de los instructores para explicar cuál es la situación.

Tras tener conocimiento de la situación, Comisiones Obreras salió al paso para criticar la actitud de la Conselleria en lo que considera la organización sindical como "la gota que colma el vaso". A juicio del sindicato, el centro de formación "nunca ha estado en una situación tan lamentable" y a la consellera del ramo "todo lo que huela a Policía Local se la trae al pairo", según se lee en uno de sus comunicados internos. En él asegura que desde las elecciones se ha ido "para atrás a pasos agigantados" con motivo de "una dejadez, abandono y absoluto desprecio hacia la Policía Local" por parte de Bravo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email