GRUPO PLAZA

marzà pide su parte al ayuntamiento y manresa le contesta con la misma oferta

Duelo de Administraciones: todos quieren el 65% del Teatro Principal de Alicante 

24/09/2021 - 

ALICANTE. Duelo de ofertas entre el Consell y el Ayuntamiento de Alicante, que se instan mutuamente a aceptar la compra de sus participaciones en la comunidad de bienes que gestiona el Teatro Principal, donde figuran a partes iguales el Consistorio, la Generalitat Valenciana y el Banco Sabadell. Todos quieren sumar el 65% de la propiedad. La oferta y contraoferta surgió tras la celebración telemática de su consejo de gobierno y junta general, que no se convocaba desde 2019. Cita que comenzaba con la espantada de los representantes del PSPV-PSOE, Trini Amorós, y de Unides Podem EUPV, Xavier López, por la demora en dar inicio a la sesión, que se retrasó casi una hora. 

El resto de los convocados sí asistieron. En dicha reunión, todos los puntos prosperaron, en muchos casos por unanimidad, dando salida a algunos de los principales escollos que el coliseo alicantino arrastra desde hace años. Por un lado, saldar la deuda de casi un millón de euros. Por otro, iniciar la rehabilitación del edificio. Y ambas cosas parece que sucederán, ya que se aprobó aumentar las cuotas que cada propietario aporta anualmente al presupuesto, pasando de los 140.000 a 180.000 euros, con lo que los remanentes se irán destinando a aminorar la deuda progresivamente. Segundo, se aprobó iniciar el proceso administrativo para iniciar su rehabilitación con los tres millones de euros que permanecen sin tocar desde que el Consell los aportara por la compra de sus participaciones al Ayuntamiento y Sabadell para entrar en dicha sociedad. Un dinero que ahora se sabe que solo se puede usar de forma finalista, tras el informe solicitado a los servicios jurídicos municipales. Es decir, para la reforma.

En la sesión también se aprobó la programación cultural que se ofrecerá durante todo 2022 y, además, se aprobaron las cuentas de 2020, que arrojaron superávit en el complicado ejercicio de la pandemia. Todos los puntos fueron aprobándose, uno tras otro, alguno por unanimidad, como fue el de elevar la cantidad que deberá aportar cada propietario, y que además se hará desde este mismo año. Sin embargo, al llegar el final de la sesión, la secretaria autonómica de Cultura, Raquel Tamarit, sugiere que propondrá al conseller de Cultura, Vicent Marzà, la adquisición de la participación del Ayuntamiento por parte de la Generalitat. Una propuesta que no tardó en llegar a los medios a través de un comunicado. 

El motivo de la oferta es un "bloqueo" que el edil de Cultura, Antonio Manresa, niega tajantemente al haberse aprobado en el consejo todo lo que se llevó al mismo. Por tanto, insinúa dobles intenciones e insta al Consell a dejarse llevar por su contraoferta, que va en el mismo sentido, mostrándose en disposición de comprar a la Generalitat su participación en la sociedad. "Tenemos el dinero y la voluntad", afirmó rotundo. Después, acusó al Institut Valencià de Cultura (organismo a través del cual está presente el Consell en esta sociedad) de no haber aportado hasta la fecha su correspondiente parte del canon anual, que antes era de 140.000 euros (pagados ya por Ayuntamiento y Sabadell) y que ahora asciende a 180.000. Los partidos del Botànic se apresuraron a respaldar la propuesta de Marzà, pero, tras el revuelo, todo seguirá igual. 

Para saber más

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email