X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 16 de noviembre y se habla de unconvercity grupo siro caso fórmula 1 TORRE EÒLICA Torre Eòlica
GRUPO PLAZA

grand place / OPINIÓN

E la nave va!

17/10/2017 - 

Lo confieso; no he visto Blade Runner. Ni la de 1983 ni la actual, con un Harrison Ford en ambas a las que les separan unas cuantas canas y más de tres décadas. En su lugar, en mi tierna juventud revolucionaria, elegí ver el estreno de la película de Federico Fellini E la nave va, una historia de refugiados serbios, náufragos en alta mar que anunciaban la guerra del 14, el año 14 del siglo pasado. 

Volviendo a Ford, encuentren la tercera diferencia entre ambos filmes. Sí, en la original de Ridley Scott veíamos al agente de policía Rick Deckard pilotando una nave entre los rascacielos de una imaginaria ciudad de 2019, para dar caza a un grupo de androides ilegales. La última versión, recién estrenada, se traslada a un escenario treinta años después, 2049. Y hete aquí la diferencia, las naves no son tripuladas. 

Error histórico, porque este escenario se hará realidad precisamente en la fecha en que se desarrolla la primera película, cuando la Unión Europea apruebe en ese año el Reglamento para el vuelo de drones civiles. También en 2019 estará operativo el nuevo Reaper, el dron del ejército español que no irá armado. 

Los drones, aeronaves no tripuladas o tripuladas por control remoto, ya son una realidad y el mercado está preparado para darle multitud de usos. Y en esta labor se encuentra todo el sector, junto con Bruselas y las autoridades nacionales de la navegación aérea. Su objetivo es la seguridad, que no choquen en el aire y que no caigan sobre nuestras cabezas, como temía Abraracurcix -el jefe de la aldea gala de Astérix y Obélix-, que resistió a los romanos con el único temor de que el cielo cayera sobre su cabeza.

Así lo contamos en el Master en Construcción, Pilotaje y Aplicaciones de Sistemas de Aeronaves No Tripuladas (MUAS), cuya primera edición acaba de inaugurar la Universidad Politécnica de València bajo la dirección de Israel Quintanilla. Bueno, lo de Astérix, no. No tenemos la respuesta para su jefe, sobre si caerá el cielo sobre su cabeza

Como tampoco tenemos respuesta a la pregunta que nos hicimos en el primer Blade Runner: ¿es Rick Deckard un replicante? El nuevo protagonista, Ryan Gosling, explicó en una entrevista que el director, Denis Villeneuve, le dijo que respondiese a esa pregunta en su mente. Bueno, está esa escena en la que miro en su mente, ¿verdad? No sé si sigue estando en la película. Le comenté, ‘Denis, ¿qué es lo que veo?’. Y hay una pausa larga, él se marcha y vuelve, y me dice: ’Tú tomas la decisión, tú decides si es un replicante o no’. Así que,de alguna manera, soy el único que sabe ese secreto”.

Vamos a cambiar los nombres de los protagonistas y el escenario. ¿Ha declarado Puigdemont la independencia? El presidente Mariano Rajoy le dijo que respondiese a esa pregunta en su mente. “Bueno, está esa escena en el Parlament en la que miro en su mente, ¿verdad? No sé si sigue estando en las televisiones. Le comenté, ‘Mariano, ¿qué es lo que veo?’. Y hay una pausa larga -ocho días-, Mariano se marcha y vuelve, y me dice: ‘Tú tomas la decisión, tú decides si es una declaración de independencia o no’. Así que de alguna manera soy el único que sabe ese secreto”, añade el President Puigdemont. 

Y así, hasta el infinito. Porque hoy han vuelto a repetir este diálogo.¿Me quieres? No me quieres. Cuelga tú. No, cuelga tú. Como dos enamorados de la era analógica, que aún se hablaban por teléfono. Y sin darse cuenta de que hoy ya hay naves no tripuladas, con autonomía propia y que, en algún momento, se declararán independientes y decidirán por sí mismas si rescatan o no a los refugiados. E la nave va.

Noticias relacionadas

La nave de los locos

Quim, amor, arría la bandera

Amaga pero no da. El presidente catalán, correveidile del locuelo de Waterloo, nos tiene acostumbrados a sus soflamas diarias contra el Estado. Sigue empecinado en el cuento de una República imaginaria que sirve de nana para los niños catalanes. Es hora de que pase a los hechos y se convierta en el héroe o el mártir que necesitan los independentistas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email