Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

en portada / net de gerrers

Eduard Navarro: «Queremos ayudar a las empresas a dar el salto a EEUU»

Eduard Navarro nació en València pero se crió en Estados Unidos, donde hizo carrera como financiero. Nunca perdió el vínculo con su tierra y en 2014 decidió volver para, a través de Net de Gerrers, atraer capital americano hacia las empresas valencianas

25/03/2020 - 

VALÈNCIA. Eduard Navarro (València, 1979) es un hombre de mundo. Valenciano de origen -la familia de Castelló de Rugat, es sobrino del escultor Evarist Navarro-, pasó su infancia y juventud en Estados Unidos donde cursó estudios de Arquitectura en la prestigiosa Universidad de Columbia (Nueva York), una de las pocas fundadas antes de la independencia del país. Apasionado del urbanismo y del diseño de las ciudades, con tan solo veinte años contrató a unos amigos y montó una promotora dedicada a los grandes terrenos. Sin embargo, con los años descubrió su verdadera vocación: el mundo financiero. Fue en 2014 cuando decidió fundar Net de Gerrers, una gestora de productos financieros alternativos que evoca sus orígenes familiares y busca tender puentes entre el capital americano y empresas españolas que a su vez puedan implantarse en EEUU.

«Queremos reducir las barreras de mercados inicialmente inaccesibles, como EEUU o Reino Unido, para que las empresas puedan tener acceso con facilidad a entornos ricos en oportunidades», explica. Entre sus proyectos más sonados destacan la Torre Eólica, en la Marina de València, o el rescate de InTempo, el rascacielos más famoso de Benidorm. Muy centrado en sus inicios en la inversión del negocio inmobiliario, ahora busca completar su abanico de inversión entrando en el venture capital y el private equity; es decir, en el capital riesgo —toma de participaciones en empresas— en sus diferentes etapas. «El ladrillo sigue siendo importantísimo, pero hay que mirar más cosas», señala.

Y lo quiere hacer en casa, en València, siempre presente en su vida. «Quizás nunca me fui. Siempre tuve a la ciudad en mi identidad. Ha sido siempre mi pequeña patria. He tenido la suerte de sentir ese arraigo desde muy joven y me ha proporcionado una estabilidad de raíz que da sentido a mucho de lo que hago y a lo que me dedico», señala. Un player que se consolida en la city financiera local tras dejar la vertiginosa velocidad de Nueva York -no del todo, porque Net de Gerrers ha abierto allí una filial- y la monotonía de Arabia Saudí, donde lideró el plan director de la nueva ciudad económica del rey Abdullah y trabajó para la promotora estatal del país. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

— La mayor parte de su vida ha vivido en Estados Unidos, observando Valencia desde lejos. ¿Que llevó tu familia allí?

— Vivíamos ya desde pequeños entre Estados Unidos, Alemania y España. Teníamos, por aquel entonces, una casa en Kansas City. Cuando mi abuelo falleció nos mudamos definitivamente a Estados Unidos, al estado de Georgia. Tenía diez años. Casi como experimento, vivimos dos años en el norte del estado de Georgia, en un pequeño pueblo llamado Adairsville. Luego ya nos mudamos a Atlanta. Al principio fue un shock, la distancia cultural en ese tiempo se notaba mucho más y la libertad del pueblo y ciudad españolas no existía porque se requería el coche para todo. Ese fue el despertar de una de mis grandes pasiones, el urbanismo, el diseño de las ciudades y el espacio construido. Después de cursar estudios en Atlanta y París, a los veinte años recibí la noticia de que me habían aceptado en la Universidad de Columbia. Ahí empezó mi duradera relación con Nueva York.

* Lea el artículo completo en el número de marzo de la revista Plaza

Noticias relacionadas

El último refugio

Desmontando a ‘Tiger King'

Por  - 

En AAP Primadomus, un centro de recuperación de animales salvajes en Villena, con ochenta y ocho primates y veintiocho grandes felinos, se escandalizan por el abuso que encuentran en Tiger King, la serie que ya ha visto una de cada diez personas en Estados Unidos. «Es aberrante», protesta el veterinario Héctor Sanz 

ya a la venta el número de junio

El nuevo proyecto de Manuel García-Portillo, portada de la revista Plaza

Por  - 

Desde que vendió una parte de Tecnidex, Manuel García-Portillo se dedica en tiempo y alma al proyecto de su vida: recuperar el esplendor de Moixent y llenarlo de alquerías recuperadas, vino, aceite y naturaleza. El empresario es la portada de un número en el que visitamos el campo de exterminio de Gusen (Austria), aprendemos cómo la ciencia resuelve los crímenes más complicados o repasamos el casi medio siglo de historia de un museo en València que todavía no ha pasado la fase de proyecto

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email