GRUPO PLAZA

el exgerente de imelsa acudió sin letrado y no se retractó de sus acusaciones

El acto de conciliación entre Benavent y su exabogado finaliza sin avenencia

Foto: EDUARDO MANZANA
21/07/2022 - 

VALÈNCIA. El exgerente de Imelsa Marcos Benavent acudió el pasado martes al acto de conciliación con el que fuera su abogado, Ramiro Blasco, después de que le letrado le interpusiera una querella. El acto se había suspendido en diversas ocasiones pero finalmente se celebró y finalizó sin avenencia.

Blasco le reclamaba 50.000 euros por unas palabras pronunciadas durante el primer juicio del caso Taula. En su declaración ante el tribunal, Benavent afirmó que fueron el fiscal anticorrupción y su exabogado quienes le empujaron y presionaron para hacer las acusaciones en las que se ha basado la investigación. 

"Fueron en circunstancias especiales, (mis declaraciones) estuvieron manipuladas por mí en connivencia con mi ex defensa y con la Fiscalía. Se me ofrecieron rebajas sustanciales de pena y no entrar en prisión. Se hace un guión de esta colaboración con mi exabogado. La idea era contestar a todo que sí. La cuestión era perjudicar a la mayor gente posible, sean políticos, empresas, personas, partidos políticos… a todo el mundo. Tenía que decir que sí a todo, perjudicar a la mayor gente posible para que la causa cogiera volumen y salpicara a todo el mundo", apuntó el autobautizado como 'yonki del dinero'. 

Acudió sin letrado

Su exabogado señaló que estas palabras eran "especialmente graves" y que se hicieron "con claro ánimo de injuriar y calumniar", e insistió en que se trataba de acusaciones "absolutamente falsas". Le pidió, de esta manera, que se retractara de las mismas.

Al acto de conciliación del martes Benavent acudió sin letrado, pero no retiró lo afirmado y comentó que no entendía de qué manifestaciones injuriosas y calumniosas se le acusaba exactamente. También que no está procesado. Su actual letrado, Juan Carlos Navarro, indica que "no puede desconocer la diferencia entre acusado y procesado, porque el procesamiento no se refiere a un procedimiento que afecte en este momento a Benavent". En este sentido, añade que van a emprender acciones legales contra Blasco por la "indefensión" que le está ocasionando a su cliente. El acto, por tanto, concluyó sin avenencia. 

El llamativo vuelco en la estrategia del exgerente de Imelsa, antaño colaborador de la Fiscalía y de la Guardia Civil en el caso Taula, se produjo tras un cambio de abogado. Ahora asegura que los audios que dieron inicio a la investigación fueron manipulados y que el registro donde se encontraron los papeles que dieron inicio al caso Erial que afecta a Eduardo Zaplana fue ilegal. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme