X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

El atractivo de los mercados emergentes

Las expectativas sobre crecimiento, principalmente en los países asiáticos, seguirán al alza durante este año y el próximo hasta el pundo de que liderarán el crecimiento mundial como advierte el experto

25/11/2019 - 

MADRID. La economía mundial centra su atención en los mercados emergentes. El principal motivo ha sido que las economías avanzadas muestran tasas de interés negativas -o próximas a ello- y, por el contrario, los emergentes desde India hasta Brasil están en disposición de poder liderar el impulso económico con el potencial que todavía poseen. Las expectativas sobre crecimiento -principalmente en los países asiáticos- seguirán al alza durante este y el próximo año, liderando el crecimiento mundial.

La maniobrabilidad de sus bancos centrales es clave, ya que poseen todavía la posibilidad de recortar tipos de interés, mientras los bancos centrales de los países desarrollados pretenden permanecer una larga temporada con los tipos de interés bajos con un margen de actuación muy limitado. La relajación de la expansión monetaria podría ser amortiguada por el crecimiento de los emergentes, estando la mayoría de ellos en una posición cómoda con una posible flexibilización monetaria si lo llegaran a necesitar. Esta circunstancia podría provocar un factor contagio positivo desde los países emergentes a los países desarrollados.

Diferentes economistas valoran un crecimiento de los mercados emergentes próximo al 4,4% de cara al próximo año. Este aumento es previsible que venga por las medidas tomadas por parte de los bancos centrales de las economías emergentes, que ocasionaría una reducción en tipos de interés no vista desde hace mas de un lustro en el conjunto de economías a nivel global. La recepción de capital que se está volcando en los países emergentes está siendo principalmente provocada por las tensiones aun existentes entre Estados Unidos y China, acompañada por una ralentización económica.

Perspectivas inciertas sobre China

La previsión para los países desarrollados es que el crecimiento de estas sea inferior al 3%. En el punto contrario se encontrarían las economías emergentes, que de no llegar a carburar tendrían unas previsiones de recortes próximas en países como Corea del Sur, India y Brasil, siendo más cautas dentro de China y Tailandia. En el caso de China las perspectivas macroeconómicas no son nada positivas, siendo el crecimiento económico el más bajo de los últimos 20 años y situándose el índice de manufacturas en niveles de 2016.

Este compendio de circunstancias está incentivando al inversor a sentirse más cómodo dentro de los mercados emergentes, con las herramientas que aun poseen estas economías. No solamente son herramientas con posibilidad de relajación económica, sino que también la inflación se sitúa en unos niveles óptimos. Sabiendo que los niveles de inflación altos han sido el gran problema con el que se han topado muchas veces los mercados emergentes, la situación económica actual no es preocupante, favoreciendo claramente el consumo.

El rendimiento en este escenario experimenta un potencial mayor en los países emergentes que es que sus homólogos desarrollados; mientras una posible solución a las tensiones comerciales ofrecería un impulso mucho mayor a los países emergentes, que gozan de unas relaciones comerciales muy fructíferas con China.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email