GRUPO PLAZA

la autoridad portuaria asegura haber solucionado el problema

El Ayuntamiento de València detecta gases tóxicos en la red de saneamiento del Puerto

5/01/2022 - 

VALÈNCIA. Los valores de gas sulfhídrico se encontraban por encima de lo permitido en la normativa. Es la conclusión a la que llegaron los técnicos del Ayuntamiento de València al analizar la presencia de gases contaminantes en los puntos de conexión de la red municipal de alcantarillado con la red de saneamiento del Puerto.

Todo se produjo tras la denuncia realizada por la Asociación de Vevinos de Nazaret al haber detectado malos olores en las proximidades del Puerto, cerca de la Unidad de Análisis de Sanidad Animal de la Generalitat Valenciana. Dicho edificio, de hecho, tuvo que ser desalojado el pasado 25 de noviembre por la posible toxicidad producida por las emanaciones del Puerto.

Así pues, tras la denuncia, la concejalía de Ciclo Integral del Agua, que dirige Elisa Valía, aseguraba en su informe que la toma de mediciones por parte de la empresa de mantenimiento municipal arrojó un resultado de 199 ppb (partes por billón) de gas sulfhídrico en la arqueta de rotura y conexión de la red privada del Puerto con la red municipal. Unos valores que "emanan cada vez que funciona la descarga de la estación de vacío del Puerto, diez minutos cada hora.

La concejalía explicaba que presumiblemente "la causa de la contaminación atmosférica se produce presuntamente en el interior del Puerto", a la postre responsable de los vertidos que se producen en sus instalaciones y de controlar las actividades internas para cumplir los parámetros fijados en la ordenanza de saneamiento. Y por ello, el Ayuntamiento de València le instaba a "corregir la situación detectada" en un plazo máximo de una semana.

Elisa Valía. Foto: KIKE TABERNER

En respuesta, la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) que preside Aurelio Martínez reconoció el problema: "Se han observado valores de H2S (gas sulfhídrico) más elevados de 20 ppm, según lo indicado en la ordenanza de saneamiento", escribía el Puerto. Valores a partir de los cuales se realizó por parte de la Autoridad Portuaria una inspección de toda la red de saneamiento propia para identificar el origen del problema.

Así pues, se detectó que el problema residía en la nula aireación de los vertidos, al ser una instalación que "trabaja en vacío". En ese sentido, el Puerto respondió al consistorio el 23 de diciembre que "se ha procedido a resolver estas condiciones con distintas actuaciones" y que los niveles de gas tóxico se encontraban días después "muy por debajo del normativo". La concejalía de Ciclo Integral del Agua asegura que revisará en las próximas semanas de nuevo el sistema de saneamiento para comprobar que los niveles de contaminación atmosférica se encuentran dentro de la horquilla que permite la ordenanza.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme