Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

inversión de 250.000 euros

El Ayuntamiento licita la redacción del proyecto de rehabilitación de la Ceramo

17/12/2020 - 

VALÈNCIA (EP). La vicealcaldesa de València y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, ha visitado esta mañana La Ceramo, en el barrio de Benicalap, para anunciar que ya se está en licitación el proyecto de rehabilitación de esta antigua fábrica de cerámica, que supondrá por una inversión de 250.000 euros.

Según ha indicado Gómez en un comunicado, este edificio "constituye un ejemplo excepcional de arquitectura industrial y unos valores históricos, etnográficos, sociales y arquitectónicos de gran relevancia por su singularidad". La vicealcaldesa ha indicado que se prevé que "las obras podrán empezar a lo largo de mandato".

La Ceramo es "el único representante de los escasos restos industriales de fabricación de mayólicas que se conservan actualmente en el entorno del antiguo cinturón de València". Por ello, la vicealcaldesa ha asegurado que se ha convertido en "una pieza cuya integridad ha de prevalecer en cualquier futuro proyecto de rehabilitación y puesta en valor del edificio".

En este sentido, ha indicado que la finalidad de cualquier intervención futura en este inmueble le devolverá el correcto estado físico de sus elementos constructivos, sin pretender alterar su configuración exterior e interior. La intervención recuperará la imagen de las estructuras originales del conjunto, y les devolverá sus características originales.

Igualmente, la rehabilitación en su grado de restauración consolidará y conservará todas las estructuras y construcciones originales, así como sus emplazamientos iniciales, y adaptará el diseño de las zonas para los usos futuros a estos espacios, sin alterar su configuración original.

En cuanto a la reforma, conllevará la reposición de elementos perdidos o deteriorados, así como la eliminación de otros considerados impropios (se catalogan así un edificio añadido con posterioridad o los muros de cierre del patio que daba a la leñera, pues originalmente se trata de un espacio abierto).

Singularidad

De acuerdo con el estudio realizado por el servicio de Urbanismo, no se podrán demoler ni alterar los elementos que gocen de protección y especial singularidad, así como los que se encuentren ligados a la producción que se dio en sus instalaciones, también los espacios de acceso y la distribución interior, como la estructura muros y constructiva original, los espacios de producción, todos los elementos y maquinaria relacionados con la producción de cerámica o las pinturas murales y graffittis, así como la crujía de fachada con sus elementos decorativos interiores y exteriores.

Tal como ha explicado Sandra Gómez, previamente a la redacción del proyecto de rehabilitación, se realizará una campaña de intervención arqueológica con un doble objetivo: por un lado, detectar los posibles restos de la antigua Alquería de Cucala, situada presumiblemente en la zona actual de leñera; y, por otro, documentar estructuras relacionadas con la fábrica (que en estos momentos no han sido halladas): un pozo de suministro de agua, antiguas cisternas o un posible refugio antiaéreo de la Guerra Civil, entre otros elementos.

Respecto al uso, la vicealcaldesa ha precisado que se mantendrá un espacio de interpretación sobre la fabricación de cerámica pero, sobre todo, de implantación, como una dotación pública que mejore la calidad de vida de los vecinos y vecinas de Benicalap.

A grandes rasgos, Gómez ha precisado que el inmueble tendrá un carácter interpretativo, con la recuperación de las instalaciones y los bienes que en ella se conservan; un carácter social, en cuanto que mejorará el entorno más inmediato y podrá albergar un uso social; también de conservación, en tanto que podrá mantener una colección estable de herramientas, moldes, piezas, documentación, entre otros elementos, de la antigua fábrica; y un uso funcional, al poderse establecer vínculos con otros museos, como el de Etnología o El Museo Nacional de Cerámica González Martí y promover rutas complementarias.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email