Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

análisis

El Banco Central Europeo (BCE) y España

La política monetaria de la institución presidida por Mario Draghi va camino de la normalización, lo que equivale a decir que los 'tipos cero' tienen los días -mejor dicho meses- contados como cuenta el analista de XTB

28/01/2019 - 

MADRID. El BCE terminó en 2018 con el programa de compra de activos después de cuatro años llevando a cabo una política monetaria expansiva. La normalización monetaria está llegando para el BCE y debería de continuar durante 2019, siendo este su principal gran reto al que se enfrenta el BCE.

Por el momento, el ente económico europeo continuará con las compras por valor de 200.000 millones de deuda durante este año. Todas estas circunstancias no eximen de una primera subida de tipos después del verano de este año, siempre y cuando la evolución de la economía europea sea lo suficientemente sólida para que dicha subida progresiva de tipos de interés no tenga un impacto negativo dentro de la misma. Las reuniones clave para esta cuestión serán las que tengan lugar durante el segundo trimestre (10 de abril y el 6 de junio). Aunque la más importante de este año será la del 24 de octubre cuando Mario Draghi abandonará la presidencia del BCE.

Durante este 2019 deberemos estar atentos también a qué impacto tiene este tipo de decisiones en la economía española,  que aunque mantendrá un crecimiento robusto este ejercicio, debemos conocer que ha venido condicionado también por las reformas estructurales que se han dado y han permitido la recuperación económica, al verse modificadas dichas condiciones. 

Cúmulo de circunstancias

A esos posibles problemas estructurales hay que sumar el problema con el mercado laboral, el alto grado de endeudamiento público y privado, por no hablar de los problemas políticos territoriales y los nuevos impuestos que están por venir, pudiendo llegar a lastrar el crecimiento de la economía.

Estas circunstancias junto con la contínua preocupación por el crecimiento global debida a la desaceleración económica -sumándole los ya conocidos factores de incertidumbre que tenemos actualmente en el mercado- son un cúmulo de circunstancias lo suficientemente importante para repercutir dentro de nuestro mercado, aunque parece que una vez ya conocidos los focos, lo peor ya ha pasado. 

Para nuestra economía -y sobre todo para el BCE- será clave ver si no llega tarde la normalización monetaria, ya que de darse unos malos datos macroeconómicos dentro de la economía estadounidense y llegara una posible recesión que llegara por ende a Europa, el BCE no tendría margen de maniobra con unos tipos de interés lo suficientemente bajos como para no servir de herramienta como ya hizo en el pasado. 

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email