GRUPO PLAZA

álvaro pérez dirige un escrito de confesión a la an en la última pieza de la gürtel valenciana

'El Bigotes': "Aunque Camps reniegue de mí, me protegió y me cuidó; así como yo a él"

11/11/2022 - 

VALÈNCIA. La oleada de confesiones en la última pieza de la trama Gürtel valenciana con el juicio pendiente de celebrarse ha sumado recientemente la del máximo responsable de Orange Market, Álvaro Pérez 'El Bigotes'. Tras llegar a una conformidad con la Fiscalía, ha remitido un escrito a la Audiencia Nacional en el que muestra arrepentimiento por su mala conducta, pide perdón y expone su participación en los hechos, además de los lazos de amistad con el expresidente de la Generalitat Francisco Camps

'El Bigotes', que entró en prisión en 2017, es una de las 27 personas que serán juzgadas a partir del 17 de enero de 2023 por la investigación relativa al trato de favor a siete empresas del cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa. Entre 2004 y 2009, recibieron varios contratos menores por valor de más de 1,8 millones de euros. Entre los que se sentarán en el banquillo se encuentran el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, y los exconsellers Alicia de Miguel, Luis Rosado y Manuel Cervera

Álvaro Pérez explica que comenzó su trayectoria en el año 2000 en las empresas de Correa hasta que en 2005 se asentó en València como director de Orange Market. En ésta no figuró dado de alta hasta 2007 por razones de deudas con Hacienda, por lo que su sueldo siempre fue en B hasta ese momento. Sus seis años en la cárcel, señala, le han hecho “reflexionar” y darse cuenta de conductas que daban por normalizadas cuando eran “absolutamente reprochables”. 

El Bigotes destaca que su amistad con Camps “se fue consolidando cada día más y más”. “Los dos fuimos adquiriendo un compromiso personal y profesional”, dice. El cual comenzó con sus primeras conversaciones para que se trasladase a València a vivir. “Por un lado, yo buscaba un cambio de aires, una oportunidad de negocio, ya que en Madrid el PP había cortado el grifo a Correa para los eventos y en ese momento Francisco Camps comenzaba su despegue político. Era cuando más falta le hacía que un profesional le ayudara con su imagen como presidente y con los actos del PP. Necesitaba un posicionamiento o lanzamiento rápido, con una imagen fresca, dinámica y moderna. Era el momento en el que el señor Eduardo Zaplana tenía un pie en Madrid y él como posible presidente de la Comunidad Valenciana”, narra.

Camps y Álvaro Pérez, en una foto aportada por este último.   

Ávaro Pérez prosigue: “Esa persona que podía ayudarle era yo, y así me lo hizo saber él mismo. (...) Así que adquirimos un compromiso de ayudarnos mutuamente, así como continuar con esa gran amistad que cada día iba creciendo”. El primer compromiso que adquirió Camps con él, relata, fue que cuando llegó a València le dio los eventos del partido “a pesar de que tenía orden desde el PP en Madrid de no contratar nada con él”. “Aun así apostó por mí, y a su vez me pidió que contratase a Ignacio Blanch, amigo de él y de su familia, porque en ese momento no pasaba por una buena situación personal. Así hicimos, fue un compromiso mutuo y los dos cumplimos”, afirma. 

En el escrito, 'El Bigotes' remarca que su trabajo era “hacer llegar al ciudadano, al votante, la imagen de Camps”. “Era un hombre tímido, con una imagen poco conocida, poco empático y distante. (...) Francisco Camps vivió los mejores momentos de su mandato con una imagen íntegra, impecable; eso él sabía que yo lo podía conseguir. Conseguí lo que él buscaba. Por eso lo de las Navidades con lo de ‘amiguito del alma’ o, incluso, la asistencia a mi boda, a cenas, a paseos interminables después de mítines, a encuentros cerca del portal de su casa por las noches o días de fiesta. Por eso los abrazos y besos de felicitación después de conseguir una gran victoria al finalizar un mitin o acto”, detalla. 

Según Álvaro Pérez, “era una necesidad, un deseo, una culminación a ese récord de amistad que, aunque no juegues al tenis o al pádel cada día, o no te hables directamente, sabes que puedes contar con tu amigo y él contigo. Aunque después de todo Paco Camps reniegue de mí, de lo que me ayudó, me protegió y me cuidó. Así como yo hice con él”. 

Contratos con consellerias

'El Bigotes' implica igualmente al actual vicesecretario de acción institucional del PP, Esteban González Pons, en el amaño de dos contratos para la trama. Así, menciona que en diciembre de 2004 la Consejería de Presidencia le adjudicó un contrato a Orange Market para regalar a los periodistas un pendrive con una Guía de la Comunicación cuando el consejero era González Pons.

Asegura que esa adjudicación "vino a través de la amistad que Ignacio Blanch tenía con González Pons", y para acreditarlo adjunta una hoja de tesorería de la empresa en la aparecen las siglas "egp" junto a "generalitat valenciana (presid) y la cifra de 62.548 euros. "Estas iniciales significan Esteban González Pons, persona que solicitó el trabajo al señor Ignacio Blanch", añade.

El segundo contrato es el realizado en 2004 por parte de la empresa pública Vaersa para una elaborar una campaña publicitaria de sensibilización para el uso correcto del contenedor amarillo, y por el que pagaron a Orange Market 59.750 euros.

Posteriormente, hace hincapié en el resto de contratos obrantes en esta parte de la causa sobre Gürtel: los de la Conselleria de Bienestar Social, los vinculados a la Conselleria de Educación, los relacionados con el Open de Tenis o los de la Conselleria de Sanidad, entre otros. En algunos de ellos implica también al exconseller Vicente Rambla

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme