Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El Botànic aprueba la ley de Acompañamiento, que permitirá la contratación de policías interinos 

18/12/2019 - 

VALÈNCIA (EP) El pleno de Les Corts Valencianes ha aprobado este miércoles, con los 52 votos a favor de los tres partidos del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) y los 46 en contra de la oposición, la conocida como ley de acompañamiento a los presupuestos, a la que se ha incorporado en este último trámite una única enmienda apoyada por PSPV, Compromís y PP, la que permite la contratación de policías locales interinos bajo determinadas circunstancias.

La Ley de Medidas Fiscales, de Gestión Administrativa y Financiera y de Organización de la Generalitat superó las tres enmiendas a la totalidad con las que PP, Ciudadanos (Cs) y Vox pidieron su devolución al Consell y en la fase de debate de las enmiendas parciales se produjo una incidencia que ha sido nuevamente comentada en este último debate, ya en el pleno de la Cámara.

En concreto, se produjo cuando los grupos del Botànic pidieron un receso de 15 minutos para llegar a un acuerdo en torno a la enmienda con la que se bonificaba en un 99% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para empresas familiares -el PSPV defendía eliminar el requisito de facturación anual de menos de 10 millones de euros--, que se prolongó durante 45 minutos. PP, Cs y Vox abandonaron la comisión en señal de protesta y la sesión fue suspendida hasta varios días después.

Finalmente, el acuerdo para dejar ese requisito de facturación para empresas participadas y con acciones, eliminándolo en el caso de empresas agrícolas y de actividades profesionales e individuales, ha sido ensalzado por el Botànic este miércoles y nuevamente criticado por la oposición, que incluso ha señalado que deberían haber pedido perdón por lo ocurrido.

El diputado socialista Ernest Blanch ha defendido otra de las enmiendas 'botánicas' que quedaban pendientes para el pleno, la que permite la contratación de policías locales interinos por parte de los ayuntamientos en determinadas circunstancias, ya que la Ley de Coordinación de Policías Locales de 2017 no lo permite, la moratoria a esa prohibición acaba en el mes de enero y hay una sentencia del Constitucional que avala esa contratación.

Se trata, ha dicho, de "ajustar" la normativa a la realidad de muchos municipios, sobre todo las localidades turísticas, para poder disponer de agentes, más allá de defender la estabilidad en estos cuerpos.

La portavoz adjunta del PP, Eva Ortiz, ha asegurado que esta enmienda "es una chapuza con mayúsculas, negrita y subrayado", y ha recordado que ya la ley "nació mal y se dijo, el decreto fue peor y la enmienda, horriblemente mala". En todo caso, ha señalado que la apoyarían, pero ha pedido una comisión para modificar la ley hablando con todo el mundo: ayuntamientos y policías.

La síndica, Isabel Bonig, ha incidido en ese argumento y ha explicado que "se ha negociado a última hora" y la aprueban por responsabilidad, pero "exigirá muchos requisitos y planteará problemas prácticos".

No obstante, desde Unides Podem Ferran Martínez ha insistido en su negativa al considerar que la sentencia del TC no afecta a la Comunitat Valenciana y porque creen que esta enmienda "no solventa" la situación, ya que lo que hay que hacer es desarrollar reglamentariamente Ley de Coordinación de Policías Locales.

Finalmente, ha salido adelante con el respaldo de PSPV, Compromís y PP, con la abstención de Cs y el voto en contra de Unides Podem y Vox.

Más allá de este debate concreto, el portavoz socialista, Manolo Mata, ha apuntado que se ha hecho "una gran ley de acompañamiento" y ha agradecido el trabajo a todos los grupos que han participado.

El síndic de Compromís, Fran Ferri, también se ha mostrado "muy satisfecho", ha destacado que no se puede "entrar en una competición" por el dumping fiscal porque entonces "ganan los de siempre, los millonarios", y ha criticado que "la oposición de derechas busca desviar la atención" con actitudes como el abandono de la comisión en su día.

Ha lamentado la "sobreactuación del PP, que pensaba que el Botànic no iba a llegar a un acuerdo en materia tributaria", la "incoherencia de Cs" y la "gandulería" de Vox al no presentar enmiendas: "Esto son Les Corts, no el rincón del vago". "Podemos ir con la cara bien alta, mostrar los acuerdos sin complejos; si alguien pensaba que esto acabaría mal, mala noticia, hemos sido ejemplo de acuerdo y unidad", ha dicho.

Ferran Martínez ha señalado que se han dado "pasos adelante" pese a las limitaciones existentes y ha destacado que hay "una oposición desnortada, sin proyecto nítido para la Comunitat". El PP "dispara a bulto", Cs ha jugado "un papel anodino" y Vox no ha participado, ha dicho, calificándolo de auténtica vergüenza". "No sé si es técnicamente posible, pero no deberían poder cobrar estos dos meses. Si tuvieran un mínimo de ética personal, renunciarían".

Eva Ortiz ha censurado que el Botànic busca con esta ley "arreglarse lo suyo, imponer su sectarismo y saltarse los controles", ha insistido en que se ha "incumplido la promesa de Puig" de bonificar Sucesiones y Donaciones a toda la empresa familiar y ha advertido al Botànic de que "atacar por atacar al PP no da ningún rédito".

Desde Cs, Tony Woodward ha acusado también a los grupos que sustentan al Consell de haber "maltratado a la oposición con malas formas del pasado", y les ha acusado de crear "dumping a la valenciana, castigando a las empresas grandes", que va a provocar que cuando una vaya a facturar más de 10 millones "piense que es mejor crear otra empresa".

Por último, el portavoz adjunto de Vox, José María Llanos, ha criticado que esta ley modifica muchas normas "por la puerta de atrás" y con las enmiendas hay "menos luz aun", lo que le recuerda "a la Cuba de Castro", y ha lamentado que haya "un gobierno Frankenstein que pasa su rodillo". A su juicio, las modificaciones introducidas "no persiguen el bien común, sino la reconstrucción del marxismo cultural", sustituyendo "la lucha de clases por la lucha de sexos". "Les ha molestado que no hayamos dado la oportunidad de rechazarnos todas las enmiendas", ha concluido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email