X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El Botànic ratifica a Alfred Costa como director general de À Punt

Objetivos de la nueva À Punt: "Blindar" la producción en valenciano, crecer en audiencia con "prudencia" y apostar por nuevos formatos

11/02/2020 - 

VALÈNCIA (EP) El nuevo director general de À Punt, Alfred Costa, ha defendido este martes su proyecto "valiente" para el futuro de la radiotelevisión pública valenciana, centrado en objetivos como "blindar" la producción en valenciano, despertar la audiencia desde la "prudencia" y la vocación de servicio público y apostar por nuevos formatos para "una parrilla lo más completa posible de tele, radio y web".

Su candidatura ha salido adelante en la comisión de radiotelevisión de Les Corts, con los votos a favor de los partidos del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem-Esquerra Unida) y el rechazo de la oposición (PP, Ciudadanos y Vos).

Costa ha desgranado su propuesta "realista" para los próximos tres años de À Punt a los seis grupos políticos que tendrán que votar a favor o en contra, agradeciendo a su predecesora, Empar Marco, su "esfuerzo y entrega" al poner en marcha el ente "con todas las dificultades" tras el cierre de RTVV.

Tras analizar las "debilidades y oportunidades", el proyecto plantea una renovada campaña de marketing "lo más expansiva posible, la que lamentablemente no tuvo À Punt cuando nació", para "revertir su prestigio" y llegar a los que todavía no la conocen, sobre todo en Alicante y Castellón.

Eso sí, el nuevo director ha remarcado que no pretende cambiar la marca, "sino hacerla accesible y que penetre en los colectivos más importantes hablando su mismo lenguaje". "Es imposible posicionar una marca sin los recursos necesarios", ha lamentado.

A nivel de producción, pretende que "la propia siga encabezando el proyecto", pero reforzando la colaboración público-privada y proponiendo alternativas "valientes" para mejorar la oferta, en base a un análisis de la realidad demoscópica. "No emitimos en un vacío social ni audiovisual", ha recalcado Costa.

Otro de sus objetivos es "llegar a un consenso" con las productoras foráneas y "enganchar" a las locales para "blindar" el 35% de la parrilla a productos audiovisuales de sellos independientes dobladas en valenciano u obras originarias en valenciano, además de "seguir doblando al valenciano el 100% de la producción externa". "No queda otra opción que fortalecer el rol dinamizador de la corporación por su inestimable impacto social", ha reivindicado.

Dentro de la programación, el proyecto prevé "pequeños ajustes horarios" con nuevos formatos donde predomine el reporterismo, la información meteorológica y deportiva y un programa de actualidad semanal, priorizando la franja diurna. "No tenemos herramientas para competir en 'prime time'", ha lamentado.

También propone acordar "fórmulas atrevidas" de sindicación con Forta (Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos), con producciones conjuntas que serían "inviables" para À Punt en solitario, y testar en al Comunitat Valenciana producciones que puedan dar el salto a otras cadenas autonómicas.

Alfred Costa, nuevo director de À Punt con los votos del Botànic y el rechazo de la oposición. Foto: KIKE TABERNER

La audiencia

En materia de audiencia, la "espada de Damocles", Costa quiere buscar la "máxima rentabilidad comercial" sin apartarse "ni un centímetro" de los códigos del ente, dentro de su "compromiso de servicio público con todos los esfuerzos promocionales". "Antes o después, confío en que con los productos de calidad llegará la audiencia", ha aseverado.

Hasta entonces, aboga porque À Punt tenga rendimiento económico, social y cultural para que "llegue a cuanta más gente mejor", prestando atención a formatos que respondan a los hábitos de consumo, "por lógica de mercado y por las necesidades de información y entretenimiento". "No podemos ofrecer una programación a ciegas ni obligar al espectador a ver un producto que no quiere", ha subrayado, recordando que juegan en situación de desventaja con "megaempresas".

También se marca el reto de prestar más atención a la página web y las redes sociales como "punta de lanza" del proyecto, sin "dar la espalda" a los que no prefieren la programación a la carta. Una oferta "innovadora, intuitiva, ágil y plural para llegar a todos los públicos y generaciones". "Bienvenidos todos los 'followers' y 'haters'", ha resumido.

Trabajadores más motivados

En la plantilla, la propuesta apunta a los trabajadores como el principal capital que "no se puede malgastar", dentro de una redacción híbrida "polivalente y disciplinada". Apuesta así por aumentar su motivación para lograr "más horas de cobertura y una emisión como toca, rompiendo el binomio eficiencia-precariedad", de la mano de una planificación trimestral de recursos y "una cultura corporativa que potencie de verdad sus habilidades".

Costa también pretende "luchar contra los estereotipos dentro del ADN de la plataforma", promover la participación plural, la cohesión territorial y lingüística y la visibilidad de grupos minoritarios, como "ejemplo de vanguardia en las políticas de igualdad" y con "especial cuidado" en el lenguaje no sexista y en seguir con las campañas contra la violencia machista. "El proyecto aquí sí será radicalmente continuista", ha enfatizado.

Para lograr todos estos objetivos, aspira a un incremento del presupuesto de la Generalitat y a una previsión de ingresos "sin pirotecnia numérica". Su proyecto presta atención al control del gasto, un ámbito en el que cree que À Punt debe ser "ejemplarizante" para lograr la máxima rentabilidad y atender la "gran demanda" del sector privado. "Todo demuestra que con 55 millones no se puede cumplir con la calidad exigida", ha lamentado.

"No queremos una 'Isla de la tentaciones'"

Por parte de los partidos del Botànic, el PSPV agradece su proyecto "novedoso y valiente" y pide que no sacrifique la calidad por la audiencia. "No queremos una 'Isla de las Tentaciones' en À Punt", ha reivindicado la diputada socialista Mercedes Caballero, que ha invitado a poner la televisión valenciana en el número uno del mando.

Compromís saluda algunas medidas, se compromete a apoyar un aumento de presupuesto y rechaza que no haga "ni una mención" a la publicidad institucional, mientras Podem reclama que no se desatiendan los informativos e insta a "aprender del pasado, pero con visión de futuro". Tanto la coalición como el grupo 'morado' lamentan que la radio sea "minoritaria" en la propuesta, ya que "solo aparece en una de las 57 páginas".

De la oposición, el PP insiste en criticar el modelo "caduco" de À Punt y el descontrol del gasto, subrayando que del currículum de Costa "solo se conocía que era exconcejal del PSOE". Ciudadanos exige que "no se venga muy arriba, aunque hasta el 'pato Lucas' lo haría mejor que Empar Marco" y advierte del "peligro de pasar de 'telecompromís' a 'telesocialís'". Y Vox reclama que "no dé por perdida la batalla de la gente joven", amplíe las horas en castellano y "no se tilde a Vox de extrema derecha" en los informativos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email