X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ley de acompañamiento 2019

El Botànic y Cs aprueban la ley que permite la creación del órgano autónomo del Puerto de Dénia

20/12/2018 - 

VALÈNCIA. El pleno de Les Corts dio luz verde este miércoles a la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2019 –los últimos del Botànic– con los votos favorables de PSPV, Compromís y Podem. Una norma en la que finalmente se ha incluido y aprobado la reforma de la Ley de Puertos que habilita al Consell a validar la creación de un órgano autónomo en aquellos puertos autonómicos de gestión mixta que así lo soliciten a la Generalitat, así como el traspaso de su administración.

La cuestión dividió al tripartito desde el inicio, y la negativa de Podem a respaldarla motivó a socialistas y valencianistas a buscar el apoyo de Ciudadanos para sacar adelante esta modificación legal. El recelo del partido que lidera Antonio Estañ a realizar este cambio vino motivado por dos circunstancias: sin estar aprobada la ley, el Ayuntamiento de Dénia pidió acogerse a esta cláusula. A esto se sumó el fichaje de Baleària –principal naviera del Puerto de Dénia- al exalcalde de Gandia, José Manuel Orengo, como director de Expansión un mes después de que el Consell planteara ese cambio normativo.

La sucesión de ambos hechos hizo que en el partido morado creyeran que el cambio legal había sido introducido a través de la Ley de Medidas Fiscales para que la empresa que lidera Adolfo Utor controlara el recinto portuario de la capital de la Marina Alta. Esto es, si se aprobaba la ley, el Ejecutivo podría permitir la creación del órgano autónomo, que a su vez tendría un consejo de administración en el que Baleària tendría una representación mayoritaria al ser la principal operadora del recinto. 

Ante todas estas suspicacias, PSPV, Compromís y Ciudadanos pactaron una enmienda que respetaba la posibilidad de crear órganos autónomos en aquellos puertos que lo pidiesen a la Generalitat, pero resolvieron que en todos los consejos habría una presencia de la administración pública del 60% -51% de la Generalitat y 9% ayuntamiento del municipio implicado- para que ninguno quedara en manos de una empresa privada.

El acuerdo entre los tres grupos, no obstante, peligró hasta este miércoles, ya que la enmienda contenía una segunda parte que determinaba que el 40% de los beneficios que generase cada puerto revirtiera en el propio recinto portuario, y no se dividiese entre el resto de puertos de la Comunitat, tal y como fija actualmente la legislación autonómica con el objetivo de "satisfacer las inversiones de mantenimiento de instalaciones". 

Con la ley antigua –de 1985-, el Puerto de Dénia, que genera una media de 4 millones de euros de beneficio anual, recibe aproximadamente 100.000 euros al año. Pero con el cambio propuesto, pasaría a obtener 1,6 millones.

Ahora bien, cuando Ciudadanos planteó más adelante una enmienda a la Ley de Presupuestos para inyectar al recinto de la Marina Alta esta cuantía, PSPV y Compromís votaron en contra. Con esta negativa, el partido naranja amenazó con no respaldar en el debate de este miércoles el apartado que contemplaba la creación de órganos autónomos. 

Socialistas y valencianistas explicaron a los naranjas que no apoyaban su enmienda a las cuentas que contemplaba la cuantía a percibir por cada puerto de la Comunitat Valenciana porque ese porcentaje del 40% contemplado en la Ley de Acompañamiento debía empezar a recaudarse el 1 de enero de 2019 y, por lo tanto, todavía no podía reinvertirse en los propios puertos. 

Argumento que Cs no aceptó, ya que la ley antigua ya contempla esa recaudación del 40% y lo único que modifica la enmienda aprobada es que ese porcentaje se reparta de manera nominal. Es decir, hasta ahora se repartía indistintamente lo recaudado entre todos los puertos, y ahora cada uno recibirá los beneficios que genere y no se repartirá entre los de todos. Con esto, las cuantías debían estar ya recaudadas y los naranjas tan solo pedían que se repartieran ya de la manera aprobada.

Finalmente, no obstante, el partido de Albert Rivera decidió respaldar la creación del órgano autónomo porque en el ordenamiento de los artículos de la ley, la Mesa de Les Corts unificó este cambio normativo al de la reinversión del 40% de beneficios en cada puerto. Votar en contra, hubiera sido oponerse a un texto propuesto por ellos mismos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email