Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

organizado por Espacio Inestable y el Centre del Carme

El ciclo Migrats rompe las fronteras de la danza

17/11/2020 - 

VALÈNCIA. El ciclo de danza Migrats, que organiza Espacio Inestable y el Centre del Carme Cultura Contemporània, celebra este año 2020 su cuarta edición contando con las dos sedes como espacios de representación. Del 14 al 28 de noviembre podrán verse 27 piezas de danza de coreógrafos y coreógrafas, en su mayoría valencianos, que responden a la etiqueta de migrados

El director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont, acompañado por Jacobo Pallarés, co-director de Espacio Inestable; Tatiana Clavel, co-comisaria del Ciclo Migrats y Lucía Jaén, coreógrafa y bailarina, han presentado esta mañana la programación del ciclo.

Como cada año Espacio Inestable hace una clara apuesta por la danza y dentro de una programación expandida de casi dos meses, con compañías de dentro y fuera de la Comunitat, presenta uno de sus ciclos más esperados, en colaboración con el Centre del Carme: un ciclo vivo, lleno de libertades, de investigación y de primeras oportunidades. Pese a la situación actual causada por la pandemia del COVID19, el proyecto Inestable y el Centre del Carme mantienen su pulso firme y siguen apostando por las artes en movimiento.

Pérez Pont ha señalado que “el ciclo Migrats no conoce fronteras, es un ciclo donde convive el talento valenciano emigrado que regresa para presentarnos el fruto de su investigación artística junto con las producciones de distintas nacionalidades que residen en la ciudad y donde la creación emergente y la consolidada se presentan en igualdad de oportunidades”.

En sus inicios, el ciclo nació con la idea de recuperar al talento migrado, aquel que se había marchado a desarrollarse profesionalmente a otros puntos del planeta y ahora tenía la oportunidad de volver para mostrar su trabajo en casa. La idea original fue transformándose a lo largo de las tres primeras ediciones para dar paso también a artistas emergentes de la danza contemporánea que no habían tenido aún la oportunidad de mostrar su trabajo en los escenarios de su ciudad, aquellos que eran susceptibles de migrar en los próximos años. Una combinación que a día de hoy resume perfectamente el carácter de Migrats: propuestas personales en un formato medio que promueve la investigación, y el diálogo entre lo emergente y lo establecido, entre la danza europea e internacional y la local

Una treintena de creadores

En esta cuarta edición estrena etiquetas con casi una treintena de creadores y creadoras bajo 4 bloques diferenciados: El primero, premigrades, creadoras valencianas residentes en la ciudad, cuyo trabajo aún no ha tenido mucha visibilidad y que podrían migrar en los próximos años. En esta categoría encontramos propuestas como Fi Du de Iván Colom, Quieta en la mata del colectivo Danshe, Instrucciones para el devaneo de Les Juntes, o Què hem fet els últims anys per a oblidar-ho tot del coreógrafo Javier Hedrosa, que además investiga en su propuesta sobre la memoria-archivo de las últimas ediciones del ciclo. 

El segundo bloque, migradas, la original, aquellas creadoras valencianas migradas y establecidas en otras ciudades o países, como es el caso de Dakota Comín con Volver, Tina Forés con Tú la Luna, Tú el Sol, la compañía Antes Collado con Zoo :`(, o Marian del Valle con Danses en Performance.

Inmigrantes, el tercer bloque, hace referencia a aquellos coreógrafos y coreógrafas procedentes de otros países que se han asentado en València y desarrollan actualmente aquí la mayor parte de su trabajo. Dentro de esta categoría encontramos a la argentina-francesa Julia Zac con Battle-Ground, la también argentina Natalia D’Annunzio y Linn Johansson con la pieza Origen, o la compañía Migro Danza, gestada en Colombia, con su propuesta (Cap. I) Impolítico.

En último lugar encontramos a los y las visitantes, creadores y creadoras de otras ciudades y conservatorios, que funcionan como espejo de las premigradas, dando primeras oportunidades en nuestro territorio a aquellas que aún no las han tenido. Es el caso del dúo de catalanas Marina Fueyo y María Jurado con su trabajo Ósmosis </3, la gallega Sara Fondevila con Ter Ollo, o el vasco Unai Álvarez con Mannequin Démodé

Comisarian esta programación junto a Maribel Bayona y Jacobo Pallarés, los profesionales de la danza y profesores de los Conservatorios de danza valencianos Tatiana Clavel, Rocío Pérez y Santi de la Fuente. Juntos han trazado una suerte de ruta de la danza valenciana. En sus palabras, desde el inicio del ciclo “hemos visto lenguajes que se afirman, proyectos que se consolidan y artistas que despuntan. El festival se ubica en un plano lleno de sorpresas, dado que se programa sin referencias de la pieza que va a verse. El riesgo implícito se evapora con cada "no hay entradas disponibles", demostrando que hay público para estas iniciativas. Migrats demuestra con creces que siempre hay una generación deseando provocar agitaciones si se les da el espacio donde producirlas”. En este sentido, Tatiana Clavel ha añadido esta mañana que “aquellos que dirigen centros culturales, las salas, la gente que comisaria tiene que estar en contacto con la gente que está empezando a crear, estar atento a sus necesidades y consolidar espacios donde puedan mostrar”.

Ese espacio para dar oportunidades y visibilidad es una prioridad para la misión de Espacio Inestable y del Centre del Carme Cultura Contemporània, que a través de esta y otras iniciativas como Graners de Creació, no cesan en su empeño de dar apoyo a los creadores emergentes. En este sentido, esta edición se ha aliado con el Festival 10 Sentidos para generar un ciclo de coreógrafos y coreógrafas emergentes recogidos de anteriores ediciones de Migrats. Esta tendrá lugar los días 17 y 18 de noviembre con las actuaciones de Julia Zac y Ulrico Eguizábal con I-4, Javier Hedrosa y su Perhaps Manifesto, y Mauricio Pérez con Tacto-Táctil

Respecto a la programación, Jacobo Pallarés ha comentado que “esta edición es la más ambiciosa de todas tanto a nivel cuantitativo, sumando más creadores que nunca, como a nivel cualitativo por los lazos que se consolidan con el Centre del Carme y los nuevos que se tejen con festivales como Dansa València y el festival 10 Sentidos. Migrats ha conseguido generar un lugar concreto en el imaginario de la gente, sobre todo en el de los creadores y creadoras valencianos”.

El ciclo abre con el estreno de Genealogía de un deseo, pieza de Lucía Jaén, valenciana que actualmente reside en Copenague. Veterana en el ciclo, ella fue la elegida por Espacio Inestable para llevar a cabo una residencia de creación durante 2020 con el apoyo de Graners de Creació y estrenar su nueva pieza en el contexto de Migrats y Dansa valència. Preguntada sobre su experiencia en el ciclo, ha comentado que “Migrats es sentirse como en casa. Es un espacio seguro y un público familiar que potencia el poder arriesgar. Hay muchos cruces y contaminaciones entre todos los que participamos, es un proceso muy rico. La gente que me acompaña en migrats se ha convertido un poco en mi familia.” Durante su residencia ha trabajado con Alicia Botía en la creación, con Rocío Pérez en el acompañamiento de cuerpo y movimiento, y como asesoramiento coreográfico ha contado con Quim Bigas.

El ciclo, que se inició el pasado 14 de noviembre con el estreno de Lucía Jaén, podrá verse hasta el 29 de noviembre en Espacio Inestable y el Centre del Carme Cultura Contemporània. En el caso del Centre del Carme las actuaciones serán los fines de semana del 21, 22, 28 y 29 de noviembre, con acceso gratuito y reserva previa. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email