GRUPO PLAZA

insta a que los propios gobiernos tomen medidas

El Consejo de Europa plantea que Agramunt y Xuclá dejen la institución por el caso de Azerbaiyán

26/04/2018 - 

MADRID/VALENCIA (EP). La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ha aprobado una resolución en la que plantea que el senador del PP Pedro Agramunt y el diputado del PDeCAT Jordi Xuclá abandonen su puesto en esta institución tras la investigación encargada por el Consejo que apunta a que infringieron el código de conducta para observadores internacionales en las elecciones parlamentarias de 2015 en Azerbaiyán. En el caso del senador valenciano, esa investigación señala además que hay "fuertes sospechas" de que fue partícipe de "actividad de naturaleza corrupta".

La resolución ha sido aprobado por 123 votos a favor, nueve en contra y 10 abstenciones, entre ellas la del 'popular' Xavier García Albiol. En ella se reclama también a los grupos parlamentarios a los que pertenecen estos políticos, así como a los parlamentos nacionales y a los propios gobiernos, que examinen este informe de investigación y que tomen las medidas necesarias porque son casos que "requieren plena atención". También pide que se le informe antes de que termine este año de las actuaciones que se lleven a cabo.

Tres días después de que se conociera la investigación sobre Azerbaiyán, la Asamblea ha analizado el documento y reaccionado a su contenido de manera urgente. Asegura que las conclusiones de ese informe son "ahora indiscutibles" y asegura que requieren una reacción. Sobre la posibilidad de que se deriven responsabilidades legales, en la resolución se explica que es competencia de las autoridades nacionales.

La Asamblea pide una actuación sobre las personas investigadas por el citado informe, pero no cita a ninguna de ellas. Plantea la dimisión de los parlamentarios miembros (Agramunt y Xuclá) y pide a grupos, parlamentos y gobiernos que tomen nota del informe, pero además la Asamblea ha encargado a la Comisión del Consejo encargada de velar por los procedimientos que estudie la aplicación del código de conducta a los políticos afectados.

En la votación de este texto se ha abstenido Xavier García Albiol. El PP salió el martes en defensa de Agramunt, quien también defendió su inocencia y calificó la investigación de "inquisitorial" y de "caza de brujas". El portavoz 'popular' en el Senado, José Manuel Barreiro, dio credibilidad a las explicaciones del senador y descartó tomar ninguna decisión hasta que se resuelva el caso.

 Pedro Agramunt, en un acto en Moscú en 2017. Foto: YURI KOCHETKOV/EFE 

Silencio y complicidad

La resolución subraya que la Asamblea mantiene una "tolerancia cero" con la corrupción y pide un cambio profundo y real de actitudes y prácticas parlamentarias, porque apunta a que el caso de Azerbaiyán puede no ser el único.

Al respecto, en el documento se señala que delegaciones y autoridades de otros países han realizado "claramente" prácticas similares y se plantea la esperanza en poder restablecer la confianza en los cerca de 600 miembros de la Asamblea, porque las sospechas de mal comportamiento se concentran en unos pocos miembros y exmiembros, prácticas que ha podido llevarse a cabo "gracias al silencio, la indiferencia o complicidad" de otros parlamentarios.

Una comisión independiente

La Comisión independiente que investiga supuestos casos de corrupción en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) señala en el informe que tiene "fuertes sospechas" de que el expresidente de la Asamblea, el senador del PP Pedro Agramunt, fue partícipe de "actividad de naturaleza corrupta".

Por otro lado, apunta a que el diputado de PDeCAT, Jordi Xuclà, y el exdiputado del PP y actual secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, también infringieron el código de conducta para observadores internacionales en las elecciones parlamentarias de 2015 en Azerbaiyán.

El informe se retrotrae a la misma elección de Agramunt como presidente de la Asamblea, en la que apunta a que Azerbaiyán "desempeñó un papel", "incluso con financiación", y que su campaña fue dirigida por Muslum Mammadov, quien fue lobista para Bakú. Además, la Comisión independiente asegura que existen numerosos ejemplos que indican que el senador 'popular' defendió los intereses azeríes a la hora de tomar decisiones en la Asamblea.

Además, "existen pruebas", apunta el informe, de que Agramunt intervino borradores de informes del secretariado de la Asamblea para minimizar las críticas hacia las autoridades azeríes y está también probado que actuó contra el código de conducta al desvelar un borrador al representante de Azerbaiyán en la Asamblea, Samad Seyidov, del que recibió "instrucciones" con respecto al informe.

Este documento que desgrana en más 200 páginas distintos casos de malas prácticas en el seno del Consejo de Europa, pone de manifiesto que Agramunt estuvo en contacto con Mammadov y con el que fuera presidente del Grupo Popular en la APCE, Luca Volonté, para minar un informe sobre la situación política de los prisioneros políticos en Azerbaiyán.

Así, la investigación concluye que Agramunt "quebró el principio de neutralidad, imparcialidad y objetividad" que van aparejados al código de conducta para misiones de observación de la APCE y del código del comité de seguimiento.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email