X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

crisis en à punt

El Consell presiona para lograr la destitución de Empar Marco

Foto: EVA MÁÑEZ

El Consell ya ha transmitido a Compromís que la dirección de la televisión autonómica será uno de los temas que se negociarán en el pacto del Botànic. Empar Marco podría tener los días contados, pero su futuro depende de la evaluación de su labor que va a llevar a cabo el Consell Rector

3/05/2019 - 

VALÈNCIA.- Que la gestión de Empar Marco, directora general de À Punt, tiene más sombras que luces es vox populi. Los ingresos por publicidad son magros, las audiencias no cumplen las expectativas, la influencia social de los informativos escasa... pero lo que —probablemente— va a precipitar su destitución es su carácter que todos coinciden en calificar de "difícil": tiene enfrente a dos bandos, el de los que quieren que se vaya (y están empeñados e lograrlo) y el de los que no van a hacer nada por que se quede. Indiferentes hay pocos. En el Consell Rector, varios miembros reconocen que desde la Generalitat hay presiones para apartarle del cargo, aunque desde Presidencia lo niegan.

Por supuesto, la decisión no depende de Presidencia sino del Consell Rector, que es el órgano que podría destituirla (con una votación que exige una mayoría de dos tercios). El mecanismo está en marcha, aunque el proceso podría alargarse hasta verano. La clave está en que la entidad que preside Enrique Soriano está poniendo en marcha un proceso de evaluación de la directora general, tal y como recordó el Síndic de Greuges que había que llevar a cabo. Este depende en parte de un estudio que hará una empresa externa sobre clima laboral (aún no está contratado), mientras que los consejeros deberán evaluar si ha cumplido o no los objetivos.

En caso de que el resultado sea negativo para ella, tendrá que dejar el cargo y se abrirá un nuevo proceso para elegir a su sustituto, que según fuentes del Consell Rector, será más simple que el que se llevó a cabo para elegir a Marco. La idea es agilizar al máximo el cambio de responsable (si finalmente se produce). Entre los consejeros consultados por Valencia Plaza hay matices, aunque con mayor o menor énfasis afirman que le han apoyado en todo momento pero que la situación actual es insostenible por falta de comunicación. 

Unos insisten en considerarla culpable de todos los males y otros, simplemente, consideran que es la responsable por su cargo, aunque hayan podido influir factores externos. Por ejemplo, las cifras de audiencia están viciadas por la disposición de los (escasos) audímetros que hay en la Comunitat Valenciana, o los modelos de consumo han cambiado y ninguno de estos factores se le pueden achacar a ella.

Consell Rector de la Corporació. Foto: CVMC

Lo que está claro es que en Presidencia la consigna es 'recuperar' la televisión (y la radio) y que con Marco la relación es mala desde hace tiempo. En el entorno del presidente en funciones, Ximo Puig, insisten en que son ajenos a cualquier intento de destituirla, ya que el Consell es independiente y debe seguir siendo así. La realidad es que el "mal rollo" es mucho, que durante las elecciones ha ido a más y que quieren sustituirla.

De hecho, la dirección de la empresa pública (que incluye también la radio y la web) es uno de los temas que los socialistas quieren poner sobre la mesa en la negociación del Botánico 2. Por parte de Compromís —se supone que Marco fue 'su' candidata— la desafección con la directora general también ha crecido, tanto por no haber conseguido los objetivos marcados en el contrato-programa como por el resultado de las elecciones, ya que consideran que ni la televisión ni la radio han conseguido llevar a su mensaje al a calle.

El runrún sobre el cese adelantado de Marco no es nuevo, pero se ha precipitado en los últimos días, tras la constitución (con un año de retraso) de la Comisión Mixta de Seguimiento y Control del Contrato Programa de la radiotelevisión valenciana entre la Generalitat y la CVMC. Por parte del Consell acudieron a la cita el secretario autonómico de Comunicación, José María Vidal; la directora general de Relaciones Informativas y Promoción Institucional, Marta Hortelano, y el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona. Por parte de la CVMC, fueron el presidente del consejo rector, Enrique Soriano, y el consejero Rafa Xambó, además del secretario del citado órgano, Ferran Bargues.  

Algunos consejeros no tienen reparos en abordar el tema. "Ha habido una  mala dirección", apunta Vicente Cutanda (nombrado por el PP). "Ha habido mala dirección, mala organización de las labores del personal, mala gestión económica y falta de penetración en la sociedad valenciana. Su programación provoca rechazo", añade. Cutanda no oculta que en más de una ocasión ha pedido la dimisión de Marco, además de ser uno de los que más ha presionado por que se lleve a cabo la evaluación de la directora.

Marco se defiende

La directora general no cree que su situación esté tan comprometida. Su balance de estos ocho meses de emisiones no es tan malo: "En primer lugar, diría que desde el principio planteamos, y estamos haciendo poco a poco, es una plataforma multimedia. También red, radio y redes multimedia y hemos mejorado sustancialmente, lentamente, pero se ha mejorado y la prueba es que la audiencia va subiendo. Es cierto que tras unos años de sequía en la Comunitat Valenciana, de un cambio en los modelos de consumo de televisión, y cuesta adaptarse. Incluso a los valencianos les cuesta reconocer que tienen una nueva televisión, pero pienso que vamos por buen camino».

La excorresponsal de TV3 en la Comunitat Valenciana no niega que existan problemas puntuales. "Estamos sujetos a una ley que es mejorable, y ese sería el primer punto. Hay muchas cosas del trabajo de día a día que demuestra que si fuera de otra manera podría hacerse de otro modo. Coincido en los que dicen que tenemos una ley que parece hecha para una conselleria, pero que en realidad debe aplicarse a un medio de comunicación. Sí que se ha garantizar un control financiero, una gestión eficaz… pero necesitamos un flexibilidad y una inmediatez que seguramente otra entidad pública no requiere". 

Empar Marco. Foto: KIKE TABERNER

Este viernes se reúne el Consejo de Administración de la corporación y aunque el tema no está en el orden del día, el futuro de Marco sí está en el aire. Uno de los consejeros consultados pide prudencia y esperar a ver qué pasa en las próximas semanas, ya que no hay nada escrito. Pero esta misma fuente reconoce que hay poco a favor de la gestión de la directora general. Solo salva de la quema algunos programas culturales como los documentales o programas como Una habitació pròpia y Plaerdemavida, "que cumple perfectamente el espíritu de lo que debe ser los medios de comunicación públicos". 

El principal problema de prescindir de Empar Marco es encontrar un relevo. Entre los nombres que se barajan están los de los dos candidatos que llegaron a la última fase del proceso de selección en el que salió elegido ella: Salvador Enguix, delegado de La Vanguardia en la Comunitat Valenciana, y Josep Ramon Lluch, directivo de Secuoya Contenidos (responsable de programas como À Punt Directe). Consultados ambos por Valencia Plaza, el primero aseguró que su vida profesional va por otro derroteros; el segundo se limitó a decir que no le consta que hayan pensado en él, que actualmente está "en otra cosa" pero que "la vida es muy larga".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email