GRUPO PLAZA

Los sindicatos estiman una bajada del 30% de la producción y pérdidas millonarias

El cotonet y las inclemencias meteorológicas amenazan la campaña del caqui en La Ribera

27/09/2021 - 

VALÈNCIA. El paisaje de la Ribera Alta, dominado cada vez más por el cultivo del caqui, se enfrenta desde hace años a la amenaza del cotonet, una plaga que afecta a este fruto que cuenta con denominación de origen de la zona y que representa en torno al 70% del total de la producción de España, según los cálculos de los sindicatos agrarios. Así, se trata de una enfermedad que, tal como explican desde AVA-ASAJA, cada año aumenta sus consecuencias negativas en los cultivos.

Los agricultores de la zona alertan de que se trata de una plaga "muy difícil de controlar y erradicar", cuenta responsable de la sectorial del Caqui de AVA-ASAJA y delegado de Alginet, Vicente Carmelo Burches. "Lo que hace es depreciar la fruta, porque se alimentan de ella", explica. A ello se suma la falta de fitosanitarios autorizados por la europea que sean realmente eficaces u otras alternativas: "actualmente tenemos tres productos para tratar de controlarla, pero tienen una eficacia reducida, no consiguen eliminar la enfermedad. Además son bastante caros y la cantidad de producto que podemos tirar por hectárea está limitado", señala Burches.

Algunos municipios como Carlet, Alginet o L'Alcúdia son los más afectados por una enfermedad que no responde a los tratamientos que han aplicado hasta el momento y que, en muchas ocasiones, implica que se eche a perder toda la producción. "Es una plaga con cuatro ciclos evolutivos al año y que se reproduce de manera constante, eso hace que sea muy complicada de atajar. Los agricultores somos conscientes de ello, pero pedimos a las administraciones que se pongan las pilas y elaboren una estrategia para combatirla, especialmente en la comarca, donde somos los principales productos y, por tanto, los más afectados", reivindica el responsable de la sectorial del caqui de AVA.

Precisamente, los cálculos del sindicato agrario AVA-ASAJA apuntan a que las pérdidas derivadas del cotonet en el cultivo de caqui en la Comunitat Valenciana ya ascienden a 40 millones de euros, 25 de ellos por causa directa de la producción perdida y el resto de costes asociados a la producción. Esto se traduce en unas cifras de "récord": "en estos momentos entre 70.000 y 80.000 toneladas de caquis en la Comunitat Valenciana a causa del cotonet, lo que representa una disminución del 20-25% de la producción inicialmente prevista, que se situaba en torno a las 360.000 toneladas", han explicado.

"Para la comarca va a ser catastrófica esta campaña", sentencia Burches, quien recuerda que, aparte de las pérdidas para los agricultores, a la bajada de la producción también va asociada una disminución del trabajo para quienes van a recoger la fruta y para quienes trabajan en las cooperativas. "A día de hoy hay cooperativas que han descartado campos completos porque tienen una presencia del cotonet del 100% prácticamente", relata.

Reivindican a las administraciones más investigación

El cotonet se ha convertido en una de las principales "pesadillas" para el agricultor de caqui en la Ribera, sin embargo, desde el sector alertan de que existen otras enfermedades como la mosca blanca, que también afectan a esta fruta presente, por ejemplo, en los cultivos de Alzira o Carcaixent. Ante este escenario que empeora con el paso de las temporadas, los sindicatos agrarios reivindican a las administraciones, tanto a nivel autonómico como estatal, más inversiones en investigación para dar con alguna alternativa que permita erradicar estas plagas.

"Llevamos un mes reuniéndonos con las administraciones para alcanzar una solución y para trasladarles que se trata de una situación verdaderamente grave que puede, incluso, acabar con este cultivo", alerta el responsable de la sectorial del caqui de AVA-ASAJA , quien estima que numerosos agricultores optarán por abandonar el caqui para las próximas temporadas. Según han detallado desde los sindicatos, por el momento, la Conselleria de Agricultura está realizando nuevos ensayos de los que esperan obtener los resultados en los próximos meses, así como un Plan de Actuación específico de las plagas y enfermedades del caqui, de cara a la próxima campaña, para que los agricultores tengan más información sobre el uso de los tratamientos que existen por el momento.

De hecho, Eduard Esparza, responsable del caqui del sindicato La Unió de Llauradors y agricultor de Carlet, las plagas que actualmente sufre el cultivo de caqui en la comarca de la Ribera, así como los episodios de lluvias y granizo que también han mermado la producción, van ligados a un problema más amplio: "Es necesario un plan estratégico agrícola que apueste por la soberanía alimentaria, por evitar el despoblamiento y el abandono de las tierras. Si se logra que la agricultura sea sostenible y rentable, se podría conseguir fijar población en muchos municipios que, actualmente, están en riesgo de despoblamiento", señala.

"Para ello es necesario más inversión, tanto económica como en personal formado, en materia de prevención, para evitar que lleguen plagas a través de las importaciones como está sucediendo, y también en investigación para saber cómo erradicar las que ya tenemos aquí", insiste Esparza. En este sentido, el representante de La Unió en Carlet, apuesta por la investigación para dar con soluciones más respetuosas con el medio ambiente: "creo que más que autorizar productos fitosanitarios que actualmente están prohibidos, había que apostar por investigar para dar con soluciones alternativas de carácter natural. De hecho, es mejor para los agricultores porque los tratamientos químicos nos cuestan tiempo y dinero", asegura.

20.000 toneladas se pierden por el granizo

A las consecuencias del cotonet, principalmente, así como de otras plagas que afectan al caqui, los agricultores de la Ribera se han enfrentado en los últimos días a las inclemencias meteorológicas, que también han dañado el cultivo. Se trata del granizo registrado en los últimos días, que ha destrozado alrededor de 20.000 toneladas de caqui en la comarca, con algunos municipios especialmente afectados como Carlet, Catadau, Alfarp, Algemesí, Guadassuar, L'Alcúdia, Polinyà del Xúquer o Albalat de la Ribera.

"Este año, aparte del problema asociado a las plagas, hemos tenido otra catástrofe que en a penas unos minutos ha destrozado una parte importante de la producción", asegura Eduard. "Y esto a nivel laboral también tiene consecuencias, porque centenares de personas que habitualmente trabajan en empleos asociados al cultivo, este año no lo harán", añade.

La situación preocupa de manera tan destacada en la comarca que esta semana el presidente provincial del PP de Valencia, Vicente Mompó, con algunos representantes del sector en la Ribera como el vicepresidente de la Denominación de Origen Kaki Ribera del Xúquer o el director de Cooperativas Agroalimentarias de la Comunitat Valenciana. Así como diferentes representantes de las cooperativas de Carlet, l'Alcúdia, Llombai, Catadau y Castelló y los sindicatos agrícolas AVA-ASAJA y La Unió. El objetivo según explicó el líder de los populares en la provincia de València, era "analizar la preocupante situación en la que se encuentra la agricultura valenciana".

"La situación es muy delicada. El sector está atravesando una de sus peores etapas y la incidencia del cotonet va a dejar a muchos agricultores en la ruina", destacó Mompó, quien se sumó a las demandas agrarias, apostando por "multiplicar los esfuerzos para convertir la lucha biológica en una realidad" e incrementar los controles de las importaciones.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme