Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Análisis

El dólar y la actividad manufacturera de EE UU

3/10/2019 - 

MADRID. Con la excepción del euro y la libra esterlina, todas las monedas principales descienden frente al billete verde con el dólar australiano a la cabeza de la caída. El Banco de la Reserva de Australia recortó los tipos de interés por tercera vez este año hasta el 0,75%, mínimos históricos, pero la gran historia es que el 'billete verde' tocará techo a corto plazo. 

El dólar estadounidense abrió la jornada de antes de ayer en Nueva York firme con respecto a las demás monedas principales y en máximos de varios años frente al euro, pero revirtió completamente su rumbo tras los datos del Instituto de Gestión de Suministros. Según el último informe, la actividad manufacturera ha registrado mínimos de 10 años. La actividad manufacturera se contrajo por segundo mes consecutivo y el índice descendió de 49,1 puntos a 47,8. 

Este descenso suscita preocupaciones en torno a cómo está afectando el debilitamiento del crecimiento mundial a la economía estadounidense y, por extensión, al mercado laboral. Aunque el empleo en el sector manufacturero es una partida presupuestaria distinta en el informe de empleo del viernes, el hecho de que el índice de empleo cayera a su nivel más bajo desde 2016 es una bandera roja para la economía y el empleo. 

Sabremos más cuando se publique el informe del sector servicios este jueves, pero por ahora el informe de hace dos días ha cambiado el rumbo del dólar al establecer las expectativas para un resultado optimista. Aparte del descenso del dólar, el rendimiento de los bonos del Tesoro se tornó negativo y el Dow cayó más de 300 puntos. 

Gracias a la caída del dólar, también podríamos observar cómo el euro toca fondo a corto plazo. Las previsiones de la eurozona son sombrías y la negación de la Unión Europea de las afirmaciones de que están considerando imponer una limitación de tiempo en la cuestión de la frontera no ayudan a ninguna de las divisas europeas. 

Sin embargo, el riesgo de una cobertura corta es elevado a la espera del informe de empleo no agrícola del viernes, y los inversores podrían utilizar la excusa de que las cifras de los PMI del sector manufacturero de septiembre se revisaron al alza. El sector manufacturero sigue siendo muy débil, pero un breve repunte podría llevar al cruce euro/dólar hasta el nivel de 1,10 sin romper la tendencia bajista.

Kathy Lien es directora general de Estrategia FX en BK Asset Management

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email