Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

la formación prepara un moción en les corts

El 'Experimento Stuka' pone en jaque la política sobre memoria histórica de Compromís

La polémica sobre el documental ganador del Premio del Audiovisual Valenciano se ha convertido en un tema espinoso en la formación valencianista, que se va a ver obligada a posicionarse claramente sobre su veracidad

19/11/2018 - 

VALÈNCIA.- La buena nueva del éxito en los Premios del Audiovisual del documental Experimento Stuka, dirigida por Rafa Molés y Pepe Andreu, podría tener consecuencia imprevistas. El pasado miércoles saltó la alarma en una reunión del Grupo de Memoria Histórica de Compromís para elaborar el programa de la cita electoral del próximo mes de mayo. Al cónclave asistieron alcaldes de varias localidades de Castellón, militantes y los historiadores Vicent Grau Reig (experto en la Batalla de Levante) y Vicente Sampedro. Grau, con el apoyo de Sampedro, advirtió de los incontables errores y manipulaciones del documental y pidió a los alcaldes que no volvieran a organizar actos para promocionarlo. Según explicó a Valencia Plaza, obtuvo el compromiso de que así sería. Para el responsable de Memoria Histórica de la formación nacionalista, es muy importante el rigor histórico para no caer en la hagiografía tan propia de los historiadores franquistas. "No podemos hacer lo que criticamos", dijo.

Casualmente, entre los asistentes estaba Ferrán Puchades, secretario autonómico de Justicia, que es la que tiene las competencias en materia de Memoria Histórica. En concreto, recaen en el director general de Reformas Democráticas, el catedrático de Filosofía de la Universitat de València José García Añón. Puchades confirmó a este periódico el encuentro pero le quitó toda importancia a la polémica. Según él, "el tema se abordó únicamente dentro de los ruegos y preguntas, como otros tantos".

Grau asegura que la Memoria Histórica debe construirse sobre la base de los hechos, con rigor y sin necesidad de manipulaciones

El secretario autonómico también insistió en que "ese es un debate que hay que dejar a los historiadores" y, aunque se le vio informado sobre la polémica de la que ha dado cuenta Valencia Plaza estos días, fue incapaz de citar a uno solo que apoye las tesis del documental. Además, preguntado si cree que existe debate sobre si las pirámides las construyeron los extraterrestres, como sostiene la serie documental Aliens Ancestrales, reconoció que no. También reconoció no estar al tanto del congreso celebrado en mayo en la Universitat Jaume I sobre la batalla de Levante, en el que las tesis del experimento nazi fueron rechazadas por una veintena de especialistas.

Pero Compromís se va a tener que enfrentar al problema en Les Corts como ya se enfrentó a él el pasado septiembre en el Senado. La cuestión de fondo, y así se debatió en la reunión del miércoles, es que el (inexistente) experimento secreto nazi en El Maestrazgo permite construir un relato heroico sobre la historia del pueblo valenciano que "es necesario", aunque no sea auténtico. "A lo mejor es necesario un relato así", explicó Grau, "pero debe construirse sobre la base de los hechos y el frente de Levante, estudiado con rigor y sin necesidad de manipulaciones, podría ocupar ese espacio".

No es la primera iniciativa que toma Grau para frenar los pies a un documental que cuenta un inexistente experimento secreto realizado en cuatro pueblos del Maestrat (Castellón) para probar la eficacia de los JU 87, y sobre cuya falsedad ya ha informado este diario. El conseller de Cultura Vicent Marzà no estuvo presente en la cita, pero ya se había reunido con el fundador del Grupo de Estudio de Historia Local y Oral de la Jaume I y coordinador del departamento de Memoria Histórica de la institución. En ese encuentro, la consigna era la misma: no dar el menor apoyo a un documental que falsea unos hechos históricos hasta hacerlos totalmente irreconocibles. Grau dice contar con el apoyo de Marzà, pero el pasado martes sin ir más lejos el conseller mostró su apoyo en twitter a Experimento Stuka

Del Senado a Les Corts

Pero no acaba aquí la cosa. El pasado 27 de septiembre, el senador por Castellón Carles Mulet anunciaba que la Comisión de Justicia de la institución iba a abordar una moción presentada por él y por su compañero Jordi Navarrete para que el Gobierno indemnizara con 57 millones de euros "a las víctimas y a los municipios de Castellón afectados por un bombardeo de la Legión Cóndor que tuvieron lugar en mayo de 1938". Dado que su única fuente de información era el citado documental, Mulet llegó a a afirmar en declaraciones a Europa Press que no se había conocido nada del suceso "hasta que, recientemente, han salido a la luz documentos relevantes e investigaciones".

Su dependencia del relato del Experimento Stuka era tal que citaba como pueblos afectados a Albocàsser, Ares del Maestrat, Benassal y Vilar de Canes y a sus 39 víctimas, pero ignoraba que también fueron atacados por los JU 87 Coves de Vinromà, Benlloch, Serratella y que la batalla del saliente del Maestrazgo, como es conocida, comenzó el 24 de abril y se prolongó hasta el 2 de junio. Además, la cifra de víctimas podría alcanzar las 45, si se confirma el dato no oficial de seis muertos en Serratella (de los otros dos pueblos no hay cifras). Por si fuera poco, la moción volvía a situar al teniente coronel von Richthofen, convertido en el malo oficial del relato, al frente de la operación cuando en realidad llevaba en Alemania desde enero y no volvería a España hasta octubre. Por último, el texto repetía la falsa idea de que era localidades alejadas del frente.

Compromís presentará una moción como la que llevó al Senado pero adaptada a la realidad de la Comunitat Valenciana

Sin embargo, como explicó Navarrete, "finalmente decidimos no insistir en el tema de las indemnizaciones y centrarnos en solicitar un investigación sobre los hechos, para esclarecerlos". El senador por Castellón admite haber recibido una llamada desde la Comunitat Valenciana para advertirles de que la tesis no se sostenía por ningún lado y que estaba llena de errores. Por supuesto, al otro lado del hilo telefónico estaba Grau.

Pero el cambio de planes y el debate interno en la formación no habían llegado a oídos de la diputada autonómica y presidenta de la comisión de Cultura en Les Corts Marian Campello. Ella será la encargada de presentar en los próximos días una moción similar a la del Senado pero "adaptada a la realidad de la Comunitat Valenciana donde ya hay demasiadas comisiones de investigación". Señaló que, probablemente, lo que se hará es instar a la creación de un grupo de trabajo formado por historiadores para arrojar luz sobre la participación de la Legión Cóndor en los bombardeos que tuvieron lugar en la Comunitat Valenciana.

La polémica en el PP

Pero la polémica ha hermanado, por una vez, a Compromís con el Partido Popular. Durante el debate, Manuel Altava (portavoz del PP y futuro miembro del Consejo General del Poder Judicial) aseguró, con todo el rigor histórico, que su formación no iba a apoyar la moción ya que las localidades "estaban en la línea de frente, donde se concentraban gran cantidad de medios de combate republicanos susceptibles de ser neutralizados". Contra Altava se alzaron las voces del PSOE, PNV, ERC o PeCAT, pero al final la moción fue rechaza por la cámara alta donde el PP tiene mayoría.

Al día siguiente, la polémica se trasladó a Castellón ya que los cuatro pueblos que se iban a beneficiar nada menos que de 57 millones de dinero público en ayudas están gobernados por el Partido Popular. Altava tuvo que aguantar las críticas de sus compañeros de formación, que le recordaban también que la Diputación había puesto 20.000 euros de dinero público para financiar el documental. El poder de Experimento Stuka es tal que los senadores del PSOE siguen ignorando que Coves de Viromà y Benlloch cuentan con alcaldes de su partido (Serratella es popular) y que habían compartido la suerte de las demás localidades, así que se podrían haber beneficiado de las ayudas, de haber existido.

Avance flexible sobre la retaguardia

Sin que le temblara la voz, pero visiblemente emocionado, Rafa Molés aprovechó el discurso de la entrega del Premio del Audiovisual Valenciano al mejor documental que recibió el pasado viernes para desdecirse de todo lo que ha ido repitiendo desde que empezó, en 2015, la promoción de Experimento Stuka. Ya no es un misterio que ha tardado ochenta años en ver la luz y que nadie sabía, como han repetido ad nauseam, sino que hora "la historia ya estaba escrita pero sus protagonistas no la conocían". Además, tampoco se centra en cuatro pueblos (como indica el cartel que anuncia la película, sin ir más lejos”, sino que "no solo están en estos pueblos, sino en el pueblo de al lado y en otro, en el otro y en el otro". Apenas treinta segundos antes, su compañero Pepe Andreu le había dedicado el premio a "a las víctimas de los cuatro pueblos Albocàsser, Benassal, Villar de Canes y Ares". De Serratella, Coves de Vinromà o Benlloch ("el pueblo de al lado, el otro y el otro"), que sufrieron los mismos bombardeos pero ni se mencionan en el documental, ni una palabra.

De hecho, ahora resulta que el documental tampoco habla de cómo la investigación de Óscar Vives descubrió un misterio que cambió la II Guerra Mundial, sino que es un documental social sobre los efectos del bombardeo y la búsqueda de la verdad por parte del descendiente de una de las víctimas (sin valorar cuál sea esta). Dentro de poco añadirán que lo de que la orden de atacar la dio von Richthofen era una broma o que nunca han dicho que el bombardeo de esos cuatro pueblos exclusivamente (y no el de al lado, el otro y el otro) es lo que llevó a producir en masa los stuka.

Donde dije digo digo diego o, como dicen los militares, los directores han emprendido un avance flexible sobre la retaguardia: todo menos reconocer que lo que dicen ahora es precisamente lo que llevan diciendo investigadores e historiadores desde 2016. En todo caso, la citada moción de Compromís (y las intervenciones de los diversos partidos) queda como un excelente resumen de lo que ha defendido el documental desde el principio por mucho que intenten disimular.

.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email