GRUPO PLAZA

Los despidos en 'startups' aumentaron en mayo un 350% a escala mundial 

El futuro de la inversión: ahora toca prudencia

27/06/2022 - 

VALÈNCIA. El año 2021 las startups españolas batieron récords históricos de inversión. Según el estudio realizado por el Observatorio del Ecosistema de Startups de la Fundación Innovación Bankinter, la inversión en startups nacionales, incluidas las fintech, alcanzó el año pasado la cifra de 4.300 millones de euros, casi el cuádruple que el año anterior, con un volumen de inversión de 1.107 millones de euros.

Asimismo, el análisis del Observatorio correspondiente al primer cuatrimestre de 2022, mantiene la curva ascendente. “Pese a que 2022 haya arrancado con malos auspicios desde el punto de vista de la estabilidad internacional, el ecosistema startup español no parece verse afectado. Al contrario, sigue creciendo tanto en términos cuantitativos como cualitativos”, afirman, citando las 115 operaciones de inversión cerradas en los tres primeros meses del año por valor conjunto de 1.226 millones de euros.

Sin embargo, la alegría de estos datos no quita para que algunos empiecen ya a lanzar alertas de recortes en la financiación conforme se van sumando al escenario una inflación creciente, la subida de los tipos de interés o el encarecimiento de las materias primas y del coste energético con una guerra en el Este de Europa de evolución incierta.

Despidos y congelación de contrataciones

Se apoyan también los auspicios en lo que está sucediendo con grandes tecnológicas a las que todos creíamos imbatibles. Netflix, Spotify, Amazon, Microsoft o Apple son algunas de las que arrancaron el año con fuertes caídas en Bolsa. Otras, como Gorillas, están aplicando ya despidos masivos mientras que en Meta o Uber han optado por detener las contrataciones.

Según datos recopilados por Layoffs.fyi, un rastreador de despidos en compañías tecnológicas, los despidos en startups aumentaron en mayo un 350% a escala mundial.

En este sentido, Matias Bonet, CEO de Smashforward, CTO de lemon.markets y experto en fundación e inversión de startups, advierte de que “esta tendencia negativa afectará incluso a startups que han levantado una ronda recientemente.” Vaticina también que “en Europa, se producirá una importante reducción de la demanda de empleo en las startups, siendo más selectivos y reduciendo hasta un 80% sus contrataciones”. 

Dinero sí, pero no a cualquier precio

De la posibles dificultades que, en vista del contexto que se está fraguando, podrían empezar a padecer la startups que buscan financiación, se habló también en uno de los workshop celebrado en la última edición del South Summit.

Ninguno de los participantes en el encuentro quiso extrapolar la situación que atraviesa el ecosistema estadounidense, con algunas valoraciones exorbitantes, al europeo o el nacional, aunque tampoco quisieron ocultar la marea que se avecina ni el riesgo de entrar en un periodo de recesión a la vuelta del verano.

“Aquí hay noticias buenas y malas -dijo Aquilino Peña, fundador de Kibo Ventures- La mala es que el mundo, a nivel inversor, parece que se ha parado. Compañías con valoraciones billions están teniendo problemas para encontrar financiación. La buena noticia es para los que invierten en la digitalización de sectores, algo que es imparable”.

Por lo demás, tanto Peña como Hugo Arévalo (The Power Business School), otro de los participantes, coincidieron en subrayar que nada tienen que temer los buenos proyectos ni los buenos modelos de negocio porque a estos no les va a faltar financiación, aunque se imponga la cautela.

“Sí que ahora los inversores vamos a ser más selectivos y a empezar a valorar otras cosas. Por ejemplo, hay que prestar mucha atención al runway y no quedarse sin efectivo antes de tiempo. Ahora se impone una visión más estratégica, aunque se penalice un poco el crecimiento. Por lo demás, y aunque las circunstancias macro no parezcan favorables, creo que las inversiones van a seguir. Dinero hay, pero se va a utilizar de forma más razonable”, es la opinión de Arévalo.

El premio a la sensatez

Sales Layer, con 24 M de euros recién levantados, Idoven, con 18,5M, o Designable son algunas de las startups nacionales que demuestran que el grifo de la inversión no se ha cerrado aún. 

Sobre cuáles pueden ser las causas que hacen que un proyecto sea invertible en este momento, Andrés Perales, CEO y cofundador de Designable responde: “Aunque el core de nuestra empresa sea el desarrollo de tecnología, creo hemos sabido construir un producto que el inversor es capaz de entender y validar de forma sencilla. Lo nuestro es una plataforma que facilita a particulares la construcción de viviendas personalizadas poniéndoles en contacto con los propietarios del suelo. Eliminamos así la figura del promotor. La solución y las ventajas se entienden fácilmente y creo que esa ha sido una de nuestras claves para atraer a los inversores, además de que siempre hemos intentado ceñirnos al plan de negocios y ser contenidos en el gasto”.

Entiende Perales también que ahora llegan momentos de miedo. “Los inversores van a buscar soluciones más anticíclicas y con sentido, algo que se enfoque a mercados reales”.

Cierto que cada vez que se produce una situación de crisis se habla de la oportunidad de separar el grano de la paja y de sectores que salen favorecidos en detrimento de otros que pasan a la sombra, pero es pronto aún para saber cómo se hace la limpia. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme