X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

DESAYUNO ORGANIZADO POR VALENCIA PLAZA

El futuro de las pensiones y la necesidad de un nuevo modelo de reparto

25/10/2019 - 

VALÈNCIA. Con una pirámide poblacional completamente invertida en España, una menguante 'hucha de las pensiones' y una manifiesta falta de cultura financiera es hora de comenzar a tomar decisiones para complementar la jubilación. Y de ello se habló este pasado martes en el desayuno organizado por Valencia Plaza, patrocinado por Mapfre

Allí estuvieron Joaquim Miró, director general territorial de Mapfre en la Zona Este; Ángel Crespo, subdirector de desarrollo de Negocio de Mapfre Vida; José Vicente Villaverde, presidente de la Asociación Jóvenes Empresarios de València (AJEV); Enrique Devesa, doctor en Economía de la Universidad Valencia y Instituto de Políticas de Bienestar Social (Polibienestar); Carlos Pascual Vicens, socio director de Romá Bohorques Tax & Legal; y Maicen Farinós, responsable de administración de personal de Emivasa.

Asimismo también acudieron a la llamada de este diario Christian Dürr, socio director de Ética Patrimonios EAF; Antonio Aspas, socio fundador de la gestora Buy & Hold; y Alejandro Martínez, socio director de Inversiones de Efe & Ene Multifamily Office. Enrique Lucas, presidente de Ediciones Plaza, presentó "lo que es ya una forma de comunicación nuestra, que ya nos están imitando algunos", agradeciendo el patrocinio a Mapfre.

"Es un placer que me hayáis invitado para hablar de un tema que me apasiona y si me pongo muy radical que alguien me de una patada por debajo de la mesa" señaló Ángel Crespo despertando las sonrisas de los asistentes. El experto de Mapfre puso como ejemplo a sus padres para entender la problemática actual de las pensiones. "Cobran los dos juntos de jubilados más que mi padre trabajando" para incidir en la importancia de la previsión social en las empresas "porque el trabajador por cultura y cuna ha tenido todo cubierto por la Seguridad Social y esto se está acabando".


El subdirector de desarrollo de Negocio de Mapfre Vida incidió en la necesidad de "poner una hucha en los fondos del trabajador", tal y como sucede en EE UU donde "los trabajadores se preocupan por saber los planes de previsión que tienen y el papel que juega la empresa, mientras aquí la preocupación se centra normalmente en torno a la cantidad que vamos a cobrar puesto que nuestra Seguridad Social complementa todo el resto de necesidades en caso de fallecimiento, enfermedad, jubilación..."

Javier Alfonso, director de Valencia Plaza, comenzó a poner temas sobre la mesa partiendo de "un futuro de las pensiones en España del que podríamos estar hablando horas y horas". Alejandro Martínez no se mordió la lengua y manifestó que "el modelo es insostenible porque está mal concebido: uno que ahorra para otra persona es un modelo abocado fracasar. El modelo sueco podría ser una alternativa". 

Un sistema "demasiado generoso"

El profesor Devesa, un auténtico conocedor de la materia, advirtió que "el sistema de pensiones en España es demasiado generoso y hasta ahora no había pasado nada por la retroalimentación que no dejaba aflorar el problema, pero el problema ya está aquí porque la esperanza de vida sigue creciendo, la natalidad es la que es y la situación actual es mala". Asimismo recordó a los presentes que el déficit de la Seguridad Social alcanzará este año los 20.000 millones de euros. "Con ese déficit podríamos hacer 50 hospitales como el de La Fe".

Por su parte, Joaquim Miró señaló que "durante muchos años ha sido un modelo de reparto y de éxito pero las circunstancias han cambiado. La base es la que es pero hay que sacar las cosas buenas del pasado y explorar nuevas alternativas como en el tema fiscal"; mientras que Antonio Aspas recordaba la gravedad del problema y aún así "los políticos se pasan la problemática de las pensiones como si fuera una pelota; al final esto explotará en pocos años y si ahora en España la esperanza de vida está en 83 años dentro de 30 años estará en 87. Hay que buscar soluciones y la gente no es consciente o no quiere serlo".


En la misma línea se pronunciaba Carlos Pascual Vicens: "Es una emergencia nacional clara y una 'patata caliente' que a los políticos les molesta tomar. Tiene que haber una voluntad política para abordar de verdad el tema de las pensiones"; mientras Enrique Lucas advertía sobre la 'temprana' edad de jubilación a los 65 años, a lo que asentía Joaquim Miró manifestando que "a esos años hoy en día es una persona con vitalidad y con ganas de hacer cosas, lo que hay que plantearse cuál es la edad de jubilación"; y José Vicente Villaverde añadía "sí, pero teniendo en cuenta el sector laboral porque no es lo mismo trabajar en aquellos más duros como la construcción que en otros como en una oficina".

En el fragor de tan interesante debate, Ángel Crespo recordó que "la jubilación es un derecho en España y no una obligación. Cuanto más se alargue la edad del trabajador asalariado, la decisión de jubilarse tardará más en llegar. No puedes obligar a la jubilación porque recargas el sistema". Además introdujo en el debate la situación de aquellos empleados que quieren o necesitan por razones económicas continuar trabajando, pero en sus empresas se está buscando que accedan a la jubilación por llegar a la edad. "Vamos a la contra en todo en España"; "y de seguir así acabaremos como en Grecia" añadió Antonio Aspas provocando una carcajada entre los asistentes.

"Nosotros teníamos un complemento a la jubilación que fue creciendo y creciendo hasta hacerse insostenible, por lo que tuvimos que cambiar el modelo a un plan de pensiones con una aportación de la empresa", apuntó Maicen Farinós; y Enrique Devesa declaró que "tenemos un sistema de pensiones donde las cantidades se pusieron muy alegremente". Y como bien recordó Joaquim Miró "es un tema de cultura financiera que tenemos que trabajar mucho para que vaya calando" a lo que José Vicente Villaverde añadió "educación financiera desde la base, empezando a educar desde jóvenes". Todo ello para evitar "estar acostumbrados a que siempre esté ahí 'papá' Estado" como comentó Antonio Aspas.


Christian Dürr hizo hincapié en que "los pilares claves son el Estado, las empresas y los empleados. El sistema de pensiones funciona y no hay uno perfecto, no es un problema español, pero yo recomiendo un sistema donde el Estado contribuy< con su parte obligatoria, pero los otros dos -compañías y trabajadores- también deben aportar algo a la hucha. El ahorro voluntario hay que fomentarlo en España"; mientras Carlos Pascual Vicens no solamente se sumó a la causa común de una mayor cultura financiera y una planificación fiscal sino que abogó por la necesidad "de saber con tiempo lo que uno va a percibir en la jubilación para saber si tiene que complementarla".

O lo que es lo mismo: la famosa 'carta naranja', que el Gobierno se comprometió en lo que es una práctica habitual en numerosos países de la Unión Europea. "Fue una muy buena idea" respondía Joaquim Miró; "lo increíble es que está aprobada y no se pone en marcha" agregó Antonio Aspas; mientras que Alejandro Martínez volvió a destacar el papel relevante de la cultura financiera: "No hacen falta 20 años para cambiar el sistema sino una formación financiera básica. Con la tasa de desempleo que tenemos hay que aprovechar el tema del emprendimiento". Y en ese sentido José Vicente Villaverde recordó que "antes era un emprendimiento de necesidad por la crisis y ahora se está potenciando".

En otro orden de cosas Ángel Crespo volvió a incidir en que "las medidas que se han puesto para corregir el déficit de las pensiones no aportan una solución definitiva y desde algunos ámbitos se proponen planes de previsión social que tienen coste sólo para las compañías. Creemos que debe implicar a ambos, trabajador y empresa; "en nuestro caso si el trabajador no aporta tampoco lo hace la empresa" respondió Maicen Farinós; "la empresa tiene que saber antes qué le va a costar estos planes" reclamó Carlos Pascual Vicens.


El desayuno encaraba su parte final cuando Juan Vicente Villaverde recordó que "se sigue viviendo en la cultura del colchón" a lo que respondió asintiendo Antonio Aspas que "la cultura financiera es la base de todo"; y Joaquim Miró puso sobre la mesa algo tan propio del carácter conservador del ahorro español: "Somos un país donde a la renta variable se le tiene un poco de respeto y los tipos de interés bajos han venido para quedarse tiempo. La renta fija exige tener cultura financiera y el asesoramiento es una clave muy importante". En esta línea el profesor Devesa mencionó el programa de educación financiera para universitarios que han puesto en marcha; y José Vicente Villaverde que "hay más cultura financiera en la Formación Profesional que en las universidades".

La importancia del asesoramiento financiero la puso sobre la mesa Alejandro Martínez porque "sin diálogo no la hay y si hubieran incentivos habría mucha más gente interesada en la educación financiera". A su lado Christian Durr añadía que "nuestra labor es la de acercar a los clientes con depósitos a otros activos, pero sacarlos de ese mundo es complicado y requiere tiempo". Y tiempo -y mucho- "es el que dedica la gente para comprarse un móvil pero no para invertir en formación financiera" como bien aseveró Antonio Aspas.

Y para terminar, Joaquím Miró recalcó que "hay que trabajar en el tema de la cultura financiera y nuestra labor es la transmisión de esa necesidad. La parte buena es que vamos a vivir más años pero se trata de vivirlos de la mejor manera posible. Hay que buscar sistemas complementarios al modelo actual que tenemos".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email