Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El Gobierno estima el cierre de la nuclear de Cofrentes para noviembre de 2030

23/04/2020 - 

VALÈNCIA (EP) El Gobierno estima el cierre de la central nuclear de Cofrentes (Valencia) para noviembre de 2030, según consta en una respuesta parlamentaria del pasado mes de febrero al senador de Compromís, Carles Mulet, que se había interesado sobre la fecha para la conclusión de la actividad en la instalación.

El ejecutivo señala en la respuesta que la seguridad en la operación de las centrales nucleares es competencia del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), organismo independiente de la administración encargado de vigilar que el funcionamiento de estas instalaciones "no represente riesgo alguno ni para los trabajadores ni para las personas o el medio ambiente".

Además, es el encargado de elaborar los informes sobre seguridad de las centrales, que preceden, con carácter vinculante en tal materia, a la correspondiente autorización del Ministerio para la Transición Ecológica.

Con estos condicionantes, explica que los propietarios de las centrales y la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos firmaron en marzo de 2019 un Protocolo que contiene el calendario de cierre ordenado de las instalaciones, "con base al horizonte temporal contemplado en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y en base, también, a las solicitudes de renovación de las autorizaciones para la continuidad de su explotación, cuya aprobación corresponde al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico".

Así, con dichas premisas, "se informa que se estima el cierre de la central nuclear de Cofrentes para noviembre del año 2030", concluye el Gobierno.

Mulet había trasladado al ejecutivo la "preocupación" por el mantenimiento activo de la central de nuclear de Cofrentes, con unas declaraciones del diputado de Compromís en Les Corts Juan Ponce, quien incidía en que ""si no queremos tener un Fukushima valenciano, la central nuclear de Cofrentes tiene que cerrar el próximo año, en 2021".

Asimismo, recordaba que la pasada legislatura, a propuesta de los grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno del Botànic, se aprobó una iniciativa para que el Consell exigiera al Gobierno central el cierre y desmantelamiento de la central y añadía que, cuando queda un año para la fecha del fin del funcionamiento de la nuclear valenciana, "la empresa explotadora del suministro, Iberdrola, está maniobrando para alargar la licencia hasta 2030".

Compromís afirmaba que Cofrentes tiene las piscinas del combustible usado "llenas de residuos nucleares", lo que significa que los residuos que se generan cada día "tienen que salir de esas piscinas al Almacén Temporal Individualizado (ATI) que está situado a la intemperie, junto a la central, a poco más de un kilómetro del pueblo y a unos 200 metros del río Júcar, que riega y da de beber al área metropolitana de València e, incluso, a una gran parte de la provincia". "Todo con los riesgos medioambientales y para la salud de las personas que esto implica", alertaba.

Para Mulet, "dejar la decisión política en decisiones técnicas es de una cobardía política enorme, más cuando los partidos políticos que conforman el Gobierno, sus sucursales valencianas, aquí dicen justamente lo contrario. Es preocupante ver cómo algunos partidos hacían bandera del cierre de todas las nucleares en 2024 y han ido difuminando esa exigencia", ha lamentado el senador, que asegura que seguirán reclamando programar el cierre de Cofrentes en 2021 porque "no nos podemos permitir ese riegos diga lo que diga el CSN".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email