X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de noviembre y se habla de enrique soriano à punt CVMC EMT VALENCIA Quique Dacosta
GRUPO PLAZA

antes de empezar su desmantelamiento

El Gobierno quiere analizar técnica y económicamente las alternativas en Castor 

Compromís lamenta la falta de "medidas reales" para desmantelar el almacén de gas Castor frente a Castellón

27/11/2017 - 

VALÈNCIA. (EP). El almacén de gas Castor, frente a las costas de Vinaròs (Castellón) está en la actualidad en una situación "estable" y el Gobierno considera "necesario" analizar técnica y económicamente las alternativas para proceder de forma segura para las personas y el medioambiente y de la manera más eficiente de cara a su futuro desmantelamiento seguro.

En una respuesta del Gobierno al senador de Compromís Carles Mulet, el Ejecutivo recuerda que se acordó la hibernación segura del almacén subterráneo de gas cuyas tareas de llenado provocaron movimientos sísmicos en agosto de 2013 que motivaron su posterior cierre.

Entonces, el Ejecutivo acordó hibernar las instalaciones asociadas al almacenamiento y extinguió la concesión de explotación a su titular, ESCAL UGS S.L. cuyas instalaciones pasaron a ser administradas por ENAGAS para garantizar la seguridad de las personas, los bienes, el medio ambiente y el correcto mantenimiento de la operatividad del almacén Castor y optimizar los recursos disponibles del sistema gasista español. Desde entonces, el Gobierno asegura a Compromís que ENAGÁS "ha adoptado las medidas técnicas necesarias para la hibernación segura de la instalación".

En este contexto, añade el Gobierno en su respuesta que el estudio encargado por ENAGAS al Massachusetts Institute of Technology (MIT) y a expertos de la Universidad de Harvard concluyó con claridad que volver a operar Castor podría desencadenar "con muy alta probabilidad" por la desestabilización de las fallas de la zona "nuevos episodios sísmicos".

En definitiva, el Gobierno considera que ahora que Castor está en situación estable y teniendo como prioritaria la seguridad de las personas, los bienes y el medio ambiente, "antes de proceder a cualquier operación tendente al desmantelamiento" ve "necesario" analizar técnica y económicamente las alternativas a ello de forma segura para las personas y el medio ambiente "de la manera más eficiente".

A tenor de la respuesta parlamentaria, el senador de Compromís Carles Mulet ha lamentado la falta de "medidas reales" para desmantelar el almacén al que define como un "amasijo de ferralla en el mar" y critica la falta de "transparencia en todo lo que rodea al proyecto de almacén de gas.

Así, ha reprochado la práctica "enquistada" en las respuestas del Gobierno respecto a este "proyecto energético fracasado" porque considera que el Ejecutivo no concreta las medidas que se adoptarán para su desmantelamiento.

El senador reacciona así a la respuesta parlamentaria del Gobierno tras su pregunta sobre los episodios de terremotos de 2013 y la necesidad de instalar sismógrafos submarinos para monitorizar la falla de Amposta y afrontar el desmantelamiento de la planta.

Mulet critica que el Gobierno le haya contestado que ha decidido que la instalación de almacén de gas Castor siga "en su estado actual de hibernación que garantiza la estabilidad del mismo".

El senador denuncia que "el método Rajoy" de resolver los conflictos no sirve a los vecinos afectados por los terremotos y considera que no se puede tener 'sine die' "toda esa ferralla en medio del mar a expensas de algún accidente o movimiento geológico que genere peligro a la población.

Por ello, el senador propone sellar el almacén de la mano de expertos, como ya hizo la empresa Shell cuando abandonó la planta al haber constatado durante décadas los episodios sísmicos que producía la explotación del yacimiento petrolífero y que hoy almacena millones de metros cúbicos de gas en el subsuelo.

Por otro lado, Mulet considera que el coste de desmantelar la planta deberían abonarlo "quienes planificaron mal" y ejecutaron con más de un año de retraso un proyecto innecesario y que dio toda clase de problemas.

En definitiva, Compromís lamenta que 2017 vaya a terminar sin tomar medidas reales tras el estudio que se encargó al Massachussets Institute of Techonology (MIT) para analizar el problema y buscar soluciones para evitar el temor que todavía subyace entre muchos vecinos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email