GRUPO PLAZA

grandes líneas de trabajo: políticas sociales y administración ágil

El Govern de la Nau analiza el calado de los cambios del 'cambio' 

30/09/2017 - 

VALÈNCIA. Dos años después de que los valencianos apostaran por el cambio en el Ayuntamiento de València, y a poco más de un curso del final de su mandato, los miembros del Govern de la Nau -integrado por Compromís, PSPV y València en Comú- han celebrado este sábado su tercer encuentro anual en el Centro Cultural La Nau de la Universitat de València, donde los tres grupos municipales han abordado sus "grandes líneas de trabajo", centradas en políticas sociales y la mejora de la agilidad administrativa.

El alcalde, Joan Ribó, que ha presidido la reunión, ha precisado en declaraciones a los medios, antes del encuentro, que el objetivo de la cita es "revisar lo que se ha hecho", "ver los planes y proyectos" que se han cumplido y "en qué fase se están cumpliendo aquellos que no se han abordado aún".

"A mitad de periodo, queremos recordar que nacimos en esta universidad bajo la inspiración de Lluís Vives, tenemos una voluntad humanista y de trabajar por las personas", ha señalado. "Hemos elegido la Nau porque ahora hace poco más de dos años adquirimos un compromiso de Gobierno para la transformación de esta ciudad en clave de progreso. Estamos a mediados de mandato y es momento de revisar los proyectos que hemos llevado adelante, y cómo podemos continuar mejorando la vida de las personas", ha dicho durante el encuentro.

Primero, según Ribó, los miembros del Ejecutivo han analizado el presupuesto. "El señor Montoro -en referencia al ministro de Hacienda- nos obliga a que los gastos sean iguales que los ingresos, y eso no es fácil porque la voluntad de la gente siempre tiene más proyectos de los que podemos abordar", ha recalcado.

El alcalde ha puesto en valor que "hasta el momento, el Gobierno municipal de València ha sido el primero que ha tenido los presupuestos concluidos en el año 2016 y 2017 de los grandes municipios del estado español".

Se trata, a su juicio, de "un gesto de eficacia, un gesto de que se está trabajando de una forma coordinada y de que se puede comprobar en hechos concretos, a pesar de que cada uno en determinado momento sea libre de tener posiciones diferenciadas que después vamos cerrando".

Una ciudad más creíble

Por su parte, la primera teniente de alcalde y portavoz socialista, Sandra Gómez, ha defendido que, pasado el ecuador de la legislatura, "València ha mejorado". "Es una ciudad más justa, con más oportunidades, y sobre todo es una ciudad más creíble", ha recalcado

"Obviamente, hay margen de mejora y esa es la segunda parte de la reflexión. Tenemos también que ver qué retos nos quedan por abordar, corregir aquellas cosas que debamos hacer, hacer una valoración y una evaluación también autocrítica de cada grupo y cada área para ver en qué podemos mejorar y cómo podemos ofrecer el mejor servicio a la ciudadanía", ha añadido.

Durante la reunión de los socios de Gobierno, Gómez ha hecho referencia a la importancia de "fomentar el desarrollo económico de sectores ligados a la innovación, así como fortalecer el proyecto Barris per l'Ocupació". También ha puesto en valor el Plan Estratégico de Turismo para "garantizar la convivencia en aspectos como la regulación de apartamentos turísticos".

La concejala ha hecho hincapié en llevar las instalaciones deportivas a todos los barrios, aprobar una nueva ordenanza de convivencia y construir al menos dos centros mas de mayores. Asimismo, ha apostado, en línea con la voluntad de agilizar la administración, por la modernización de los sistemas informáticos en el área de Hacienda.

La calidad de los barrios

El portavoz de Compromís, Pere Fuset, ha destacado que para su formación las prioridades serán "las políticas sociales que busquen mejorar la calidad de vida, que se han de concretar en todos los barrios de València, con especial atención en barrios como Orriols o un Cabañal, donde se verá cómo todos los proyectos que el Gobierno está desarrollando se materializarán a partir de este mismo instante".

El también concejal de Cultura Festiva ha incidido además en que se formularán "nuevas propuestas en materia de jardinería, de residuos sólidos, también en materia de movilidad sostenible", de forma que se "complete" la red de transporte público.

"Terminaremos trabajando por la cultura en los barrios, apostando por ella como un derecho porque pensamos que es un motor de cohesión social de toda la ciudad", ha agregado, antes de asegurar que llenarán "las plazas y calles de actividades, dinamizando, cosiendo y tejiendo esta ciudad", a través de entidades como Feria Valencia o de la Marina de València.

Una Administración más ágil

El edil de Compromís ha destacado "la prioridad de marcar la agilidad de la administración, que ha de pasar tanto por aplicaciones informáticas y la manera de trabajar como por optimizar al máximo el personal". "Continuamos trabajando también en esa línea para ampliar los trabajadores públicos con los que el Ayuntamiento pueda disponer", ha adelantado.

En este sentido, Joan Ribó -también de la coalición- ha concretado la voluntad de que "unos sistemas informáticos que son de los años ochenta se mejoren". "No es una cosa que se pueda hacer en un año, necesita mucha preparación y mucha formación por parte de los trabajadores del Ayuntamiento, pero debemos comenzar de alguna manera", ha manifestado.

"Yo decía en el Debate del Estado de la Ciudad que cosas que en Madrid, Barcelona o Zaragoza se hacen apretando una tecla, aquí en València puede costar una semana de trabajo a un trabajador cualificado. ¿En cuánto tiempo haremos esto? Depende de lo que permitan los presupuestos", ha reiterado.

Prioridad en Justicia social para València en Comú

La segunda teniente de alcalde y portavoz de València en Comú (VALC), María Oliver, ha indicado que su grupo municipal "la prioridad siempre es la justicia social". "Marcaremos líneas en el tema de las escuelas infantiles, la vivienda", la "urgencia" de acogida a los inmigrantes e intentar destinar este año el 0,7 por ciento del presupuesto para cooperación internacional, "la participación ciudadana en los barrios y también en el cambio climático", ha señalado. 

"Pensamos que hace dos años la ciudadanía apostó por este Gobierno con muchísima ilusión. Es el momento de redoblar las fuerzas para demostrar que no es solo una cuestión de ilusión sino de agilidad de gestión. En este sentido, para València En Comú, no es tanto una cuestión de presupuestos, sino que la agilidad de la gestión tiene que ser un compromiso por parte de las tres fuerzas", ha añadido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme