X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El nuevo Mercedes-AMG GLB 35 4MATIC

6/09/2019 - 

VALÈNCIA. El nuevo Mercedes-AMG GLB 35 4MATIC (consumo de combustible en el ciclo mixto: 7,6-7,5 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 173-171 g/km)[1] constituye una opción única en el segmento de los SUV compactos por su diseño llamativo y pasional, por su gran funcionalidad, por su dinamismo y por ofrecer espacio suficiente para un máximo de siete ocupantes. El motor sobrealimentado de cuatro cilindros y 2,0 litros, con 225 kW (306 CV), es aval de disfrute al volante en combinación con el cambio AMG SPEEDSHIFT DCT 8G y la tracción integral variable AMG Performance 4MATIC (aceleración de 0-100 km/h en 5,2 segundos). A esto se suman los apreciados atributos de un SUV, como una posición alta de los asientos, mucho espacio para pasajeros y equipaje y una aptitud equilibrada para todo terreno.

«El nuevo GLB 35 4MATIC amplía una vez más nuestra cartera de productos y supone una oferta especialmente atractiva para personas con un estilo de vida activo que esperan de un automóvil un alto grado de versatilidad.  Nuestro nuevo SUV compacto atiende a estos deseos con la posibilidad opcional de viajar con siete personas a bordo, sin renunciar por eso a los genes típicos de la marca AMG. Al igual que los demás modelos de nuestra gama, el nuevo GLB 35 satisface dentro de su segmento la promesa de la marca, expresada por el término Driving Performance», comenta Tobias Moers, Presidente del Consejo de Dirección de Mercedes-AMG GmbH.

Motor sobrealimentado AMG de 4 cilindros y 2,0 litros con una respuesta espontánea y emocional a los deseos del conductor

El motor sobrealimentado de 2,0 litros desarrolla una potencia de 225 kW (306 CV) y, gracias al turbocompresor de doble entrada, fascina por su reacción espontánea a cualquier movimiento del acelerador, un empuje elevado (par motor máximo 400 Nm a partir de 3.000 rpm) y una enorme agilidad. El bloque motor de fundición inyectada de aluminio, muy resistente y ligero, reduce el peso del vehículo donde más importa para el dinamismo de la conducción. El turbocompresor con sistema de doble entrada combina una respuesta ideal a bajas revoluciones con un aumento impresionante de la potencia a altas revoluciones.

Otro detalle que acredita el alto nivel tecnológico del propulsor y ayuda a reducir el consumo es el mando variable de las válvulas CAMTRONIC. La gestión térmica inteligente asegura un calentamiento más rápido y más eficiente del motor y el aceite. Los elementos de inyección piezoeléctricos de dimensiones compactas inyectan el combustible con máxima precisión, lo que contribuye a mejorar la eficiencia.

Cambio rápido y ágil de doble embrague AMG SPEEDSHIFT DCT 8G

Esta transmisión domina con soltura los cambios rápidos de relación si se practica una conducción deportiva, pero también las transiciones suaves y confortables para recorrer grandes distancias de forma relajada. Al cambiar a una marcha más larga, la interrupción parcial del encendido favorece cambios rápidos de relación. Al reducir se recurre a la función de doble embrague para aumentar el confort. Esta función aproxima el número de revoluciones del motor y del cambio, reduce a un mínimo las reacciones indeseadas a los cambios de carga y estabiliza por tanto el vehículo, especialmente al frenar antes de una curva. Esto favorece además un estilo de conducción especialmente dinámico.

La función RACE START implementada de serie permite al nuevo Mercedes-AMG GLB 35 4MATIC apurar al máximo su capacidad de aceleración partiendo del vehículo parado. Un régimen más elevado al ponerse en marcha y puntos optimizados de cambio de relación hacen posible disfrutar de la mayor tracción y la máxima aceleración viables. RACE START permanece activo mientras el conductor mantiene el acelerador pisado a fondo.

Placer de conducción elevado a la quinta potencia: AMG DYNAMIC SELECT y AMG DYNAMICS

Con los cinco programas de conducción de AMG DYNAMIC SELECT —Calzada resbaladiza, Comfort, Sport, Sport+ e Individual— es posible disfrutar de vivencias muy variadas al volante, que van desde un confort elevado hasta una deportividad ágil. Al seleccionar uno de los programas se modifican importantes parámetros, como la respuesta del motor, el cambio, el tren de rodaje y la dirección.

·        El programa de conducción «Calzada resbaladiza» está concebido para circular sobre superficies de baja adherencia, con potencia reducida y una curva de par más horizontal. Cambios suaves de relación, conmutación temprana a una marcha más larga y el sistema de parada y arranque ECO favorecen una percepción de gran estabilidad en la conducción.

·        El programa «Comfort» propicia una conducción confortable y optimizada para reducir el consumo. Entre otras medidas, esto se logra mediante cambios muy tempranos a una marcha más larga. El tren de rodaje y la dirección presentan una armonización confortable, y está activo el sistema de parada y arranque ECO.

·        Los programas «Sport» y «Sport+» se caracterizan por la agilidad y el placer de conducción, con una armonización deportiva del motor y el cambio. El sistema de parada y arranque ECO está desactivado.

·        El programa de conducción «Individual» brinda la posibilidad de seleccionar y memorizar valores individuales para los parámetros mencionados, de acuerdo con las preferencias del conductor. En los modos «Reduced» y «Moderate» de la propulsión está disponible además la función de planeo.

Estos programas están vinculados al sistema de regulación de la agilidad AMG DYNAMICS. De ese modo, el conductor tiene opciones más diferenciadas a la hora de adaptar el comportamiento de marcha a su nivel de exigencias y a las condiciones de conducción.

En el GLB 35 4MATIC se han agrupado bajo el concepto genérico AMG DYNAMICS las funciones de agilidad «Basic» y «Advanced», que se seleccionan automáticamente mediante el programa de conducción elegido. En función del programa se adaptan de forma inteligente los parámetros relevantes para la conducción, como la regulación de la distribución de par en la tracción integral, la curva característica de la dirección y los umbrales de regulación de la versión completamente actualizada del ESP® (programa electrónico de estabilidad).

·        «Basic» está vinculado a los programas de conducción «Calzada resbaladiza» y «Comfort». El GLB 35 4MATIC se caracteriza en este modo por un comportamiento de marcha muy estable, con gran atenuación de las fuerzas de guiñada.

·        «Advanced» se activa en el programa «Sport». El GLB 35 4MATIC muestra aquí un comportamiento equilibrado y neutro. Una menor atenuación de los movimientos de guiñada, menores correcciones del ángulo de la dirección y una mayor agilidad favorecen maniobras dinámicas como, por ejemplo, la conducción en carreteras sinuosas.

Tracción ideal: la tracción integral variable AMG Performance 4MATIC

La tracción integral desarrollada para optimizar las prestaciones asegura en todas las situaciones una combinación ideal de dinamismo, tracción y eficiencia. Un embrague de discos con regulación electromecánica específica de AMG distribuye el par motor de forma variable, con adaptación espontánea en función de la situación de marcha. El margen se extiende desde una tracción exclusivamente delantera hasta una distribución equilibrada en relación 50:50 entre el eje delantero y el eje trasero, por ejemplo, para realizar maniobras dinámicas o avanzar sobre nieve o pisos resbaladizos. Los parámetros determinantes para regular la distribución de par no son solo la velocidad de marcha, la aceleración transversal y longitudinal y el ángulo de orientación de las ruedas delanteras, sino también la diferencia de número de revoluciones entre las distintas ruedas y la marcha acoplada.

En la regulación de la tracción integral se tiene también en cuenta la posición seleccionada para el programa electrónico de estabilidad ESP® de tres niveles, desde un reglaje deportivo y seguro hasta otro altamente dinámico. El sistema de control de la estabilidad 4ETS aumenta adicionalmente la seguridad de conducción y la agilidad, especialmente sobre calzadas con adherencia desigual o resbaladizas. Este equipo interviene en los frenos para evitar que las ruedas propulsadas giren en vacío en uno de los lados al ponerse en marcha y al acelerar. Al mismo tiempo, el efecto de diferencial autoblocante resultante transmite el par de propulsión a las ruedas con suficiente agarre.

El tren de rodaje optimiza el dinamismo transversal y el confort en recorridos largos

El tren de rodaje AMG está diseñado para alcanzar altas velocidades en curvas, con un ángulo de balanceo reducido. De esa manera, el GLB 35 4MATIC puede desplegar plenamente su potencial dinámico. Las elevadas reservas en el margen límite hacen posible disfrutar de un alto placer de conducción, pues las reacciones del vehículo son siempre seguras y previsibles. Gracias a la renovación íntegra de los componentes de guiado de las ruedas, como las manguetas y los brazos transversales del eje delantero, así como el portaeje específico y los portarruedas del eje trasero, la respuesta de la dirección es aún más directa y aumenta el dinamismo transversal. Al mismo tiempo, los especialistas en el tren de rodaje de Mercedes-AMG no han olvidado dotar al vehículo de un confort equilibrado en recorridos largos.

Dirección paramétrica y sistema de frenos de altas prestaciones para conservar el control en cualquier situación

La dirección paramétrica electromecánica opera con desmultiplicación variable y convence con una respuesta precisa y auténtica del contacto con la calzada. Al circular a alta velocidad disminuye la asistencia de la servodirección, que aumenta de forma progresiva a bajas velocidades. De ese modo se precisa una fuerza relativamente reducida para manejar el volante a baja velocidad y se conserva el control ideal sobre el vehículo a velocidades superiores. En función del programa de conducción seleccionado por el conductor, la dirección resulta más dura y deportiva o especialmente confortable.

El sistema de frenos de alto rendimiento AMG con pinzas de freno de color plata y distintivo AMG negro delante es el socio ideal para el potente equipo de propulsión. Este sistema permite una dosificación precisa de la fuerza de deceleración y conserva en todo momento su resistencia, incluso bajo esfuerzos elevados. Artífices de ello son, entre otros, los discos de freno de grandes dimensiones autoventilados y perforados en todas las ruedas. En el eje delantero se montan pinzas fijas de 4 émbolos con discos de freno de fundición gris de formato 350 x 34 mm. En el eje trasero se trata de pinzas de garra de 1 émbolo con discos de freno de fundición gris y formato 330 x 22 mm.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email