X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

segunda parte de 'casa de muñecas'

El Olympia estrena 'La vuelta de Nora' de Ibsen en una versión "contemporánea y feminista"

10/01/2019 - 

VALÈNCIA. (VP/EP). La vuelta de Nora (Casa de Muñecas 2) llega al Teatro Olympia con una segunda parte del clásico dramático de Henrik Ibsen que "acerca el conflicto" planteado en la obra "a las situaciones de hoy". Se trata de una función que emplea un "lenguaje contemporáneo, del siglo XXI" y que lanza un "discurso evidentemente feminista", pero "no de panfleto", sino que propone "una lectura muy interesante para los hombres que hoy en día se sienten un poco descolocados".

Así lo ha destacado este jueves en la rueda de prensa de presentación de la obra en este teatro valenciano el equipo de intérpretes de la obra, Aitana Sánchez Gijón, Roberto Enríquez, María Isabel Díaz Lago y Elena Rivera. Se trata de una obra escrita por el joven dramaturgo estadounidense Lucas Hnath y dirigida en España por Andrés Lima.

Escrita en el año 2017 por Hnath, se trata de la secuela de Casa de Muñecas de Ibsen. Comienza con una llamada a la puerta, la misma puerta que Nora cerró de un portazo 15 años atrás justo antes de que cayera el telón. Ahora, un autor contemporáneo toma el relevo a Ibsen y desarrolla la acción, "explorando el caos emocional resultante por la vuelta a casa de Nora".

Después de abandonar su casa, a su marido, sus hijos y su niñera, la protagonista se ha convertido en una exitosa escritora feminista. La razón de su vuelta es formalizar los papeles de divorcio, para lo que necesita la firma de su exmarido, Torvald. Durante el transcurso de la obra, Nora será cuestionada sobre sus actos y el tiempo que ha estado desaparecida -llegando incluso a darla por muerta-, así como recriminada por las consecuencias de su huida, expresadas desde cada uno de los puntos de vista de los personajes.

Aitana Sánchez Gijón ha explicado en su comparecencia ante los periodistas que se decidió cambiar el nombre a esta segunda parte de la obra de Ibsen "para no condicionar": "Para que no piensen '¿para qué ver la dos si no he visto la uno?". Frente a ello, en esta función "lo que importa es el aquí y ahora", ha subrayado la actriz.

En los 15 años que en la ficción transcurren entre la primera y la segunda entrega, "los personajes han evolucionado mucho", lo que lleva a una "lectura bastante actual". De hecho, Sánchez Gijón ha apuntado que en la puesta en escena "la época es una excusa", dado que "esos 15 años podrían ser los 150 transcurridos entre la escritura de la primera entrega y de la segunda". "Se acerca el conflicto a las situaciones de hoy", ha dicho la actriz, a lo que Roberto Enríquez ha agregado que los personajes "no son psicorígidos", sino que "han cambiado".

Asimismo, la intérprete ha puesto de relieve que 'La vuelta de Nora' es "una función tan compleja como la vida misma" y ha afirmado que presenta un discurso "evidentemente feminista". "Pero esta función no es un panfleto, no es Nora una heroína incuestionable y el hombre el malo. Hace una lectura muy interesante para los hombres que hoy en día se sienten un poco descolocados", ha señalado.

Roberto Enríquez, por su parte, ha expuesto que "todos los personajes se reivindican en el yo ya no soy aquel que fui". Además, en la misma línea que su compañera de reparto, ha destacado que "la próxima revolución es la de la mujer" y esto se plasma en la obra, aunque a este respecto "genera muchas preguntas, más que recetas".

"Esclavos de un patrón social"

El actor ha asegurado que el personaje que interpreta "refleja que somos esclavos de un patrón social, un rol de que los hombres tenemos que proteger y comportarnos como hombres". La vuelta de Nora "pone en solfa toda la figura del hombre, ese 'si no eres así eres menos hombre'", ha relatado Enríquez, que ha afirmado que todavía "somos prisioneros de roles medievales".

A esto, Sánchez Gijón ha añadido que "ese cambio se produce gracias al portazo de Nora". "Gracias a esos portazos que seguimos dando las mujeres, los hombres reaccionan y cambian, salvo otros como los que estamos viendo, que reaccionan con agresividad", ha zanjado la actriz.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email