X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

aprobado por unanimidad

El Parlamento aboca al Gobierno al cierre de la subestación de Patraix

Foto: KIKE TABERNER
16/10/2018 - 

VALÈNCIA. Se acabó la pesadilla. La comisión de Transición Ecológica del Congreso ha aprobado este martes la propuesta presentada por Compromís en la que se reclama el cierre y desmantelamiento de la subestación eléctrica de Patraix, una reivindicación vecinal que lleva pendiente desde la explosión de la planta en mayo de 2007.

La proposición no de ley, que ha defendido el diputado Enric Bataller, ha contado con el voto a favor de todos los grupos parlamentarios. Ya en junio del año pasado el pleno del Ayuntamiento de València adoptó una declaración institucional instando al cierre.

La propuesta de Bataller ha sido transaccionada con Ciudadanos, aunque, apuntan desde Compromís, "su enmienda no era exactamente en los mismos términos del punto 2 de la redacción final, sino que proponía crear una comisión de trabajo con representación de las administraciones y órganos implicados". 

Hay dinero, hay solución

La iniciativa aprobada incluye una partida suficiente en los próximos Presupuestos Generales del Estado para la construcción de la nueva subestación eléctrica de Nuevo Cauce, en los terrenos reservados para tal fin junto al cementerio general. “Es una cuestión de tranquilidad y salud pública” explicó el diputado Bataller durante su exposición. 

El diputado de Compromís se ha referido, asimismo, a la necesidad de que el Gobierno central se coordine con todos los actores implicados –Ayuntamiento de València, Consell, Red Eléctrica e Iberdrola- para llevar a cabo el cierre y traslado cuanto antes. Porque la pregunta que queda ahora en el aire es saber el cuándo. El qué (cierre) y el dónde (traslado al cauce) ya están claros.

En este sentido, el diputado de Compromís ha valorado positivamente la decisión del nuevo Gobierno de modificar la planificación energética 2015-2020 para incluir el traslado de la subestación eléctrica, aunque ha reclamado “fijar una fecha a la mayor brevedad” para el desmantelamiento y cierre de las instalaciones de Patraix.  

La modificación de la planificación energética la avanzó este mes de junio el concejal de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de València, el socialista Vicent Sarrià, quien informó que el Ministerio de Industria había valorado favorablemente la petición de traslado de la subestación eléctrica de Patraix a otra ubicación más idónea. 

El Consejo de Ministros ya dio el visto bueno

La modificación se recogió en la propuesta de acuerdo del Consejo de Ministros para la modificación de aspectos puntuales de la planificación energética, Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2015-2020. Concretamente, en el apartado 2.1, como la modificación número 49, la última. El motivo que se esgrime en la propuesta ministerial es que se trasladará la subestación por Seguridad del Suministro.

La propuesta del traslado fue remitida a través del Consejo Consultivo de Electricidad de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo. En ella se deja constancia de que, como dijo Sarrià, Red Eléctrica puede y debe ahora programar de nuevo la construcción de la subestación en el cauce y así cerrar Patraix para siempre.

Foto: KIKE TABERNER

Un traslado que se hace ya perentorio. La planta eléctrica de Patraix, en pleno casco urbano, aglutina numerosas irregularidades. A la explosión e incendio de 2007 antes mentado se suma la falta de licencia. En 2009 un juzgado declaró nula la licencia de actividad por ser peligrosa. Seis años después la sentencia fue ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

El Ayuntamiento la dejó fuera de ordenamiento

Para favorecer el cierre, el Ayuntamiento de València también dejó fuera de ordenamiento la subestación de Patraix en el PGOU. El Govern de la Nau aprobó hace ahora un año en la comisión de Urbanismo las alegaciones al PGOU en las que la subestación quedaba, literalmente, “fuera de ordenación”. 

Asimismo, en esta misma comisión se ratificó la reserva de terreno junto a la V-30 para que se instalase allí en esa parcela la nueva subestación. En el informe sobre las alegaciones al Plan se señalaba como esta decisión confirmaba la voluntad municipal de conseguir su traslado. El consistorio lo había puesto en bandeja. Ya antes, como medida de presión el Ayuntamiento se había negado también a concederle licencia de actividad. 

Ahora, con el mandato del Parlamento, y habida cuenta tanto la predisposición del nuevo Gobierno como todos los condicionantes formulados por parte del Ayuntamiento, el cierre de la subestación está un poco más cerca y, sobre todo, es inexorable.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email