GRUPO PLAZA

viajamos a...

El Parque Natural Saja-Besaya, Cantabria en todo su esplendor

Parajes pintados de ocres y rojos, cascadas de aguas cristalinas y un pueblo congelado en el tiempo son los atractivos de este paraje cántabro 

17/12/2021 - 

VALÈNCIA.- Cuando las hojas de los árboles dejan su verde vivo y comienzan a decolorarse en tonos ocres, naranjas y rojizos, es momento de mirar hacia el norte y sumergirse en la magia de la naturaleza. En este momento del año, casi fugaz, los espíritus del bosque revolotean contentos y en el silencio de la noche parece escucharse su risa. Una magia y una estampa que se pueden sentir en muchos rincones de nuestro territorio, pero que yo intento descubrir en el Parque Natural Saja-Besaya (Cantabria) y, de paso, visito el pueblo de Bárcena Mayor. 

El camino hasta aquí es largo, casi ocho horas en coche, pero ese cansancio desaparece cuando dejo atrás la vegetación mediterránea y me adentro por carreteras serpenteantes jalonadas de robles y hayas en las que de vez en cuando hay saltos de agua. Bajo la ventanilla del coche y ese olor a tierra mojada me reconforta; tanto, que decido apearme y disfrutar unos minutos de esa paz. Unos kilómetros más conduciendo y llego al lugar en el que me hospedaré: Los Tojos. Está anocheciendo pero doy una vuelta por los alrededores para estirar las piernas. Mañana ya me pondré las botas de montaña para hacer alguna ruta. 

Y así lo hago porque el Parque Natural Saja-Besaya, con una superficie de 24.500 hectáreas, cuenta con innumerables rutas senderistas que atraviesan este territorio, caracterizado por marcados pliegues montañosos cubiertos, en buena parte, por frondosos bosques de haya y roble. Son varias las rutas que hago en mis días por la zona, pero yo recomiendo la ruta de la Arbencia, de unos veinte kilómetros. Para ello, me dirijo hasta Bárcena Mayor y aparco el coche en el aparcamiento que hay a la entrada del pueblo (cuesta dos euros todo el día). Hay muy pocos coches, lo que significa que disfutaré del paraje prácticamente sola.  

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

La ruta discurre por una senda ancha y cómoda, bajo la sombra de robles, hayas, arces y fresnos que, exultantes, muestran sus colores ocres y rojos. Apenas me cruzo con un par de personas, lo que me lleva a sumirme en esa paz y a recrearme en ese silencio. De vez en cuando me alejo de la senda para hundirme en ese manto de hojas y abro bien los ojos para intentar ver a las criaturas del bosque. No tengo suerte y solo me encuentro con árboles en forma de jabalí y casitas para los gnomos —la imaginación nunca hay que perderla—. También veo un tejo de más de veinte metros. 

* Lea el artículo íntegramente en el número 86 (diciembre 2021) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

ya a la venta

Inelcom, portada de noviembre de la revista Plaza

Por  - 

La empresa setabense, fundada por Vicente Quilis, y hoy dirigida por su hijo Javier, es un referente internacional en tecnología e ingeniería adaptadas a las necesidades de sus clientes, unos productos que diseñan cual piezas de orfebrería. No en vano, la otra pasión de los Quilis es el arte y prueba de ello es su colección formada por trescientas cincuenta y cinco obras de ciento tres artistas. En este número además cuatro autores nos cuentan sus claves para alcanzar el sueño de ser escritor, hablamos con Enrique Ginés, la voz de la radio valenciana, conocemos la historia de Stomvi, los instrumentos de metal más avanzados del mundo y mucho más

viajamos a...

Petra, el tesoro de Jordania

Por  - 

La antigua capital del reino nabateo maravilla con sus paisajes de ensueño y sus edificios y mausoleos excavados en su rosada piedra arenisca

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme