GRUPO PLAZA

ponencia social

El PP aplaza pronunciarse sobre maternidad subrogada y respalda la custodia compartida

La Comisión sólo ha votado las enmiendas transaccionadas, pero no las que han quedado vivas en contra del aborto y de la maternidad subrogada

11/02/2017 - 

MADRID (EP/VP). El PP ha aprobado en su XVIII Congreso Nacional una enmienda transaccional para aplazar el debate sobre la maternidad subrogada y hacerlo de forma serena y en profundidad escuchando a expertos en esta materia. También ha acordado defender la custodia compartida de los hijos en casos de separación o divorcio y ha aprobado una declaración en la que asegura que el aborto no debe entenderse como un derecho, sino como un "fracaso" y se declaran protectores de la vida. Sin embargo, la mesa de la ponencia sólo ha sometido a votación las enmiendas transaccionadas y las que han quedado vivas en relación con la maternidad subrogada y el aborto no se han votado.

La ponencia social, que se debate en la sesión de esta mañana, no había incluido el debate sobre la maternidad subrogada en el texto inicial, pero recibió varias enmiendas a favor de esta posibilidad de acceder a la maternidad, cuya defensa ha recibido muchos aplausos durante su debate, y también otras que se posicionaban claramente en contra.

Finalmente, el director de la ponencia, el vicesecretario Javier Maroto ha propuesto una enmienda transaccional en la que se han agrupado muchas de las enmiendas presentadas. En este texto pactado se emplazan a un debate sereno, serio y en profundidad después de escuchar a expertos sobre este asunto. Maroto ha explicado que en la redacción han trabajado junto con Silvia Vallbuena, que había enmendado en contra y Miguel Tellado, que lo había hecho a favor.

En el texto de la enmienda transaccional se dice que el PP no quiere "rehuir ni ignorar el debate, ni rechazarlo, ni aceptarlo sin entrar en el fondo de la cuestión y sin el sosegado análisis necesario". Por ello, afirman que deben dar "respuestas acertadas a estas nuevas cuestiones" y para ello van a recabar información de expertos y a "dialogar con todos".

"Nos encontramos ante una realidad muy delicada y extremadamente sensible por lo que entendemos que es uno de los asuntos que requiere un debate en profundidad, serio y sereno, un debate en el que hay que escuchar a los expertos tanto del ámbio científico como jurídico y que nos permita dialogar y debatir juntos un posicionamiento que de una respuesta clara y de amplico consenso sobre un tema importante que afecta a la vida y a la dignidad humana y a la conciencia de todos", dice el texto.

Sin embargo, ha habido enmendantes que no estaban de acuerdo con esta transaccional y han mantenido vivas sus enmiendas y las han defendido ante sus compañeros. Este ha sido el caso de Eva Durán o de Lourdes Méndez, esta última ha dejado clara su petición de que se prohíban "vientres de alquiler" advirtiendo que si este asunto se deja a la voluntad del legislador sería como darle un "cheque en blanco". Cree, además, que va contra la dignidad de la mujer y que se trata al niño como un "objeto mercantil".

Pero en este asunto, los que han recibido muchos aplausos son los que han defendido la maternidad subrogada. José Luis García Martín ha sido ovacionado cuando ha dicho que en España no se va a comerciar, sino que se va a "donar" la capacidad de gestación para que haya más niños. Lorenzo Medina ha advertido de que hay muchos "mitos y falacias" con este asunto y que él tiene dos niñas fruto de la maternidad subrogada que "ni son objeto de mercancía, ni de cambio". También ha sido aplaudido varias veces.

Después del debate de la ponencia, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, se ha pronunciado sobre el asunto para asegurar que "es un debate que está ahí" y que "hay algunas formaciones que lo van a llevar al Congreso", en referencia a Ciudadanos. "Es verdad que es un fenómeno nuevo de alguna forma, y seguiremos hablando sobre este asunto. No había posibilidad de alcanzar un acuerdo y me parece que la fórmula que se ha alcanzado es consensuada y en la que todos pueden encontrarse cómodos".

El aborto, no un derecho, sino un "fracaso"

La mesa de la ponencia también ha propuesto una transaccional sobre el aborto que ha sido aprobada por la Comisión. El expresidente de Extremadura, José Antonio Monago ha sido el encargado de leerla. En ella se dice que el PP está "firmemente comprometido en la defensa y protección del derecho a la vida" y por eso, consideran que "el aborto no debe entenderse como un derecho, sino como un fracaso de la sociedad".

Además, se comprometen a desarrollar planes de apoyo a la maternidad para ayudar a las mujeres que quieran ser madres, se comprometen a ampliar la información sobre los riesgos del aborto e impulsarán que la inspección de trabajo vele porque ninguna mujer sea discriminada en el trabajo por su maternidad.

En este punto tampoco se han votado en la Comisión las enmiendas que han quedado vivas. "¿Y las otras enmiendas?, ¿No se votan?", se ha oído de entre los presentes cuando se ha producido la votación de la enmienda pactada y se ha pasado al punto siguiente.

No obstante, y aunque no se han votado estas enmiendas, algunos de sus autores las han defendido en la Comisión. Es el caso de Eva Durán, quien ha pedido que se derogue la ley del aborto de 2010, la llamada Ley Aído, aprobada con Zapatero, y ha recordado que el PP en aquel momento interpuso recurso de inconstitucionalidad, mientras que ahora manda un mensaje distinto. Un recurso que también ha recordado otro de los enmendantes, Luis Peral, quien mantuvo su petición de rechazo al aborto por "coherencia" con los principios del PP.

Lourdes Méndez también ha considerado inadmisible la transaccional y ha insistido en que el aborto se sigue considerando como un derecho y no como un fracaso. Rodrígo Mediavilla ha afirmado que se sumaría a la transaccional si el Gobierno se compromete a cambiar la legislación para no considerarlo un derecho y Javier Puente ha insistido en que se incorpore la defensa del derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural en los Estatutos del PP.

Acuerdo para custodia compartida

En lo que sí ha habido un consenso mayoritario ha sido en la custodia compartida de los hijos en caso de separación o divorcio. La presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, ha leído la enmienda transaccional en la que se declara que el PP "impulsará las reformas legales necesarias" para incorporar "la custodia compartida de los hijos en caso de separación o divorcio" al Código Civil.

Isabel Bonig, presidenta del PPCV

En esta enmienda se precisa que no será automática en ningún caso y siempre prevalecerá el beneficio del menor y los derechos de los hijos a disfrutar de una convivencia equilibrada de los progenitores.

Por su parte, la portavoz adjunta del PP en las Corts Valencianes, Mª José Catalá, ha indicado que la formación ve "claramente" esta enmienda como "una oportunidad de reforzar los lazos de los padres con sus hijos, evitar la litigiosidad en estos casos y, sobre todo, velar por una distribución equitativa entre la responsabilidad de padres y madres".

Por tanto, ha agradecido la "sensibilidad" del vicesecretario de Acción Sectorial del PP y presidente de esta ponencia social, Javier Maroto, con esta cuestión.


next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email