GRUPO PLAZA

grand place / OPINIÓN

El precio del gas

3/05/2022 - 

Cuando todo el mundo miraba hacia el astro Sol, esperando cumplir con uno de los objetivos del milenio contra el cambio climático, llegó el gas con la guerra o la guerra por el gas. Pero no, no había llegado en ese instante… Ya estaba ahí. Siempre lo estuvo. No, no fue una consecuencia, sino una causa o, tal vez, la causa. Pero en aquellos momentos peligrosos del Año II d.C. -después de la Covid-, el Año de la Guerra, todo se precipitaba hacia el Pensamiento Único, sin ser conscientes de los intereses económicos que inclinarían el eje de la hegemonía mundial definitivamente hacia el Este, LaGranFábrica.

Netflix colaboró para hacer universal la aceptación por los ojos oblicuos. Junto a otras plataformas de ocio global, coadyuvaron en la integración racial asiática y en la popularización de las teorías transhumanas que nos llevaron hasta los actuales cyborgs. El Horizonte 2030 estaba cerca y se había visto empañado por las nubes de misiles que oscurecían los cielos de Ucrania.

Fue cuando se hizo patente la otra guerra, la guerra soterrada en kilómetros y kilómetros de gasoductos, la guerra del gas. Dijeron que fue por la guerra, pero los precios ya se habían disparado el verano anterior, durante el Año I d. C., justo cundo debía abrirse la espita del Nord Stream II. Este gasoducto, que unía Rusia y Alemania por mar, daría fin a la servidumbre económica y geopolítica para el Territorio Kremlin de tener que cruzar por Ucrania para llegar hasta el TerritorioEuropa.

El DOC28422 contenía el resultado de la nueva estrategia gasística para la Europa de la postguerra. La dependencia había cambiado de dirección, del Este al Oste. El Grupo de Trabajo UE-EEUU sobre Seguridad Energética se reunió presencialmente en Washington para discutir la implementación de la Declaración Conjunta del 25 de marzo de los presidentes Biden y von der Leyen, justo al día siguiente de la invasión rusa a Ucrania.

En aquella declaración, el mensaje fue claro: “Nuestro objetivo es reducir esta dependencia de los combustibles fósiles rusos y deshacernos de ella. Y esto solo se puede lograr a través, por supuesto, en primer lugar, de la inversión en energías renovables, pero también a través de suministros adicionales de gas, incluidas las entregas de GNL”. Fue el inicio de las largas travesías de barcos cargados de gas natural licuado surcando los océanos… Monitorizando la tormenta. Foto: ESAPero antes, en febrero, se había declarado el gas, junto a la nuclear, como energías limpias, acordes con la lucha contra el cambio cosmético en la estrategia europea por la transición ecológica. Poco antes, el 28 de enero, Biden y von der Leyen hacían pública otra declaración conjunta: “Estamos comprometidos conjuntamente con la seguridad y sostenibilidad energéticas de Europa y con la aceleración de la transición mundial a la energía limpia. También compartimos el objetivo de garantizar la seguridad energética de Ucrania y la integración progresiva de Ucrania en los mercados del gas y la electricidad de la UE”. El camino estaba marcado.

Tres meses después, la reunión, presidida por Amos Hochstein, Asesor Principal de Seguridad Energética de los Estados Unidos, y Björn Seibert, Jefe de Gabinete del Presidente de la Comisión Europea, examinó los avances en la diversificación del suministro de gas natural a Europa. También discutieron la Plataforma de Compra de Energía de la UE, para acelerar la diversificación del suministro de gas, incluido el suministro adicional de GNL (Gas Natural Licuado).

-Éste fue el inicio del fin, David. Antes de que cojas el dron biplaza hacia el TereritorioEuropa, cuida que no se te cruce una tormenta provocada por las emisiones de gas a la atmósfera…

-Gracias por el aviso, Laura. El satélite Meteor ya me ha programado la ruta por aire para evitar las zonas en conflicto desde la península de Anatolia hasta la URSI. Menos mal que mi biplaza es pequeño y se recarga con la luz solar. De otro modo, sería imposible afrontar el precio del gas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme