GRUPO PLAZA

presidencia descarta modificar el decreto y compromís dice que abre la puerta a quejas

El PSPV atribuye a una "pataleta" de Podemos el cuestionamiento de las ayudas a los hoteleros

Foto: KIKE TABERNER
15/09/2022 - 

VALÈNCIA. Las dudas legales que el Gobierno central ha planteado sobre la subvención de 5 millones de euros que la Generalitat dará a los hoteles de la Comunitat Valenciana para afrontar el programa del Imserso parece que ha pillado por sorpresa a una parte del Ejecutivo autonómico. Desde el PSPV creen que se debe a una "pataleta" de Podemos. Y en Presidencia descartan modificar algo. 

La discrepancia parte del decreto de articulación de las ayudas, como ha informado Valencia Plaza. Aprobado el pasado viernes por el Consell y publicado el lunes en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), podría entrar en conflicto con las competencias del Gobierno central y derivar, a su vez, en competencia desleal.

El texto consiste en una subvención directa de 5 millones de euros a aquellas empresas hoteleras que oferten plazas del Imserso para paliar el aumento de precios generado por la inflación debido a la crisis derivada de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Las ayudas son de 6 euros por habitación contratada al día hasta el límite de 900 euros por habitación. 

El impulsor fue el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien anunció la medida a finales de agosto tras una reunión con la patronal hotelera Hosbec. Si bien el decreto fue aprobado por todo el Consell y, por tanto, también por Compromís y Unides Podem, ahora se encuentra en el foco del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 que dirige Ione Belarra (Podemos). 

Foto: KIKE TABERNER

La Comisión de Valores del citado Ministerio, según ha podido saber este diario, ha trasladado sus dudas sobre estas ayudas por varios motivos, pero principalmente porque su aplicación podría derivar en una competencia desleal entre las distintas empresas del sector debido a que algunas decidieron no presentarse al programa del Imserso porque no les resultaba rentable al no saber en ese momento que podían recibir ayudas públicas. 

Fuentes del Ejecutivo central consideran que el decreto puede chocar con dos leyes: la de precios y la de contratos públicos. El problema es que la forma de otorgar las subvenciones supone que se revisen o fijen precios –algo que no puede hacer el Consell– y una vulneración de la igualdad y libre concurrencia de las empresas a la hora de aspirar a las subvenciones. 

El decreto es susceptible de acabar en manos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y, paralelamente, se debería abordar en una comisión bilateral entre Gobierno autonómico y central. Un órgano habitual en el que se tratan los reparos relacionados con normativa autonómica para tratar de solucionarlos antes de que se plantee el siguiente paso: un recurso ante el Tribunal Constitucional. 

Por el momento, no ha habido comunicación oficial por escrito al respecto, tal como confirman ambas partes. Ni para comisión bilateral ni para otra cuestión. Algo que resulta razonable dado que el decreto se publicó hace tres días. Desde Presidencia de la Generalitat señalan a este periódico que no tienen constancia de ninguna discrepancia por parte del Gobierno y que no se ha producido interlocución sobre el asunto. Motivo por el que, aseguran, no se plantean dar marcha atrás o modificar nada del texto. "Seguimos adelante", indican, a la vez que destacan que no van a hacer "nada" por "una noticia de prensa".   

Foto: KIKE TABERNER

Eso sí, parece que desde el PSPV no han recibido muy bien esa noticia. Afirman que el cuestionamiento responde a una "pataleta" de Podemos (formación que dirige el Ministerio de Derechos Sociales) e interpelan a los morados sobre cómo pretenden subir los sueldos del sector turístico con los 25 euros por persona y día que los adjudicatarios del Imerso pagan a los hoteles que participan en el programa. 

Por su parte, desde la patronal hotelera Hosbec se limitan a comentar que van a esperar a ver "en qué se sustancia" la discrepancia del Gobierno y que no tienen conocimiento de ese cuestionamiento. Aun así, remarcan que se trata de un decreto "positivo para mantener empleos, el programa del Imserso y la actividad económica". 

Una postura que comparten en la Federación Hotelera de la Comunitat Valenciana. Su presidente Luis Martí cuestiona la postura del Gobierno central y advierte de que en caso de que no permitan a la Generalitat seguir adelante con estas ayudas va a haber "hoteles que cierren y más paro" y sucederá lo mismo que ha ocurrido en Baleares: "Los hoteles se borrarán del Imserso, que era el programa que permitía el mantenimiento del empleo en invierno". 

Compromís critica el modelo

En Compromís, de momento, prefieren ser más prudentes y no se aventuran a tachar la reacción del Gobierno como una "pataleta" de Podemos. Por lo pronto prefieren esperar a que las dudas del Ejecutivo se materialicen en una acción concreta, como bien podría ser la constitución de una comisión bilateral en la que exponer los dilemas que este decreto ley plantea para evitar el recurso en el Tribunal Constitucional. 

Ahora bien, la noticia no ha asombrado en exceso en la coalición. Fuentes de Compromís en el Consell trasladan a este diario que, a pesar de que la normativa fue validada por las tres patas del Botànic, la idea de Presidencia daba pie a que otros actores participantes en el programa del Imserso "pusieran el grito en el cielo, tal y como sucedió con las agencias de viajes". 

La Asociación Empresarial Valenciana de Agencias de Viajes (AEVAV) censuró que con estas ayudas el Gobierno valenciano estaban generando un "agravio comparativo" porque habían dejado fuera del decreto a las agencias de viajes, que no podrían optar a ser beneficiarias de las subvenciones. 

El modelo de turismo de los valencianistas difiere del que tienen los socialistas y fuentes del Consell no esconden que ellos hubieran optado por ofrecer otro tipo de apoyo al sector si lo que se pretendía era "desestacionalizar" el turismo en la Comunitat. "La solución hubiera pasado por incidir más en el bono viaje o en acciones puntuales como el Benidorm Fest", concluyen.  

En Podem enmudecen 

En Podem, directamente, rechazan valorar el asunto. Aunque es un Ministerio de su color el que cuestiona el texto, el partido en la Comunitat no quiere hablar. Los morados, al igual que Compromís, dieron su voto favorable al decreto pese al escaso convencimiento. Pero tras el cuestionamiento desde Madrid parece que prefieren enmudecer. 

Desde la oposición, en el PPCV indican que Pedro Sánchez tiene que "devolver a los valencianos el dinero que está poniendo la Generalitat para salvar el Imserso porque no puede volver a burlarse de nosotros con el silencio de Puig".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme