GRUPO PLAZA

El Real Madrid pierde 300 millones de euros en ingresos en sus líneas de negocio desde marzo de 2020 a junio de 2021

22/11/2021 - 

VALÈNCIA. El Real Madrid acaba de presentar su ‘Informe Económico 2020-21’ y reconoce que “pierde 300 millones de euros en ingresos en sus líneas de negocio desde marzo de 2020 a junio de 2021”, a lo que habría que añadir la pérdida de nuevos ingresos que “se hubieran podido conseguir de no haber existido la pandemia”.

Los efectos de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, que empezaron en marzo del ejercicio pasado, se han extendido durante todo el ejercicio 2020/21, en el que todos los partidos se han debido celebrar a puerta cerrada. Ello ha provocado una pérdida de ingresos en todas las líneas de negocio del Real Madrid, fundamentalmente en el estadio, al no haber ingresos por asistencia a partidos, pero también en los derechos de televisión, tanto de la Liga como de la UEFA, y en las actividades comerciales, tanto en la explotación de instalaciones como en las ventas en tiendas y el patrocinio.

Con respecto a la situación previa a la pandemia, la pérdida de ingresos que ha sufrido el club en sus líneas de negocio desde marzo 2020 hasta 30 junio 2021, es cercana a los 300 millones de euros, a lo que habría que añadir la pérdida de nuevos ingresos que se hubieran podido conseguir de no haber existido la pandemia.

Esta pérdida de ingresos solo ha podido ser compensada por el club a través de la ejecución de intensas medidas de ahorro de gasto en todas las áreas, como un plan de ahorro de gasto en jugadores, ya que en 2020/21 no ha habido adquisiciones y se han llevado a cabo bajas de jugadores, con el consiguiente impacto tanto en plusvalías de traspaso como en ahorro de gastos.

Un plan de ahorro de gastos operativos, donde además de la reducción de gasto por menores costes asociados a la pérdida de ingresos, el club ha ejecutado, a lo largo de estos 15 meses de pandemia, un plan de ahorro de gastos relativo a las distintas actividades y servicios contratados, gracias al cual se ha obtenido una reducción de gasto adicional equivalente a casi el 25% del gasto total anual previo a la pandemia.

Tras las medidas de ahorro adoptadas para compensar la pérdida de ingresos provocada por la crisis sanitaria, el club cierra el ejercicio económico 2020/21 con un beneficio de 874.000 euros después de impuestos.

Para compensar el impacto en tesorería de la pérdida de ingresos provocada por efecto del Covid-19, el club obtuvo en abril de 2020 nueva financiación bancaria en un importe de 205 millones de euros, del cual 155 millones de euros corresponden a cuatro préstamos con 1 año de carencia y vencimiento a 5 años y 50 millones de euros a una póliza de crédito con vencimiento a tres años. Las operaciones se formalizaron de manera independiente con las cinco entidades bancarias nacionales con las que opera el club y están avaladas en un 70% de su importe por el Instituto de Crédito oficial (ICO), dentro de la línea aprobada por el Gobierno para facilitar la liquidez de las empresas.

La pérdida de ingresos provocada por el Covid-19, con el consiguiente impacto en menor tesorería, ha sido compensada por el club a través de las medidas de ahorro y de la formalización en abril 2020 de los préstamos bancarios de 155 millones de euros a largo plazo. La deuda neta a 30 junio 2021, excluido el proyecto de remodelación del estadio, representa un importe de 46 millones de euros.

El club blanco tiene previsto aumentar el tamaño de la financiación estructurada que actualmente tienen con JP Morgan y Bank of America en 225 millones de euros para completar la renovación de su estadio tras solicitar solicitará mañana a sus socios la aprobación de dicha ampliación. El acuerdo inicial acordado en 2019 estaba valorado en 575 millones de euros.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email