X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la agrupación local y el comité autonómico se desentienden

El 'simpa' de Ciudadanos a una empresa de Catarroja, a juicio

27/09/2017 - 

VALÈNCIA. La agrupación local de Ciudadanos (Cs) en Catarroja aún no ha abonado los gastos en materiales que utilizó en la campaña electoral de 2015. En enero, el excoordinador Álex Pardo ya presentó una demanda para reclamar el pago de 4.764 euros a su empresa, Move Producciones, y acudió al secretario de Organización del partido en la Comunitat Valenciana, Emilio Argüeso, para presentarle las facturas pendientes. Desde entonces, tanto el Comité Autonómico como los responsables municipales tienen la incuestionable intención de acabar como en el chiste en el que dos sujetos se retan a meter la cabeza en un balde lleno de agua y el primero que la saque, paga: ahogados.

Cuatro meses más tarde, en mayo, Ciudadanos también presentó una querella para recuperar 4.200 euros de los que, a juicio del partido, se apropiaron Pardo y su mujer, entonces portavoz de la agrupación en Catarroja, Mari Carmen Ibor. Fiscalía archivó la denuncia por falta de pruebas y la formación naranja aportó documentación en otra demanda que acreditaría las transferencias con las que, presuntamente, se desvió parte de los fondos públicos del grupo municipal.

Según Pardo, que niega el lucro ilícito del que le acusa Ciudadanos, las transferencias desde la cuenta del partido a la de su empresa, dedicada a la planificación y montaje de eventos, se realizaron para reducir al máximo los gastos de campaña. Así, a través de Move Producciones se adquirieron los productos de merchandising político, banderolas, pancartas..., a un precio ventajoso. 

El próximo 11 de diciembre, como ha notificado el Juzgado Nº 5 de Catarroja a las partes, Pardo y la edil de Ciudadanos por Catarroja Marcela Tomás, volverán a encontrarse en un juzgado. 

Ciudadanos espera que llegue esta fecha para demostrar que está al corriente de todos los pagos y que Pardo miente. Según fuentes de la formación naranja, en la segunda querella presentada contra el portavoz se incluye documentación que demuestra la "duplicidad de facturas". Así, aunque existió una reunión entre Pardo y Argüeso en el despacho del secretario de Organización, fue a título particular y "jamás se ha elevado esta cuestión al órgano de representación", aclaran.

Expulsión, reprimenda y grupo de una sola persona

En 2015, con un grupo recién constituido, Álex Pardo exclamaba pletórico: "Catarroja podrá presumir de un partido amplio y transparente, preparado para las elecciones. Hemos dado un paso más dentro del proyecto de Ciudadanos". Lo que entonces no podía sospechar era que, detrás del paso, quedaba el abismo. Al partido de Albert Rivera, la alegría le duró en Catarroja lo que tardaron en pasar las elecciones. Desde hace más de dos años, Ibor, Pardo y Tomás han acudido a los tribunales para dirimir las cuestiones más variopintas, desde agresiones hasta malversación, pasando por administración desleal. Ibor abandonó el partido para pasar al grupo de no adscritos en el Ayuntamiento de Catarroja en cuanto se vio inmersa en un procedimiento por delito de malversación de caudales públicos (2.375 euros) que la Fiscalía metió en un cajón.

En otra ocasión, Marcela Tomás llevó a juicio a Pardo por la presunta comisión de un delito leve de agresiones (contusión en la espalda, en la región lumbar y en la mama). Pardo fue condenado, aunque interpuso un recurso y resultó absuelto. Para entonces había abandonado a la fuerza el cargo en la organización política. 

Tomás alcanzó la cota más alta de popularidad tras compartir en su muro de Facebook una noticia sobre ayudas a inmigrantes e incluir un mensaje xenófobo del que varios medios nacionales se hicieron eco y su partido condenó enérgicamente. "A veces pienso si salir de España y regresar en patera no será la solución para los muchos valencianos en precariedad, de los que el Gobierno valenciano no se acuerda". 

Tras defenderse en plena ventolera mediática, la concejal de Catarroja retiró la publicación que le valió un expediente disciplinario por contradecir "el ideario y los principios del partido" con sus palabras respecto a la inmigración. En un minicomunicado, la agrupación local también reprobó las palabras de la única concejal con la que se mantiene en grupo en el Ayuntamiento Catarroja tras la salida de Ibor de Cs. Siglas más, siglas menos, lo cierto es que Marcela Tomás y el actual coordinador de la agrupación, Luis Martínez Campos, se sentarán en un banquillo que detiene el juego. La bolita estará en el vaso que diga el juez. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email