GRUPO PLAZA

Gracias a 'sobre la bellesa'

El TEM sube a escena "las primeras veces" de la tercera edad

El Teatre El Musical prepara el debut teatral de ocho actores y actrices mayores de 65 años, que en Sobre la bellesa reflexionan sobre la intimidad, las conexiones y las coreografías que nacen de la confianza y la improvisación

4/12/2022 - 

VALÈNCIA. Nunca es demasiado tarde para hacer algo por primera vez, y si no que se lo digan al elenco de Sobre la bellesa. Teatre El Musical sube a su escenario a 8 actores que se enfrentan por primera vez al reto de la actuación, conformando un espectáculo que se mueve a través de la improvisación y gracias a las energías de su elenco. Para desvelar las claves del espectáculo conversan con Culturplaza los codirectores de la obra: el director y dramaturgo Tomás Aragay y la coreógrafa Sofia Asencio. Junto a sus voces se une la de Pepa Ruiz, una de las intérpretes noveles que se presta al reto de la actuación y se abre a la experiencia de ser coreografiada junto a sus siete compañeros y compañeras, cuyas edades oscilan entre los 65 y los 84 años.

El espectáculo nace principalmente de las energías que tienen los actores en el escenario, Ruiz advierte que no se pueden esperar movimientos complicados ni grandes coreografías pero si esa intimidad que habla sobre belleza y la historia de cada uno: “Es una obra muy bonita, que nace de algo muy espontáneo aunque vaya ligado con cómo somos nosotros”, explica la actriz, “aunque no sea con movimientos de bailarines ni mucho menos, lo que hacemos muy sensibilizados con cómo somos nosotros”. Para llegar a ello la actriz explica que las claves están en los ensayos, en cómo todo se va conformando paso a paso desde cero, intentando buscar las conexiones entre los 8 participantes. Para Aragay dirigir todo esto obliga en cierto modo a volver a recordar las bases del teatro, y empezar desde los principios clave para ir hacia delante, para ello los ejercicios y el trabajo previo son la clave: “Ellos entran en contacto con algo que no conocían, la idea de la danza contemporáneo y lo abstracto, el saber dominar y controlar el tiempo sobre la escena, tomar decisiones y escuchar, y saber reaccionar”, explica.

Foto: TEM

En los ensayos y durante la preparación de Sobre la bellesa se ve también cómo los actores hablan, sin quererlo, sobre todo lo que han vivido y lo que son. Aragay explica que sus personalidades son las que conforman esta historia junto al “aprendizaje vital que están inscrito en sus cuerpos”, con la historia marcada que se explicará sobre las tablas a través de miradas, movimientos limpios y un trabajo con el espacio, el tiempo y los ritmos. El espectador puede establecer en Sobre la bellesa la relación propia que quiera sobre las presencias que se encuentran en el escenario, parte de la idea de la obra está en la la idea de ver “fotografiados a los mayores” que rodean a los espectadores, explica el codirector. Eso, a actrices como Pepa, le permite hablar sobre todo lo que son y proclamar su existencia ante todo. El codirector comparte que esto “les coloca en el centro”: “Importa mucho lo que ellos son y lo que pueden contarnos”. 

Foto: TEM

La base de la improvisación, tal y como lo explica Asencio, es lo que permite ver un trabajo nuevo cada vez: “Lo que les hacemos entender es la idea de la interpretación según sus cuerpos, no es el mismo trabajo que hacemos con un bailarín”, explica. El trabajo es sobre personas que no son profesionales, pero que efectúan el trabajo con una precisión tal y como si lo fuera, como lo contempla la coreógrafa: “Esto mismo supera la anécdota de que es gente mayor”, explica. Sin embargo, es al mismo tiempo el atractivo de la obra: la idea de subir a escena a las personas que son mayores de 65 años.

¿Por qué centrarse en esta franja de edad concretamente? En Sobre la bellesa ocurre que que la obra reivindica es a su vez su punto fuerte, para Ruiz el trabajo hace que el público se de cuenta “de muchísimas cosas”, entre ellas la clave que supone que los mayores de 65 están presentes y se mueven: “Esta obra es totalmente necesaria, la gente mayor somos los grandes olvidados. Yo me considero muy activa: voy al teatro, al cine, me gusta la danza… pero muchas veces es como si nos tuvieran aparcados, es como si no fuéramos visibles” ¿Y cómo le hace sentir la obra? Para Pepa en el aula y durante los ensayos se vivía un aura de empoderamiento, movimientos que chillan eso de que “los mayores están aquí, existen y pueden conformar un espectáculo”, y que así sea por muchas más funciones.

Foto: TEM

Noticias relacionadas

resignificar los recuerdos

Muerte, danza y folclore: Luz Arcas trae 'Toná' a València

Por  - 

La bailarina Luz Arcas, también conocida como La Phármaco, trae a València Toná, una obra en la que salva al imaginario popular de su inevitable muerte a través de la danza, la música y los efectos visuales. El próximo sábado 21 de enero la bailarina presenta esta propuesta escénica en el Teatre el Musical, donde en apenas una hora y media introduce al público en un viaje a su infancia guiado por el folclore

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme