X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Soler es "optimista" de poder condonar o reestructurar la deuda del Consorcio

El Tinglado 2 de La Marina se abrirá en octubre como un espacio a disposición de la sociedad

'El edificio se convertirá en un polo de atracción de innovación y un ágora para el disfrute de los vecinos de los barrios

24/07/2018 - 

VALÈNCIA. (EP). El Tinglado 2 de La Marina de València se convertirá en un "espacio a disposición de la población, de las asociaciones vecinales y de la sociedad valenciana" tras las obras de reparación y acondicionamiento que se están acometiendo en el recinto, cuya apertura está prevista para el próximo mes de octubre.

Así lo ha explicado este martes el alcalde de la ciudad y presidente del Consorcio València 2007, Joan Ribó, que ha visitado los trabajos junto al conseller de Hacienda, Vicent Soler, el director general del consorcio, Vicent Llorens, y parte del equipo de arquitectos responsable de la intervención.

El nuevo Tinglado 2 será un espacio abierto en el que tantos los ciudadanos como los colectivos locales podrán llevar a cabo sus actividades, una especie de ágora versátil que pretende estar en marcha el 25 de octubre, para coincidir con la celebración, a partir del día 31, del Valencia Boat Show. Los trabajos cuentan con un presupuesto de 554.014 euros. Se estudia además habilitar una comisaría de Policía Nacional en las instalaciones, como propuso el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio.

Ribó ha destacado el Tinglado 2 tuvo "un gran peso en la definición de lo que es la Marina de València", y las obras en este enclave "indican que La Marina ha salido de una situación muy preocupante, está funcionando y está tirando adelante".

 

"A La Marina le faltan dos cosas: primero, que el Estado, de una vez por todas, condone la deuda que tenemos con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), de la misma manera que en su momento fue asumida la deuda en Sevilla, Barcelona o en Zaragoza, en todos los grandes eventos; y, en segundo lugar, se debe abordar urgentemente la deuda que antes era con el Banco Santander y que ahora se ha vendido a un fondo".

En la misma línea se ha pronunciado Vicent Soler, que ha asegurado que "todas las reivindicaciones que teníamos antes continúan vigentes". El conseller ha avanzado que este lunes mantuvo una "larga conversación con la secretaria de estado de Hacienda, y vicepresidenta del Consorcio" al respecto.

"Soy optimista con el nuevo Gobierno porque veo que el muro del silencio que había en el pasado ahora es diálogo y ganas de solucionarlo, con las restricciones que heredan", ha manifestado.

El conseller ha destacado que la deuda es "un plomo para las alas del Consorcio" y ha precisado que "sin la condonación o reestructuración de esta carga financiera", no se podrá "mirar al futuro con las esperanzas que toca".

 También se ha referido a la otra deuda de más de 60 millones que deriva de una operación suscrita con el Banco de Santander, que posteriormente fue vendida a un fondo y está en manos de un intermediario financiero, y ha anunciado que "también será motivo de profundas e intensas negociaciones".

"La carga financiera de La Marina lastra las posibilidades de reconvertir esta zona que estaba en desuso y abandonada y ponerla en valor para el disfrute de l os valencianos", ha afirmado Soler, quien ha sostenido que este espacio es "un emblema y símbolo del cambio" que busca convertirse en un sitio "vivo" más allá de los tópicos, con empresas innovadoras, y que los barrios próximos "lo hagan suyo para que se convierta en un gran ágora".

Joan Ribó ha sostenido que la Marina "ha salido de una situación preocupante y está tirando hacia delante" pero que le faltan dos cosas, que el Estado "condone de una vez por todas la deuda con el ICO de la misma forma que la asumió en Sevilla, Barcelona o Zaragoza", y que se solucione el asunto de la antigua deuda del Banco de Santander, ahora en posesión de un fondo. 

"Mantenemos las reivindicaciones de cara al Estado desde una Marina que está funcionado cada vez más", ha afirmado Ribó, quien ha valorado que València, "de una vez, va a estar mirando al mar desde la cultura, la innovación, el deporte y un proyecto ilusionante". 

 El Consorcio trabaja también en el proyecto de recuperación del entorno del Tinglado 2, edificio histórico que liga al mar con la ciudad. Sobre un área de 12.250 metros cuadrados, se creará una gran plaza arbolada, dotada de elementos de sombra, juegos y zonas deportivas, que aproximará físicamente La Marina a los barrios cercanos. El antiguo puerto de la ciudad se convertirá así en un espacio público de un millón de metros cuadrados.

A finales del siglo XIX e inicios del XX, el aumento del tráfico de mercancías en el puerto de València motivó la construcción de naves de almacenamiento. Entre 1911 y 1923, se construyeron, a este fin, los tinglados. En el caso del Tinglado 2, inaugurado en 1917, ha sufrido bombardeos, riadas, varias modificaciones y daños, hasta que en 1984 el Puerto Autónomo de Valencia redactó un proyecto de restauración cuyo resultado es su aspecto actual.

Desde entonces, los tinglados redujeron su actividad de trasiego de mercancías, debido a un desplazamiento de la actividad portuaria desde la dársena histórica hacia otras zonas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email