GRUPO PLAZA

El Tribunal Administrativo desbloquea la dirección de las obras de adecuación en la ZAL

28/02/2021 - 

VALÈNCIA. El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales ha desbloqueado el inicio de las obras de acondicionamiento de la Zona de Actuaciones Logísticas (ZAL) del Puerto de València. El Tribunal ha rechazado dos recursos interpuestos por una de las empresas aspirantes del concurso público relativo al servicio de coordinación de seguridad y salud, así como la dirección facultativa de dichas obras.

La licitación de la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (SEPES) se puso en marcha el pasado 8 de septiembre para estos servicios relacionados con la propia ejecución de las obras correctivas en los terrenos de la ZAL. La empresa en cuestión presentó la documentación fuera del plazo, por lo que la mesa de contratación determinó que la propuesta quedase excluida. La firma, por su parte, presentó el recurso especial en materia de contratación el 3 de diciembre del pasado año, por lo que, como es habitual, el Tribunal dictó la suspensión del procedimiento de contratación. Una decisión que se tomó a finales de año a la espera de una resolución definitiva sobre el recurso presentado por la empresa.

Así, el proceso ha estado suspendido desde entonces hasta el pasado 29 de enero, cuando el Tribunal Administrativo, dependiente del Ministerio de Hacienda, emitió el dictamen final. En él, se inadmite uno de los recursos y se desestima el otro, por lo que el organismo acuerda "levantar la suspensión del procedimiento de contratación". La SEPES podrá finalmente adjudicar el mencionado contrato vinculado a las obras de adecuación.

Lo que son las propias obras, las actuaciones en sí, tenía otro proceso de contratación que culminó ya el año pasado, cuando la Sociedad adjudicó las actauaciones a la UTE formada por Edificación Logística, Industrial y Terciaria S.L. (ELIT), participada por Pavasal, y Áreas Infraestructuras S.A. A este procedimiento se presentaron un total de 33 empresas. Con todo, el servicio de dirección facultativa de las obras y el de coordinación de seguridad y salud seguían sin adjudicarse al estar paralizado el proceso, que a finales de enero quedó desbloqueado tras la decisión final del Tribunal.

La adecuación de la ZAL

Las obras de urbanización de la ZAL finalizaron en 2005 pero sus calles, aceras, alumbrado y zonas verdes han permanecido inoperativas y su actual estado de degradación por la falta de uso hace necesaria una actuación para ponerlas a punto para que el Ayuntamiento de València pueda formalizar la recepción. El consistorio no asumirá el mantenimiento de este espacio logístico si estas mejoras no se realizan. Y la recepción por parte del Ayuntamiento es un paso imprescindible para la posterior concesión de licencias de ocupación.

Más al detalle, el proyecto de mejora de la urbanización contiene las labores de ejecución de demoliciones, jardinería, adecuación de las redes de seneamiento y drenaje, así como la red de distribución de riego, agua potable y alumbrado público. También prevé las necesarias pavimentaciones y reasfaltados.

Por ejemplo, se deberán cambiar las luminarias instaladas, de vapor de sodio, por unas nuevas más eficientes y de tipo LED. La adjudicataria de las obras deberá remodelar la red de distribución de agua y sustituir los hidrantes no normalizados, además de incrementar su número para cumplir la normativa de bomberos. Otro de los trabajos a realizar será corregir las filtraciones detectadas en algunas canalizaciones de las aguas residuales, debidas al nivel freático y al desgaste fruto del paso del tiempo.

Y también deberá ocuparse de las deficiencias a nivel de jardinería, limpiando y desbrozando los jardines, eliminando la maleza, que incluso ha invadido algunas vías del espacio. En este sentido, las plantas que hayan muerto serán sustituidas por especies adaptadas al entorno y se implantará en las zonas verdes una tecnología de riego mejor, con un sistema independiente para cada una de las cinco áreas existentes.

La ejecución de estas obras supondrá la reactivación de la zona de actividades logísticas, una vez superada la emergencia sanitaria por el coronavirus. A principios de verano el Puerto de Valencia adjudicó cuatro parcelas de la ZAL a las empresas Grupo Raminatrans, QA Pimba, MSC y Medlog Iberia, que ocuparán una superficie aproximada de 132.000 metros cuadrados y que supondrán una inversión total de más de 73 millones de euros. Las otras tres parcelas quedaron sin comercialización anteriormente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email