X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

en 2016

El Tribunal de Cuentas detecta fraccionamiento de contratos por valor de 300.000 euros en València

21/01/2020 - 

VALÈNCIA. La compra de material electro-lumínico, varias reformas en instalaciones municipales, diferentes acciones formativas, los trabajos de limpieza en l'Albufera, la renovación de fuentes, o el mantenimiento de monumentos históricos. Todos estos servicios adjudicados en 2016 por el Ayuntamiento de València tienen algo en común: el consistorio podría haber incurrido en fraccionamiento de contratos, según el Tribunal de Cuentas.

Lo recoge un informe de fiscalización de este órgano sobre el mencionado ejercicio en los principales ayuntamientos españoles, entre ellos el de València. En él, el Tribunal de Cuentas ha detectado que hasta 21 contratos, por valor de 314.500 euros, se adjudicaron por la vía rápida -por el procedimiento del contrato menor- y de forma inadecuada. Se trata, según recoge el documento, del 23% de los 102 contratos menores estudiados -en total hubo 2.448 en este período-.

Es la primera vez que el Tribunal fiscaliza este tipo de contratación y lo hizo sobre los consistorios de Madrid, Barcelona, Sevilla, València, Zaragoza y Málaga. Los contratos menores en 2016, huelga explicar, eran aquellos de importe inferior a 50.000 euros en el caso de obras o de 18.000 euros para el resto de asuntos (sin contar el IVA) que pueden adjudicarse directamente sin necesidad de publicar un concurso y de que se presenten varias propuestas. Ahora, estos límites se han restringido a cantidades menores.

Esta peculiaridad introduce el riesgo, explica el Tribunal de Cuentas, de que se realicen "fraccionamientos indebidos" de contratos mayores para "eludir" los requisitos de adjudicación. Dicho esto, el informe añade en la mayor parte de los casos se debe a una "defectuosa planificación".

Así, el Ayuntamiento habría adjudicado de forma separada actuaciones que tienen un carácter necesario, reiterado y previsible, así como la prestación de determinados servicios o la compra de determinados bienes que podían responder a un mismo fin, por lo que se deberían haber realizado de manera conjunta, y en algunos casos, deberían haber salido a concurso público.

Foto: KIKE TABERNER

"Se fraccionó la contratación para permitir su adjudicación directa"

Por poner un ejemplo, el Tribunal de Cuentas especifica dos contratos de suministro de material para el Teatro El Musical que fueron adjudicados "en fechas próximas, a la misma empresa, sin que conste que se solicitasen ofertas". Además, ambos contratos responden a la misma finalidad. En total, ascendían a 22.000 euros, "por lo que, de no haberse fraccionado el objeto", prosigue, se deberían haber solicitado un mínimo de tres ofertas siempre que fuera posible.

Otro caso similar: dos contratos para obras interiores y trabajos exteriores en un colegio público. Se adjudicaron en días sucesivos a favor de la misma empresa, sin que hubiera libre concurrencia, y costaron casi 70.000 euros en total. "Las obras afectaban a la misma unidad funcional, con independencia de que afectaran al interior o al exterior, y respondían a la misma finalidad", por lo que "se fraccionó la contratación de las obras para permitir su adjudicación directa".

En esta misma línea, se listan también contratos sucesivos para atender, en realidad, cuestiones que son periódicas y recurrentes y que hay que atender cada año. Estos casos se dan especialmente en servicios informáticos. Así, el mantenimiento de software se adjudicó mediante un contrato menor en 2016 pese a que ya existían otros dos similares el año anterior, y lo mismo ocurrió en 2017.

Con todo ello, el Tribunal de Cuentas asegura que una planificación "más racional" de las actuaciones municipales "hubiera permitido que, en lugar de proceder a la celebración de distintos contratos menores, se hubiera efectuado una contratación única, por el importe conjunto de las prestaciones, a través del procedimiento establecido para cada caso".

En definitiva, solicita al consistorio -como al resto- que evite fragmentar contratos sobre asuntos previsibles, reiterados, o prolongados en el tiempo. Además, recomienda que, aunque no sea una obligación legal, establezca en sus normas internas la promoción de la concurrencia también en los contratos menores mediante anuncios o pidiendo propuestas a un mínimo siempre de tres empresas.

Contratos al límite o sobrecostes

Por otro lado, también hay otras curiosidades explicadas en el documento tras el estudio de estas contrataciones. Una de ellas: en dos contratos, el montante se ajustaba tanto a los límites legales -18.000 euros en suministros y servicios- que lo superaron por un céntimo. Además, se registraron unas obras para la restauración de un refugio antiaéreo que se adjudicaron por unos 49.300 euros pero cuyas obras acabaron facturándose con un sobrecoste de 13.000 euros -un 26,5% más-.

Huelga recordar que otros organismos como la Sindicatura de Comptes ya han advertido por el abuso del contrato menor como fórmula de contratación. Éste lo hizo en 2018 tras detectar un excesivo número de contratos menores adjudicados a un mismo empresario y para un mismo fin.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email