GRUPO PLAZA

traspasa EL MONTANTE AL CAPÍTULO IV de los presupuestos vía enmienda

El Botànic 'activa' los 50 millones de ayudas a la cerámica a la espera del marco legal del Gobierno

1/12/2022 - 

CASTELLÓ. Las ayudas que el sector azulejero espera como agua de mayo para tratar de superar la angustiosa crisis que le cercena derivada de los costes del gas parecen cada vez más cerca. Este miércoles, los tres grupos que conforman el Gobierno de la Generalitat, PSPV, Compromís y Unides Podem, han suscrito una enmienda a los Presupuestos de la Generalitat Valenciana para poner más cerca de la casilla de salida los 50 millones de euros anunciados para ayudas directas del próximo año. 

En concreto, las síndicas Ana Barceló, Papi Robles y Pilar Lima han puesto por escrito traspasar esos 50 millones desde el proyecto para el Fondo valenciano de resiliencia del sector cerámico y de la industria intensiva en consumo energético, ubicado en el Capítulo VIII de las cuentas autonómicas del próximo año; hasta la línea del Capítulo IV titulada Ayudas para compensar el impacto por el incremento del coste energético

El quid de la cuestión estriba precisamente en los capítulos. El conseller de Hacienda, Arcadi España, ya dio un primer esbozo en Les Corts Valencianes y posteriormente detalló en Castelló en la presentación de los presupuestos que el Capítulo VIII funciona como una especie de hucha de donde se pueden ir extrayendo los fondos en función de su necesidad; mientras el IV es un epígrafe en que el dinero ya tiene un destino finalista: solo podrá gastarse en esas ayudas a la cerámica... a no ser que no se pueda utilizar y se articulen mecanismos para rescatarlo. 

Las ayudas, ¿en diciembre?

En este sentido, y tras la reciente visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Castelló, aunque este no pudo detallar las ayudas que se articularán, estas cada vez parecen más cercanas, como este mismo miércoles ha aventurado el presidente de la Diputación provincial, José Martí, quien incluso ha apuntado al mes que este jueves comienza para conocer las medidas. 

Así, una vez dispuestos los 50 millones en ese Capítulo IV, la línea de ayudas específicas al azulejo en las cuentas autonómicas del próximo año pasa a ser de 60 millones de euros. Y para utilizarlos a partir del 1 de enero tan solo queda que el Ejecutivo estatal modifique el marco temporal de las ayudas de Estado a raíz de la guerra de Ucrania que permite la Comisión Europea, de forma que el importe se pueda elevar por encima del límite de medio millón de euros por empresa que impuso la Moncloa en primavera. 

Un riesgo: morir de éxito

Eso sí, podría darse una circunstancia que hiciese imposible echar mano de estas ayudas. Y es que, si a la par que eleva el importe delimitado en el marco temporal, el Gobierno también aumenta sus ayudas hasta coincidir con el primero, la Generalitat no podría hacer uso de los 60 millones habilitados. Es una posibilidad que parece remota, dados los precedentes, pero que, sobre el papel, existe. 

En esta coyuntura, el Consell se vería abocado a articular un mecanismo de rescate para destinar el dinero a otros menesteres, como por ejemplo la financiación, al estilo de la línea de 50 millones que el Institut Valencià de Finances ya ha activado y a la que ya han comenzado a acogerse compañías cerámicas

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme