GRUPO PLAZA

al otro lado de la colina / OPINIÓN

Elecciones engañosas

La democracia, como todo sistema, es perfeccionable, y debe ser cuidado y protegido con mucho esmero y gran responsabilidad, por parte de sus integrantes, pues las amenazas se prodigan.

7/11/2020 - 

Yo no sé si a ustedes les pasará lo mismo que a mi, me siento engañado, estafado, quizás sea muy iluso, porque independientemente de quien haya ganado, y cuando aún no se ha proclamado oficialmente presidente de los Estados Unidos de América, hemos podido ver como las típicas trampas y mentiras de la polític ay las elecciones, han ido mucho más allá, de múltiples formas, en estas fake elecciones USA. Aunque parece, en el momento que se escriben estas lineas, que Joe Biden va a ser el nuevo presidente, contra un candidato presidente como Donald Trump, que lo presentaban como una excrecencia del sistema, y que al final ha conseguido casi la mitad de los sufragios; en una situación que casi recordaba a lo ocurrido en el año 2000, que por poco más de 500 votos y la decisión de la Corte Suprema se proclamó presidente George Bush jr.

Una de las primeras trampas, argucias y grandes riesgos pre-electorales asumidos, ha sido radicalizar la situación política del país, llevándolo al abismo del enfrentamiento civil, por parte de movimientos como la Antifa o Black Lives Matter(existente desde 2013, pero nunca tan virulentos como ahora), que pedían nada menos que la disolución de la Policía, entre otros absurdos, y con los que Biden parecía contemporizar, generando la lógica reacción en el otro extremo, y así poder presentar las elecciones como un gran plebiscito contra Trump. 

Otro de los mantras-trampa, que nos contaban, era que el voto inmigrante, principalmente electores hispanos, iban a huir del presidente Trump y entregarse en masa a Biden,porque según uno de los estereotipos proyectados por los Mass Media sobre el presidente era su carácter racista. Después ha resultado todo lo contrario, pues ese voto Latino” (como ellos llaman) se ha ido al señor Trump, ¿de forma sorprendente?, si no, fíjenselo ocurrido en Florida o Texas, donde el republicano ha vencido por los hijos,ya americanos, de esos inmigrantes o de ellos. 

Lo que es muy curioso, por no decir sospechoso, y después de despejarnos de tantos prejuicios, son las extrañas alianzas entorno a Biden, como las del proletariado de izquierdas con la élite financiera de Wall Street, la de la intelectualidad pulcra y tecnológica con Black Lives Matter que incendiaba las calles, o la de esos culturillas que se las dan de tolerantes pero que llaman al votante de Trump WhiteTrash” (basura blanca), algo muy poco democrático y nada respetuoso con el oponente.

Esas contradictorias asociaciones son un síntoma de los tiempos que corren, y el momento disruptivo en el que vivimos, La Era del Desorden” según Jim Reid (investigador del DeutscheBank), donde parece que el candidato a punto de ser presidente, Biden, lo ha logrado a base de defender los intereses particulares identitarios de múltiples minorías, aunque pudieran ser contradictorios, y sin aparente programa; pero eso sí, liderando un gran frente contra un presidente Trump, cuya propuesta era defender los intereses generales de la nación, con su famoso American First”, y no siendo un político al uso, para empezar, porque ha cumplido bastantes de sus promesas.

Porqué es disruptivo, y ya pensando de puertas afuera de las fronteras norteamericanas y sus elecciones, que es lo que nos afecta a nosotros, porque estamos en un cambio de ciclo en el que nos dirigimos hacia un escenario internacional donde la China comunista continental de Xi Jinping se va conformando en el hegemón mundial, en un sistema que cada vez se parece más al nacional socialismo alemán de los años 30s. Pues en el frente doméstico, Pekín, permite ciertas libertades materiales, como la propiedad privada, pero de libertades formales como decía Vladimir Ilch Ulianov alias Lenin, refiriéndose a los derechos políticos de las democracias burguesas, como el derecho al voto, nada de nada; y en cuanto a su política internacional el partido único chino lo tiene muy claro, en un aestrategia muy bien pensada, con una perspectiva oriental, y planteándose los objetivos a medio y largo plazo, va ejecutando una política expansionista,donde se aplica la máxima de SunTzu de doblegara tu oponente sin tener que combatir, y si no que se lo digan a los países vecinos del mar Meridional de China. Y ya saben, por estas mismas lineas en anteriores ocasiones, que justamente era Trump el único que se había atrevido a hacerle frente a Jinping, ya veremos que hará Biden, en todo caso. 

Porque ese posible mundo futuro con China de líder, hacia el que parece nos dirigimos, se puede asemejar mucho a una mezcla entre sociedad orwelliana, en la que se manipula el lenguaje, la información y se monitoriza a la sociedad, con su correspondiente represión política, como George Orwell recogía en 1947 en su obra 1984”, y una sociedad del tipo Un mundo feliz” de Aldous Huxley de 1932, donde la tecnología permitía una sociedad artificialmente feliz. 

 Y ya terminando,fíjense que ambas obras son del entorno (antes y después) de la II Guerra Mundial, momento cenit de los totalitarismos, que también reflejaron de una u otra forma Orwell y Huxley, y contra los que hay que luchar con la verdad, ciencia o razón o como ustedes quieran llamarle, porque la verdad nos hará libres...pese a quien pese, y frente a cualquier tipo de sectarismo,...y con la ayuda de la prensa, claro.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email