GRUPO PLAZA

para la Planta solar "CSF la Atalaya", de 154 hectáreas

El Gobierno autoriza con condiciones la macroplanta de X-Elio de 120 MW en Villena

9/08/2022 - 

VILLENA. El municipio villenero vuelve a tener protagonismo en el sector fotovoltaico. La firma Mursolar 14, filial de X-Elio Energy obtiene el visto bueno para desarrollar la macroplanta solar "CSF La Atalaya", de 120 MW y para una extensión de 154 hectáreas en Villena. El presupuesto total de ejecución será de 70 millones de euros. De este modo, el BOE publica la resolución desde el Ministerio para la Transición Ecológica para este proyecto al que ponen condicionante medioambientales. A finales de 2021, la filial de X-Elio, como promotora, solicitaba la autorización para implantar sus paneles en Villena como parte de un plan más extenso en la Comunitat Valenciana, donde X-Elio tramita más de 400 MW. 

Así, la evaluación ambiental ha pasado el filtro del Gobierno, poniendo varios condicionantes a la realización del plan. En este sentido, se pronuncia sobre los impactos asociados al terreno -analizados por el promotor-, y sobre los efectos ambientales que pueden derivarse. 

En concreto, la actuación prevista sería la instalación de módulos fotovoltaicos sobre seguidores solares sobre un eje horizontal. La superficie vallada comprenderá 154 hectáreas y la proyección de paneles, algo más de 57 hectáreas. Además, se proyectan infraestructuras de evacuación de la planta solar, la Subestación Atalaya, desde la cual, partirá una línea mixta área-subterránea de alta tensión 132 kV compartida con otros proyectos del nudo Sax. El fin, de esta macroplanta, según la filial de X-Elio es el de "satisfacer parte de la demanda eléctrica mediante la utilización racional y eficiente de un recurso energético renovable". 

Condiciones para proteger fauna, flora y patrimonio

Desde la promotora, según las normativas de administraciones locales, autonómicas y estatales, el proyecto ha de cumplir con ciertas condiciones. Entre ellas: un proyecto de pantalla vegetal en el que se definirán las superficies, dimensiones, densidades y especies que se van a introducir. Algo que ha de ser consensuado con el Consell. 

Otra condición es la de la plantación de ejemplares de pinos piñoneros en un perímetro que ocupe el doble de los diámetros de los ejemplares afectados en una parcela. Asimismo, no podrá darse un desbroce con decapado a la hora de remover el suelo para las obras y, si seda, se deberá restaurar. 

Prohíben el empleo de herbicidas u otros productos químicos para el control de la vegetación en el área y deben elaborar un plan o programa de gestión de la vegetación que identifique las zonas y las épocas en las que se realizará dicho control.

En cuanto a la fauna, dado que en la zona donde se proyecta la planta solar se da la presencia de alcaraván común, y debido al grado de protección de la especie, se realizará una prospección previa al inicio de las obras para descartar que el lugar de nidificación de la especie se localice cerca del ámbito del proyecto. En caso de localizar zonas de nidificación en el ámbito del proyecto, no se realizarán las obras en la época de cría de la especie y se desarrollarán medidas destinadas a compensar la superficie de hábitat perdida. 

Asimismo, habrá un vallado perimetral y en los cierres perimetrales se instalarán dispositivos anticolisión. La empresa también ha de definir medidas agroambientales por la pérdida de hábitat de las especies de interés en la zona. 

El estudio hidrológico y de inundabilidad deberá ser presentado tanto ante la CHJ y al Consell y la firma también debe hacer un seguimiento arqueológico de los movimientos de tierra y sondeos arqueológicos previos en el yacimiento de El Zaricejo. También deben señalizar y balizar la Casa de Hondo de las Carboneras I, Casa de Hondo de las Carboneras II y Casa del Pino. 

Durante las obras, debe realizar un seguimiento trimestral de los trabajos y, posteriormente, uno anual para la explotación para comprobar que no se perjudican flora y fauna silvestres.

Oposición de la asociación Salvatierra

Desde colectivos conservacionistas como la Asociación Salvatierra de Villena se han opuesto, con alegaciones a varias plantas proyectadas en Villena. Una de ellas, la de CSF La Atalaya porque consideran que, la suma de megaproyectos se refiere a un total de cuatro- llevaría a ocupar una superficie mayor que la del casco urbano del municipio. 

Actualmente, X-Elio cuenta con una cartera de cerca de 400 MW en la Comunitat Valenciana, que prevé desarrollar en los próximos años, para los cuales estima una inversión de alrededor de 300 millones de euros. A mediados del año pasado, X-Elio anunció la inauguración de la planta FV "Turroneros" de 35 MW en Xixona, y en el último trimestre de este año, se prevé iniciar la construcción de la planta FV "Turroneros II", de 15 MW.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme