Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

acuerdo para movilizar 540.000 millones de euros en préstamos

Empleo y trabajadores, del acuerdo solidario del Eurogrupo para salir de la crisis del coronavirus

9/04/2020 - 

BRUSELAS. “Nunca ha respondido más rápido la Unión Europea ante una crisis como ahora. En dos semanas estarían disponibles las líneas de crédito para todos los países que lo necesiten y se creará un Fondo de Recuperación solidario y conjunto a medio plazo”. El presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, resaltó la unidad lograda entre los ministros de economía y finanzas de la zona euro y no euro, invitados también a la reunión que ha terminado con un acuerdo histórico donde “el empleo y los trabajadores son al prioridad”.

Una hora bastó para que se pusiera un acuerdo sobre la mesa en la segunda oportunidad que se dieron los miembros del Eurogrupo reunidos ayer junto con o ministros del resto de países fuera de la zona euro. El fracaso de la maratoniana reunión del martes hizo que afloraran las criticas desde todas las instancias a lo largo del miércioles, incluido el presidente del Parlamento Europeo, que pidió responsabilidad a los gobiernos nacionales ante una pandemia mundial que puede acabar con el proyecto de Europa.

Uno de los acuerdos más importantes y que había provocado las discrepancias dos dais antes ha sido la propuesta española y francesa de crear un Fondo de Recuperación que permita salir de la crisis a medio plazo. “Vamos a crecer juntos y no por separados mientas nos azota el virus”, manifestó Mario Centeno en la rueda de prensa posterior. Y, añadió, “estamos en una crisis simétrica y no se puede castigar a unos países con consecuencias asimétricas porque sería muy peligroso”.

El comisario de Economía de la Comisión Europea Paolo Gentiloni, también presente en la reunión, apeló a “buscar los instrumentos financieros par que se cumpla ese acuerdo, mientras los ciudadanos están luchando por sus vidas”. Y explicó que este Fondo estaría “dentro del presupuesto de la Unión Europea”, adelantando que a finales de mes la presidenta Ursula von der Leyen presentaría una propuesta legislativa al respecto.

Mario Centeno, presidente del Eurogrupo

El Fondo de Recuperación, según el texto aprobado, servirá para preparar y apoyar la recuperación, “proporcionando fondos a través del presupuesto de la UE a programas diseñados para impulsar la economía de acuerdo con las prioridades europeas y garantizar la solidaridad de la UE con los estados miembros más afectados”. La palabra clave, “solidaridad” ha logrado incluirse en la propuesta que llegará al Consejo Europeo.

“Dicho fondo sería temporal, específico y acorde con los costes extraordinarios de la crisis actual y ayudaría a distribuirlos con el tiempo a través de un financiamiento apropiado”, explica el texto del acuerdo. Queda por definir en la Cumbre de líderes “su relación con el presupuesto de la UE, sus fuentes de financiación y los instrumentos financieros innovadores, de conformidad con los Tratados de la UE”.

Respecto al instrumento financiero para hacer frente a la pandemia a corto plazo, se trata de uno de los instrumentos del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), “nunca antes utilizado”, como aclaró su presidente Klaus Regling. Consiste en una línea de crédito del 2% del PIB del país que lo solicite para hacer frente a los costes directos e indirectos de la pandemia. Centeno explicó que, “si este crédito se da a todos por igual, no habrá peligro de que algunos países caigan, en pro de una sostenibilidad financiera”.

Concretamente, dice el acuerdo, se le nombra como el “Apoyo de Crisis Pandémica”, basado en la “precaución existente de ECCL”, una línea de crédito del MEDE como “salvaguarda relevante para los Estados miembros de la zona del euro afectados por este shock externo”. Estaría disponible para todos los Estados miembros de la zona del euro durante estos tiempos de crisis y el único requisito para acceder a la línea de crédito será que los Estados miembros de la zona del euro que soliciten ayuda se comprometan a utilizarla para financiar “los costes relacionados con la atención médica, la cura y la prevención directa e indirecta debido a la crisis de Covid-19”.

Nadia Calviño, ministra de Economía

Plan a siete años

Por último, el próximo Marco Financiero Plurianual (MFP) de la UE desempeñará un papel central en la recuperación económica. “Tendrá que reflejar el impacto de esta crisis y el tamaño de los desafíos futuros, estableciendo las prioridades correctas, para permitir a los Estados miembros abordar de manera efectiva las consecuencias de la crisis del coronavirus”, señala el texto. Además, insiste en la importancia de “apoyar la recuperación económica y garantizar esa cohesión dentro de la Unión a través de la solidaridad, la equidad y la responsabilidad”.

Así pues, día y medio después, las negociaciones a todos los niveles han logrado un consenso inicial entre los ministros de economía y finanzas, para llevar sus conclusiones ante la próxima cumbre extraordinaria del Consejo Europeo. Los líderes de todos los Estados miembros tendrán la última palabra en una cumbre aún sin fecha y decidirán el camino a seguir para hacer frente a la crisis económica y social que se avecina.

En el recuerdo no muy lejano quedan las medidas de austeridad impuestas a los países rescatados en la última crisis financiera de 2008 y que tan maltrechas dejaron sus economías. La exigencia de reformas estructurales como condición es  algo a lo que se sigan esta vez los países que deberán afrontar la salida de la crisis con mayor dureza al haber sido golpeados por el coronavirus con más dureza.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email